Bolivia es el cuarto país más vulnerable a los ciberataques

0
45

ATT DA LOS PRIMEROS PASOS PARA INSTRUMENTAR UN SISTEMA DE SEGURIDAD

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el Estado no cuenta con equipos de seguridad y educación informática, como en otras naciones y regiones.

Bolivia es el cuarto  país   más vulnerable a los ataques cibernéticos a escala mundial porque no cuenta con un sistema y educación para prevenirlos. El ente regulador prepara un equipo nacional para mejorar los controles.
“Bolivia es (un país) bastante vulnerable; está en el cuarto lugar en vulnerabilidad a nivel mundial”, informó Pablo Palacios,  administrador de Programas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés) en un taller organizado por la Autoridad de Regulación en  Transportes y Telecomunicaciones (ATT).
Un ataque informático es un método por el cual una persona, mediante un sistema informático, intenta tomar el control, 
desestabilizar o dañar otro sistema informático, ya sea un ordenador, red privada, pública u otro.
El experto explicó que la baja calificación de Bolivia se debe a “la falta de creación de un sistema de ciberseguridad que responda a situaciones de emergencia”. Un segundo factor es  la ausencia de una cultura para el uso de sitios seguros y que se proteja sobre todo  a la niñez.
En este sentido, destacó el programa “No caigas en la red”, dirigido a niños y adolescentes que organizó la ATT y fue presentado la anterior semana.
Palacios agregó que entre los primeros sitios de vulnerabilidad se encuentran países de la región como Perú, Ecuador y en Asia el más vulnarable es China, país que está expuesto  a una gran cantidad de ataques en su red.
Casos 
Según el experto, los embates  más frecuentes son los dirigidos al sector financiero, a través  del robo de tarjetas de crédito, débito o  las transacciones online.
También se presentan casos de  intentos de acceso a información del Gobierno, a datos restringidos o el robo de cuentas de correo electrónico. 
“En el caso de Bolivia (hay ataques)  para el acceso a información del  Gobierno, de las Fuerzas Armadas (FFAA) y las entidades financieras son bastantes vulnerables”, puntualizó. 
Para revertir esta situación, la ATT inició ayer una serie de talleres que continuarán hasta el viernes para la creación del “Programa de Preparación y Evaluación de un equipo Nacional de Ciberseguridad”.
El director de la entidad, Luis Felipe Guzmán, informó que el taller está “pensando en la seguridad cibernética que debe contar el país (…). La seguridad cibernética es un proceso largo que, además de capacitar a nuestra gente, debemos equiparla”; y además dijo que los expertos de la UIT los asesorarán.
“Desde hace años se pensaba en este taller. Hubo ataques a diferentes instituciones no sólo públicas, sino privadas, y  es necesario que tengamos a nivel nacional un equipo contra ataques cibernéticos”, subrayó.
Estadísticas 
Guzmán recordó que el año pasado el propio portal de la ATT fue atacado, sin embargo, reconoció que no existe una cuantificación de entidades públicas o privadas afectadas. “Cada institución tiene sus propios niveles de seguridad, pero lo que se necesita y requiere es hacer un centro nacional. Así todas las instituciones públicas como privadas se ayudarán. En muchos países funciona esto y estamos dando el paso inicial para una ciberseguridad nacional”, aclaró.
Este equipo de seguridad, según la ATT, será el encargado de realizar un continuo análisis de información sobre amenazas.

“Alertarán de manera preventiva tanto a organismos del sector público como del privado a mejorar su sistema de seguridad, ayudar en la solución de vulnerabilidades identificadas y mejorar la postura de seguridad global”, señala  una nota de prensa de  la entidad.

Agenda del  taller
Objetivo   El taller de preparación y evaluación del Equipo Nacional de  Ciberseguridad es organizado por la ATT para el desarrollo de prácticas y procesos tecnológicos, orientados a establecer mecanismos de vigilancia y defensa de los activos esenciales  contra los ataques cibernéticos.
Público Está dirigido a representantes de los ministerios de  la Presidencia, Gobierno, Defensa, Planificación, Economía, Obras Públicas, entidades financieras, empresas operadoras y proveedoras de los de servicios de telecomunicaciones e internet, agencias nacionales de seguridad, universidades e institutos nacionales de investigación y  organizaciones locales privadas, cuyo trabajo se relacione con la seguridad informática.

Opera un mercado negro de software maligno

El número de ataques cibernéticos a escala internacional creó un mercado negro en la comercialización de sofware maligno o virus, que se extiende  por varios países.
“El incremento de los ataques generó un mercado negro y clandistino para este tipo de software maligno y el desarrollo de  las herramientas y venta. Mientras haya gente que lo consuma y lo compre, el mercado estará latente”, alertó ayer el administrador de Programas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), Pablo Palacios.
Según el experto,  existen diversas motivaciones para llevar adelante un ataque informático o cibernético. Por ejemplo,  la enemistad con una empresa, o  un movimiento  global o robo de identidad o dinero. “Hasta  2012 se calcula  que a nivel mundial habían 110 billones de dólares en pérdidas; hay más de 6,5 millones de virus que se han creado y hay diferentes tipos de ataque, desde los que afectan a servicios hasta los que afectan a personas naturales. Hay gusanos, herramientas y software creados con códigos maliciosos”, explicó.
Estos programas atacan las computadoras o sistemas informáticos  con  paquetes de instalación de software,   redes sociales o con memorias USB y  una infinidad de métodos.
Palacios  recomendó a  Bolivia  reforzar su sistema legal para prevenir estos delitos y buscar orientación a nivel regional.
Para ese fin se puede apelar a las sugerencias de la UIT y trabajar en la parte legal con otros países. “Lo más difícil es una homogeneización de la parte legal a nivel internacional”, aseveró el experto invitado por la ATT.