El Samsung Galaxy SIV «muere» al caer desde los tres metros de altura

0
62
Foto: Cortesía Google

Desde TechSmartt sometieron al Galaxy 4 y al iPhone 5 a varias caídas. El móvil de Apple sobrevivió a todas

ABC.- Desde TechSmartt han hecho unas pruebas muy sencillas de caídas comunes para verificar la resistencia del Samsung SIV frente al iPhone 5. Tal como destacan en Mashable, la resistencia a golpes es una cualidad que se debe buscar a la hora de comprar o cambiar de dispositivo. En estas mismas pruebas el Galaxy SIII no salió muy bien parado frente a su rival iPhone 5.

Un miembro de TechSmartt ha grabado un vídeo en el que demuestra fácilmente la batalla de dureza entre los dos «smartphones» de alta gama. Las caídas se grabaron con una cámara principal, una GoPro en el suelo y la cámara del dispositivo.

Probaron varias alturas nada extravagantes, ya que la idea de la evaluación era tomar en cuenta los tipos de caídas comunes que le ocurrirían a cualquier usuario.

La primera de estas fue la «prueba del bolsillo». En esta el dispositivo cae desde la altura promedio en la que se encuentra el bolsillo de un pantalón de una persona promedio. En esta evaluación ambos dispositivos sobrevivieron con algunos raspones como consecuencia del impacto contra el suelo de asfalto.

La segunda prueba fue la del «pecho». Se simulaba la caída que sufriría el dispositivo mientras el usuario envía un mensaje de pie. Otra vez, ambos equipos sobrevivieron con un par de rasguños.

El «Crash» de Samsung

La prueba de fuego llegó a los dos metros de altura, lo que podría suceder si el terminal se le cae a un usuario que tiene todo el brazo extendido sobre su cabeza. El Galaxy SIV sufrió daños en su «touchscreen», que registró algunas grietas en una esquina. La pantalla interna sobrevivió y el dispositivo en general continuaba operativo.

El iPhone 5 ganó esta prueba, porque al caer desde la misma altura solo registró algunos rasguños en su carcasa. La pantalla salió ilesa.

En el último experimento los móviles cayeron desde los tres metros de altura, un caso desafortunado.

El Galaxy SIV no sobrevivió. Según este experimento, el movil de Samsung ya tenía el fallo en el «touchscreen» pero continuaba funcionando. Al caer, la pantalla se estrelló mucho más, la tapa trasera se salió de su sitio, el móvil dejó de grabar y el lente de la cámara se estrelló. Señala el miembro de TechSmartt que el móvil se apagó unos minutos después y aunque intentó encenderlo, éste no reaccionó, «murió». «Es un día triste para el Samsung Galaxy S IV. R.I.P», señalan en el vídeo.

El iPhone 5 también superó esta prueba con un par de heridas sobre la carcasa de metal.

Para retar más al iPhone 5, lo sometieron a dos pruebas extras. Repitieron la caída de los 3 metros pero con la pantalla boca abajo y «atropellaron» al móvil. El dispositivo sólo resultó con una pequeña herida en una esquina de la pantalla.

Cabe recordar que no fue un experimento científico muy controlado, pero da algunas idas sobre lo que podría pasar con los dispositivos.