La NASA descarta la amenaza del impacto de asteroides en la Tierra por al menos 100 años

0
15

Tras el impacto de un meteorito el viernes pasado en Rusia, la ONU hizo hoy un llamado a mejorar la colaboración internacional y la prevención ante los peligros del espacio exterior.

Es necesaria una red internacional de alerta de los peligros del espacio exterior y la creación de dos grupos que asuman labores de investigación y de defensa, señalaron expertos en temas aeroespaciales reunidos en Viena.

De momento, un grupo de expertos de la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA) está articulando esas propuestas, que se prevé sean aprobadas el próximo año por la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

El impacto del meteorito aumentó la consciencia de que estos sucesos pueden ocurrir, dijo el jefe del programa de la NASA para la observación de objetos cercanos a la tierra, Lindley Johnson. “Debemos prepararnos mejor a algo así”. Lo ideal es que estos eventos se conocieran mucho antes para tener tiempo para sondear la mejor opción. Y también debe informarse mejor a la población, dijo el funcionario de la agencia espacial estadounidense.

Con sus recomendaciones, los expertos se referían sobre todo a cuerpos amenazantes de más de un kilómetro de diámetro, el límite a partir del cual deben temerse consecuencias mundiales en el caso de impacto. Hasta ahora no había ninguna estructura global para actuar en un caso así.

Los científicos quieren establecer ahora una red global y diversos grupos de expertos internacionales que puedan movilizarse y actuar en distintas situaciones. “Si hay una amenaza debe abrirse el cajón y tener preparada la misión adecuada”, dijo el presidente del equipo de acción de la ONU para objetos cercanos a la tierra, Sergio Camacho. La nueva red informará a los Estados sobre el peligro y los cálculos de los expertos. Pero las decisiones sobre defensa se tomarán a nivel político.

En el caso de impacto de un meteorito con consecuencias mundiales los expertos debatieron diversas técnicas de defensa, desde provocar un cambio de órbita con el ataque de un misil hasta emplear una bomba nuclear como último recurso.

Sin embargo, según se cree ahora, no habrá una amenaza importante en los próximos cien años: “Pueden dormir tranquilos, que ahí fuera no hay ningún objeto cuyo impacto pudiera tener consecuencias globales”, dijo Johnson. Y es que esa amenaza se descubriría años antes de materializarse.

El impacto del meteorito en Rusia no podría haberse evitado, afirmaron los expertos. Pero la gente podría haber estado mejor informada y prepararse para ello. Tienen que aprender, explicó, que si ven un rayo blanco y una gran estela en el cielo “tienen que protegerse de la onda expansiva y por ejemplo, apartarse de la ventana”.