Qué es el “doxing” y por qué enfrenta a las grandes tecnológicas con el gobierno de Hong Kong

BBC Mundo
0
320

Un proyecto de reforma de la ley de protección de datos en Hong Kong que tiene en el punto de mira el doxing ha puesto a las grandes tecnológicas como Facebook, Google, Apple y Twitter en alerta.

“El doxing (también escrito como doxxing) consiste en revelar información identificadora de una persona —como su nombre real, dirección particular, lugar de trabajo o datos financieros— en internet, y luego divulgarla al público sin el permiso de la víctima”, explica la firma de seguridad Kaspersky Lab.

Las autoridades hongkonesas dicen que esta actividad se ha extendido en su territorio desde las protestas masivas de 2019 y que debe frenarla para proteger la información personal de sus ciudadanos, y para ello están planeando reformar la ley de protección de datos.

Pero Coalición de Internet de Asia (AIC, por sus siglas en inglés), un consorcio de empresas tecnológicas con sede en Singapur y que incluye a Google, Facebook, Twitter y Apple,mostró su preocupación, ya que considera que los cambios propuestos a la legislación la harán “demasiado amplia”.

¿Por qué esta ley y qué cambios propone?

En mayo, el gobierno de Hong Kong anunció planes para cambiar la ley de privacidad de datos después de que, según las mismas autoridades, el doxing se hubiera usado ampliamente durante las protestas prodemocracia de 2019.

La táctica, de acuerdo a las autoridades, se utilizó para hacer públicos los nombres de los agentes de policía que participaron en la represión de las protestas y de funcionarios judiciales involucrados en acciones legales contra activistas.

De aprobarse los cambios a la ley, esta perseguiría el doxing y daría a las autoridades el poder de obligar a las empresas de redes sociales y a sitios web a eliminar información personal de sus plataformas.

En 1997, la antigua colonia británica de Hong Kong fue devuelta al dominio chino y es hoy, junto a Macao, un de las dos regiones administrativas especiales que existen en la República Popular China.

Pero los activistas a favor de la democracia dicen que Pekín está erosionando libertades, especialmente a raíz de una controvertida ley de seguridad nacional que se introdujo el año pasado. China niega estas acusaciones.

“Barreras al comercio”

En una carta dirigida a la Oficina del Comisionado de Privacidad de Datos Personales de Hong Kong, fechada el 25 de junio pero hecha pública el lunes, la AIC expresó su preocupación por los empleados de las empresas que la componen, ya que, de aprobarse la nueva normativa, podrían enfrentar multas y hasta penas de cárcel, apunta.

La propuesta contempla multas de hasta HK$1 millón (unos US$130.000) y cinco años de cárcel para quienes revelen datos de otras personas sin su autorización, que puedan usarse para amenazar o intimidar.

“El personal de las plataformas que trabaja en Hong Kong no es responsable de las operaciones de las plataformas, ni tiene derecho de acceso o control para administrar los contenidos”, se lee en el escrito de la AIC.

“La única forma de evitar estas sanciones para las empresas tecnológicas sería abstenerse de invertir y ofrecer sus servicios en Hong Kong, desproveyendo así a las empresas y consumidores de Hong Kong, mientras [el gobierno de Hong Kong] crea nuevas barreras al comercio”, agrega la carta.

La AIC le aclaró a la BBC que la carta no se refiere a ninguna empresa en particular y que ningún miembro del consorcio planea irse de Hong Kong.

Por su parte, Google y Apple no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentario de la BBC. Facebook y Twitter remitieron a la BBC a la carta original de la AIC.

“Combatiendo el doxing ilegal”

El texto iba dirigido a la Oficina del Comisionado de Privacidad de Datos Personales de Hong Kong, que dijo en respuesta que los cambios solo afectarían a la práctica ilegal del doxing.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, declaró que unos funcionarios se reunirán con representantes de las empresas que están preocupadas por los cambios y desestimó las preocupaciones al ser preguntada por ello este martes.

“Estamos combatiendo el doxing ilegal y empoderando a los comisionados de privacidad para que investiguen y realicen operaciones, eso es todo”, explicó la política a los periodistas en una rueda de prensa.

También dijo que su gobierno continuaría acelerando la nueva legislación.