Hollywood cambia la historia en Bolivia. II Parte
Edición "dat0s 231"
Por: Redacción dat0s
Julio 2020
Más artículos

 



En la edici√≥n de diciembre de 2012, la revista dat0s public√≥ una investigaci√≥n sobre una red de extorsi√≥n conformada por funcionarios del Ministerio de Gobierno que puso en duda la reputaci√≥n internacional del Gobierno. Jacob Ostreicher, ciudadano jud√≠o-norteamericano que lleg√≥ a Bolivia a realizar inversiones en tierras es el personaje central de esta historia de pel√≠cula, amigo de magnates estadounidenses y del actor de cine Sean Penn. Les contamos esta incre√≠ble historia en dos partes. POR REDACCI√ďN DATOS

 

Segunda parte

¬ŅQui√©n denunci√≥ ese presumible volte√≥?

Se sabe que Dorado tiene un hermano que hasta ser detenido por ganancias ileg√≠timas en septiembre de este a√Īo, fue quien tramit√≥ el proceso contra la colombiana Claudia Rodr√≠guez. Entretanto, An√≠bal Dorado se encuentra actualmente pres√≥ en la c√°rcel p√ļblica de Palmasola en Santa Cruz.

Las aristas del caso Ostreicher van por lo tanto m√°s all√° de la desarticulaci√≥n de la presunta banda de extorsi√≥n que operaba desde el Ministerio de Gobierno. Otra pregunta es: ¬ŅQui√©n empuj√≥ a An√≠bal Dorado a iniciar un proceso contra Rodr√≠guez tomando en cuenta que las tierras estaban anotadas a nombre de su hermano Maximiliano considerado narcotraficante confeso?

El ministro Romero tiene en sus manos un caso muy serio que resolver. Ha anunciado una auditor√≠a para establecer responsabilidades en los √≥rganos involucrados, pero nadie cree que eso ser√° suficiente ya que las estructuras que se est√°n investigando son peligrosas ramificaciones enquistadas en varios niveles. El caso dio para hilvanar argumentos de la red. Otro detalle de este singular caso es la relaci√≥n que mantiene con el grupo, el exdirector de Gesti√≥n P√ļblica del Ministerio de la Presidencia, Juan Manuel Antezana Pinaya, quien lleg√≥ a ocupar ese puesto por influencia de su concu√Īado, el anterior ministro de Defensa Legal del Estado y hoy diputado H√©ctor Arce.

Altas fuentes en el partido de Gobierno manifestaron que Antezana puede ser una de las piezas clave para esclarecer los móviles de la red por su conocimiento de asuntos que se tramitan en dependencias del Ministerio de la Presidencia. Hay versiones dentro del propio Gobierno que afirman que nadie quiere ceder nada por salvarse o involucrar a otras autoridades que conocen a fondo el caso familiarmente conocido como "Jacob Ostreicher."

El ministro Carlos Romero ha se√Īalado que la banda era investigada hace seis meses, lo que confirma que hab√≠a gente en el Gobierno que sab√≠a de las implicaciones pol√≠ticas si el esc√°ndalo llegaba a estallar como finalmente ocurri√≥.

No se puede pasar por alto el hecho que el presidente Evo Morales fue advertido de la existencia de la red a trav√©s de un mensaje de texto por una persona que est√° √≠ntimamente relacionada con √©l. Otro tema que no ha sido mencionado y que es vital en el curso de la investigaci√≥n hace referencia a que el abogado de Ostreicher es hijo de Jerjes Justinino, nombrado no hace mucho embajador de Bolivia en Brasil. El hijo, tambi√©n Jerjes, es conocido en las √©lites cruce√Īas por involucrarse en casos controversiales. Otro dato curioso es que Justiniano fue designado en el puesto diplom√°tico luego de otro esc√°ndalo tan complejo como este. Relacionado esta vez a una publicaci√≥n de la revista Veja de Brasil que apunt√≥ a Maximiliano Dorado operando bandas de narcotraficantes en Bolivia, incluso con protecci√≥n oficial. Una de las primeras recomendaciones del Gobierno es iniciar un proceso por calumnias e injurias al poderoso medio brasile√Īo.

 

El papel de Sean Penn

Otro detalle curioso en toda esta trama es el papel inusual de un artista de Hollywood y sus relaciones con el presidente Morales. El actor Sean Penn ha recorrido varios pa√≠ses tercermundistas como defensor de causas perdidas; actuando por ejemplo como embajador itinerante de Hait√≠, ha recaudado fondos supuestamente para las v√≠ctimas del terremoto del pa√≠s centroamericano. As√≠ como esa, se le conocen otras acciones en defensa de los derechos humanos, las libertades individuales y de grupo, contra abusos y la discriminaci√≥n. Ya hab√≠a estado en el pa√≠s en dos anteriores ocasiones. En una de ellas el presidente Morales lo nombr√≥ defensor de la hoja de coca. Cuando Penn fue informado que su amigo Ostreicher estaba detenido en Bolivia -en un negocio turbio en el que estaban en juego US$ 24 millones- no pens√≥ dos veces en venir a Bolivia a abogar por √©l, entrevist√°ndose directamente con su amigo el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales. Desde que sali√≥ de Bolivia con la libertad de Ostreicher bajo la manga, ha preferido mantener distancias con el Gobierno Nacional, aunque sigue ejecutando su papel como embajador itinerante de Hait√≠ y aprovecha su grado de amistad con otros presidentes latinoamericanos que abrazan causas socialistas en com√ļn. Es amigo de los Kirchner en la Argentina, Lula en Brasil, Hugo Ch√°vez en Venezuela y Morales en Bolivia.

 

La caída de la red

Parte del folder de la investigaci√≥n sobre la red de extorsi√≥n establece que Ostreicher lleg√≥ a Bolivia porque ve√≠a una gran oportunidad de hacer negocios. Fue hace cuatro a√Īos. Invirti√≥ US$ 24 millones junto a su socio el multimillonario de origen suizo, Andre Zorty, meses despu√©s fue detenido ante sospechas de que el dinero de su inversi√≥n proven√≠a de actividades del narcotr√°fico. Sin embargo, no existen informes de que Zorty est√© involucrado en bandas ilegales del narcotr√°fico. Lo que se sabe es que la colombiana Claudia Rodr√≠guez, detenida en Sucre en el marco de la investigaci√≥n, es una ficha clave para desentra√Īar el entramado. Era la apoderada de los inversionistas desde el a√Īo 2008. Fue nombrada gerente general de las empresas de Zolty y Ostreicher en Bolivia y se sospecha de sus relaciones con el narcotr√°fico hace mucho tiempo atr√°s. De ah√≠ su relaci√≥n con los hermanos Dorado. Maximiliano y An√≠bal se constituyen, por lo tanto, en las siguientes fichas clave en la investigaci√≥n.

Una declaraci√≥n condenatoria ha sido lanzada en este mismo caso por la presidenta de la C√°mara de Diputados, Rebeca Delgado. Ella ha se√Īalado que si hasta fin de mes no se conocen a los verdaderos responsables de la banda de extorsi√≥n, la c√°mara de Diputados de la Asamblea Legislativa a su cargo, tomar√° acciones respecto a la investigaci√≥n. "Ahora a lo que se ha llegado es simplemente a mandos medios y estos mandos medios no creemos que hayan actuado solos. Proponemos un comp√°s de espera para ver los resultados, ojala a mediados o fines de este mes, de lo contrario exigiremos convertirnos en cabeza del Ministerio P√ļblico para saber hasta d√≥nde lleg√≥ esta banda".

 

El multimillonario mercado de la extorsión

La banda ten√≠a brazos operativos y ramificaciones en varios sectores. Ser√° dif√≠cil precisar el n√ļmero de personas que fueron v√≠ctimas de esta red delincuencial en este y en otros casos. Las autoridades judiciales encargadas de esclarecer este esc√°ndalo dicen que podr√≠an seguir apareciendo nombres de personas que exig√≠an dinero a cambio de modificar fallos en la justicia y/o favores para evitar procesos. El departamento de Santa Cruz fue uno de sus platos fuertes porque all√≠ radic√≥ en los primeros a√Īos del Gobierno una resistencia al "proceso de cambio". El accionar de los delincuentes fue ejercer presiones y chantajes contra grupos de poder cruce√Īos en los que por medio se compromet√≠an millonarias recaudaciones.

Fundamentado en la ilegalidad, este mercado de ganancias ileg√≠timas fue uno de los m√°s pr√≥speros para sus operadores y para los interesados en sustraer la vida y los negocios ajenos. Libre de cualquier fiscalizaci√≥n, la extorsi√≥n abarca un grupo de personas poco √©ticas y malintencionadas. Fue com√ļn que ex polic√≠as y funcionarios gubernamentales, en virtud a su acceso a datos confidenciales, compongan este furtivo mercado. Ahora detenidos, nada garantiza que dejar√°n de actuar.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
An√°lisis
Actualidad