Complejo Hospitalario de Miraflores clama por equipamiento y bioseguridad
Por: Erbol
Septiembre 2020
Fotografia: La Razón

El Complejo Hospitalario de Miraflores, que agrupa a nosocomios p√ļblicos de La Paz, m√©dicos y funcionarios sanitarios, mediante un pronunciamiento, lamentaron las muertes por las condiciones en que debe trabajar el personal de salud y exigieron al Gobierno central que les dote de bioseguridad y equipamiento para atender la pandemia de la COVID-19.

Los mismos sectores se manifestaron pidiendo condiciones ya desde marzo. Ahora la molestia rebalsó y volvió a surgir tras el fallecimiento por coronavirus de quien fuera considerado uno de los mejores especialistas del país, el médico José Urizacari, presidente de la Sociedad de Neumología, llamado por sus colegas el "superneumólogo". debido a su capacidad aunada a su voluntad de trabajo, quien además combatía contra el COVID en primera línea y sin descanso, pese a su edad.

"Nuestros colegas están muriendo y nadie dice nada", reclamaron los médicos, a tiempo de insistir en que se les provea de insumos de bioseguridad para cuidar sus vidas.

"¬ŅEn estas condiciones c√≥mo podemos ser eficientes?", cuestionaron los galenos al Gobierno, mediante su manifiesto.

Enfatizaron que es urgente la provisión de más respiradores, de monitores, de tomógrafos y otros equipos necesarios.

"Los pacientes del Hospital del T√≥rax est√°n muriendo ahogados", dijo el director de dicho centro, √Čdgar Pozo, en conferencia de prensa, a tiempo de informar que tendr√°n que rechazar los respiradores chinos porque no re√ļnen las condiciones y ponen en peligro a los pacientes.

"El Instituto Nacional del T√≥rax ha sido declarado COVID pero hasta ahora no le dan condiciones de trabajo; el Hospital de Cl√≠nicas no ha recibido a√ļn el personal ni los equipos m√©dicos prometidos", se√Īala el pronunciamiento.

Se quejaron igualmente de que "el Hospital del Ni√Īo no tiene recursos del SUS, el Hospital de la Mujer est√° colapsado, el Hospital Gastroenterol√≥gico est√° pr√°cticamente en quiebra; el Hemocentro no tiene el recurso humano suficiente, el Instituto de Medicina Nuclear no tiene reactivos e insumos para tamizaje neonatal y el Hospital Oftalmol√≥gico tampoco tiene apoyo".

Insistieron en su demanda de ser protegidos por la Ley General del Trabajo al tiempo que recordaron que lucharon en las calles y ahora sólo reciben maltratos, bajos sueldos y jubilaciones no adecuadas

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
An√°lisis
Actualidad