Otra piel sin alterar el concepto
Edición "dat0s 222"
Por: Carlos Rodriguez San Martín
Junio 2019
Fotografia: National Geographic

En el largo transitar de la revista dat0s nos hemos encontrado en diferentes situaciones reservadas a distintos momentos de la historia del país. Nos iniciamos en 2000 como un magazine político en esencia. La influencia caló gran parte del periodo previo. El contenido obedecía a una necesidad. La política era como una transfusión de sangre en cada una de nuestras ediciones. Convivimos con ella reflejando la realidad desde esa esquina. Sin importar ideologías, derechas o izquierdas, dat0s se convirtió en la primera revista en transitar los duros caminos de la verdad. Siempre que los lectores me han preguntado sobre la política digo que es como una bolsa de gatos en la que caben todos aunque nunca se sabe qué pasará adentro. Quien acabará con quién y quiénes magullados. La política es ingrata. Transitamos durante largos años esa experiencia.

Pasado el tiempo sentimos la necesidad de cambiarnos de piel sin dejar de ser un magazine político incursionamos en economía como un complemento de la primera y a medida que avanzaba la ciencia y la tecnología necesitamos dar nuevamente un giro de línea con los cambios que se producen a diario en el mundo. Esto nos ha llevado a nuevas experiencias. En esta edición el lector se encontrará con un nuevo cambio en las tendencias de género y conceptos que dominan la época que vivimos. La Moda y el Diseño son movimientos de particularidades muy ricos por lo variado; textura y piel y no dejan de ser un elemento clave para entender el nuevo mundo en la particularidad anti-simétrica de una revolución de género que conceptualiza la marca y domina el nuevo ciclo. Además de otros temas de interés general, como las consecuencias de una guerra tecnológica entre las superpotencias.

 

Identificación Intersexual


La versión en español de la revista National Geographic destaca uno de los temas más en boga como la identificación intersexual. En sus páginas a ritmo de calar hondo en los sentidos destaca la irresistible fuerza de Jonathan, de ocho años de edad; se identifica como niño y como niña simultáneamente desde los dos años y medio. En el Campamento de Día Arcoíris de la Bahía de San Francisco, en California, donde los niños pueden expresar libremente su identidad de género, Jonathan se disfraza de unicornio.


 

Imprimir
Enviar Articulo