El contragolpe de Evo Morales y el lawfare reversionado
Por: Claudio Fantini | Revista Noticias
Marzo 2021
Fotografia: Opini贸n

La Eva que derrot贸 a聽Evo Morales聽es la senadora del MAS que legitim贸 a聽Jeanine 脕帽ez聽como presidenta interina. Por esa raz贸n, y porque聽Eva Copa聽no acat贸 con sumisi贸n sus decisiones:聽Evo Morales聽le impidi贸 ser la candidata del聽MAS聽a la alcald铆a de聽El Alto, la segunda ciudad m谩s poblada de聽Bolivia. Ella lo desafi贸 postul谩ndose por otro partido y arras贸 en las urnas al candidato impuesto por el ex presidente.

Evo fue derrotado por Eva en la urbe que est谩 junto a聽La Paz, pero el l铆der del MAS se tom贸 revancha con otra mujer. La detenci贸n de Jeanine 脕帽ez mostrar铆a a la Justicia adoptando la versi贸n que Morales intenta imponer sobre los sucesos del 2019. Y este giro puede ser peligroso.

Las im谩genes resultaron inquietantes. La polic铆a introduciendo a la ex presidenta interina en lo que parece un calabozo de comisar铆a. Si los jueces sentenciaran a A帽ez por dar un golpe de Estado, podr铆an ir despu茅s por聽Eva Copa聽y los otros legisladores del MAS que, en aquel turbulento noviembre del 2019, firmaron el acuerdo que dio legitimidad al interinato.

驴Hubo golpe de Estado? 驴el gobierno interino fue ileg铆timo? A simple vista, las respuestas parecen concatenarse: si se establece que hubo golpe, se establece tambi茅n que el gobierno originado en esa ruptura institucional fue ileg铆timo. Sin embargo, la complejidad del caso permite afirmaciones que parecen contradictorias:聽hubo golpe de Estado y tuvo legitimidad el gobierno de transici贸n.

Existen elementos objetivos para ambas afirmaciones, aunque la versi贸n que m谩s tarde impuls贸 Morales niegue tal legitimidad. Que los jueces hayan asumido esa versi贸n, en la cual Evo s贸lo fue v铆ctima y no tuvo ninguna responsabilidad en aquellos tr谩gicos sucesos, podr铆a ser el preludio de persecuciones pol铆ticas. Los acontecimientos no se agotan en el golpe.聽A Evo lo derrocaron,聽pero eso no lo libera de responsabilidades, ni convierte en delito al gobierno interino.

El origen del caos fue una maniobra fraudulenta que posiblemente alter贸 el escrutinio. Incluso si el escrutinio no fue alterado, la interrupci贸n del conteo cuando alcanzaba el 84 por ciento de los votos y el resultado implicaba una segunda vuelta en la que pod铆a ganar聽Carlos Mesa, s贸lo puede entenderse como maniobra fraudulenta. Por eso cuando el escrutinio se reinici贸 con Evo ganando en primera vuelta, la elecci贸n ya estaba estropeada y las protestas eran la consecuencia inexorable.

En ese caos, el ultra-conservador聽Luis Camacho聽impuls贸 el accionar de turbas violentas que quemaron casas y secuestraron familiares de funcionarios y legisladores del MAS, para exigirles que dimitan y hagan renunciar a Morales. El incendio de la vivienda de la hermana del presidente y el linchamiento de聽Patricia Arce, alcaldesa de Vinto a la que embadurnaron con pintura y arrastraron por las calles, son algunas de las tantas pruebas de la ferocidad insurreccional desatada.

Camacho inici贸 su cruzada en聽Santa Cruz, enarbolando una Biblia que luego levant贸 脕帽ez al ingresar al Palacio del Quemado. La violencia organizada impuso la renuncia de Morales, del vicepresidente聽Garc铆a Linera聽y de la presidenta del Senado聽Adriana Salvatierra. La sucesi贸n continuaba por el senador que la bancada mayoritaria decidiera en sesi贸n extraordinaria. Pero turbas con barricadas ardientes rodeando el Congreso impidieron el ingreso de muchos legisladores oficialistas. En esas condiciones, un pu帽ado de senadores encumbraron a la vicepresidenta segunda: Jeanine A帽ez.

Reflejando el caos imperante y reconociendo la responsabilidad de Evo, la Confederaci贸n Obrera Boliviana (COB) le recomend贸 dimitir. Pero que el general聽Williams Kaliman, como jefe del ej茅rcito, haya aparecido en TV "aconsejando" al presidente que renuncie, es Golpe de Estado. Un jefe militar s贸lo puede aconsejar a un mandatario si 茅ste se lo pide, y en privado. Pero si aparece en televisi贸n rodeado por la c煤pula castrense, aconsejando al jefe de Estado que renuncie, no est谩 dando una opini贸n sino un pronunciamiento.

Lo que en realidad hizo el jefe militar fue anunciar que el ej茅rcito no har铆a nada contra las turbas que actuaban como guerrillas urbanas. No obstante, tambi茅n es un hecho objetivamente verificable que el presidente y su vicepresidente,聽Alvaro Garc铆a Linera, renunciaron. A diferencia de聽Hugo Ch谩vez, que nunca firm贸 la renuncia durante el golpe de militares venezolanos en el 2002, Evo dimiti贸 y huy贸 del pa铆s.

Bolivia qued贸 al borde de un abismo. Si聽Eva Copa聽y otros legisladores del MAS no hubieran aceptado un gobierno interino a cambio de nuevos comicios, el caos desembocaba en guerra civil. No s贸lo ese acuerdo en el Congreso dio legitimidad al interinato. Tambi茅n lo hizo el mismo Tribunal Constitucional que hab铆a legitimado el desacato de Evo al refer茅ndum que le imped铆a postularse en 2019.

El propio Luis Arce hab铆a reconocido legitimidad al que calific贸 como "gobierno de transici贸n constitucional". El acuerdo no implic贸 darle carta blanca. Cuando 脕帽ez orden贸 brutales represiones y tom贸 decisiones arbitrarias, Eva Copa la enfrent贸 y logr贸 que la transici贸n desembocara en los comicios acordados.

En 2019 hubo golpe de Estado en un pa铆s con la institucionalidad debilitada por聽Evo Morales, primero invalidando lo decidido en un plebiscito y despu茅s interrumpiendo el escrutinio en una maniobra fraudulenta. Tras una breve estancia en M茅xico, pas贸 por Cuba y all铆 adopt贸 una versi贸n de los hechos en la que 茅l no tuvo ninguna responsabilidad en aquella cadena de estropicios.

Aplicando esa versi贸n incompleta, la Justicia que acaba de encarcelar a 脕帽ez podr铆a ir despu茅s por聽Eva Copa. Seguramente eso es lo que desea Morales. El l铆der del MAS acrecent贸 su rencor cuando Copa se neg贸 a deponer su postulaci贸n en El Alto para alinearse con Zacar铆as Maquera, el candidato que Morales hab铆a impuesto.

Copa arras贸 en las urnas a Maquera, propinando una dura derrota a聽Evo Morales, quien hab铆a hecho campa帽a por su candidato en El Alto, acus谩ndola de traidora. Las elecciones de alcaldes y gobernadores mostraron un retroceso del MAS. Pero no debilitaron al presidente Arce, sino al jefe del partido: Morales. Su liderazgo qued贸 debilitado por el retroceso del MAS, aunque al mayor impacto lo recibi贸 en El Alto, la ciudad donde Eva derrot贸 a Evo.

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente
Actualidad