Benedicto XVI, cambió la idea de ser Papa

0
14

¿Un Papa puede renunciar? Entre las muchas preguntas acerca de la renuncia de Benedicto XVI, esta fue quizá una de las más importantes. El último Papa que dimitió antes de Benedicto XVI fue Gregorio XII en 1415. Sin embargo, la renuncia de Benedicto XVI fue calificada sin precedentes en la historia de la Iglesia Católica por haber sido oficialmente motivada por el cansancio físico.

“Renunciar fue el gesto más significativo de Ratzinger porque realmente cambió la idea de lo que es un Papa”, dijo William Cook, profesor de historia de la Iglesia Católica, de la Universidad Estatal de Nueva York. “Pensaba que era una posición a la que no se podía renunciar, y esto es un reconocimiento de los efectos de la medicina moderna. Este no era un problema en el siglo XVII, porque antes cuando uno estaba viejo se enfermaba  y moría; pero ahora cuando usted envejece, se enferma, pero no se muere…” En otras palabras, es cada vez más difícil ser Papa, porque el número de compromisos se multiplican.

El primer Sumo Pontífice en viajar a otros países fue Pablo VI en 1960. Fue sucedido por el Papa Juan

Pablo II (1978-2005), que heredó la obligación y le gustaba viajar: visitó 129 países en sus 27 años de papado.

Benedicto XVI también viajó, pero su gran innovación, fue la creación de una cuenta de Twitter. Pero además de problemas de edad, tuvo que lidiar con la burocracia de la Iglesia Católica y visitar a los fieles en todo el mundo.

Joseph Ratzinger, teólogo alemán, llegó a la dirección de la Iglesia Católica con un tono de profesor y  académico, mientras que su predecesor era más carismático y político. Más racional que emocional, Benedicto XVI dimitió porque creía que no sería capaz de cumplir con los deberes del Santo Oficio.

Global Church

Las innovaciones de Ratzinger simbolizan  una postura más globalizada de la Iglesia, ante la caída en el número de creyentes en Europa; mientras que en África y América latina crece el número de católicos, una tendencia que se observa desde 1970. Los países de América Latina suman 483 millones de fieles, el 41,3% del total. Brasil es el país con mayor población católica en el mundo, 150 millones de personas; mientras que Italia tiene el mayor número de católicos en Europa, con 57 millones. En los países  africanos, el número de católicos creció de 45 millones en 1970 a 176 millones en 2012. En 25 años, sólo uno de cada cinco católicos serán blancos y no hispanos, sin importar el continente, cifra equivalente al 20% de todos los creyentes. “Benedicto XVI reconoce que el mundo ha cambiado y está obligando al papado a reconocer eso”, dice Cook. Sin embargo, no excluye otros motivos para que Benedicto XVI haya decidido dimitir, como el desencuentro con la secretaria de Estado del Vaticano.

“Creo que Benedicto XVI no estaba bien atendido, no podía confiar en su círculo más cercano en la curia romana ¿Quién permite que el Papa provoque la ira del mundo islámico lo está sirviendo bien?”, se pregunta Cook, refiriéndose al discurso de Ratisbona en 2006, cuando el Papa provocó protestas en el mundo musulmán después de citar al emperador bizantino Manuel II, para quien la fe de Mahoma “era mala e inhumana”. Para el historiador, el legado de Ratzinger es más positivo que negativo, ya que establece nuevos precedentes en la Iglesia Católica.

El número de fieles en el mundo

Más de la mitad de los católicos en todo el mundo se encuentran en América latina con un  total de 483 millones de fi eles.

Brasil es el país con mayor población católica en el mundo con 150 millones de personas México 100 millones de fieles, Colombia 42 millones, Italia tiene el mayor número de católicos en Europa con 57 millones, Francia 45 millones, España 42 millones, Polonia 35 millones, Filipinas es la tercera fuerza de católicos en el mundo con 72 millones de fieles. Le sigue los Estados Unidos con 71 millones, India tiene 19 millones de católicos y China un total de 15 millones de fi eles.

En los países africanos, el número de católicos creció de 45 millones en 1970 a 176 millones en 2012.