Chuck Berry, homenaje a un grande del rock and roll

0
46

En 1972, en uno de los programas más populares de la televisión estadounidense de esos tiempos, John Lennon lanzó una afirmación temeraria… “Si tienes que darle otro nombre al rock and roll, podrías llamarlo ‘Chuck Berry'”. John Lennon, que llevaba dos años como solista después de la separación de The Beatles, reconoció de esa manera al “padre fundador” del rock and roll, fallecido el sábado 18 al mediodía. Y razones no le faltaban.

 

Ya en sus años como parte del inolvidable cuarteto de Liverpool, John había aprovechado los punteos de guitarra de Berry para enriquecer su música. Es másThe Beatles tocaron muchas veces temas del músico afroestadounidense desde sus primeros años. Si bien no se puede decir que alguna persona inventó el rock and roll, Chuck Berry es el que más se aproxima de entre cualquier individuo a ser el que puso todas las piezas de las canciones míticas de Berry como “Roll Over Beethoven”, “Rock And Roll Music” o “Too Much Monkey Business” fueron interpretadas por Lennon, McCartney, Harrison y Starr.

Pero ellos no fueron los únicos.

 

Los Rolling Stones, The Doors, Jimi Hendrix, Elton John, Iron Maiden, Elvis Presley, Sex Pistols y Bruce Springsteen, entre muchos otros, también tributaron a Berry interpretando sus acordes y letras. Chuck Berry fue el mejor guitarrista y compositor del rock and roll que vivió. Un gigante de todos los tiempos, escribió Bruce Springsteen después de que se enteró de su muerte. La noticia la había dado la policía de Misuri, su estado natal y última residencia. El reporte señalaba que socorristas atendieron una llamada de la cuidadora del artista, pero cuando llegaron al domicilio no pudieron reanimar al músico.

“Desafortunadamente, el hombre de 90 años no pudo ser revivido”, señaló el informe policial.

 

Larga vida al rock and roll

Charles Edward Anderson Berry, el legendario Chuck Berry, falleció con 90 años después de siete décadas de carrera. Es considerado de manera indiscutible como uno de los pioneros y forjadores de la música rock and roll. Llamado el “padre fundador” del género.

Influenciado por el boogie-woogie, el blues y el swing, el emblemático guitarrista, nacido en 1926 y tercero de seis hermanos, aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta apoyado en el libro Nick Manoloff’s Guitar Book of Chords (El libro de acordes de guitarra de Nick Manoloff) y la ayuda de sus vecinos.

 

A principios de 1953 se unió a la banda de blues Sir John Trio, liderada por el pianista Johnnie Johnson y dos años más tarde decidió contactarse con la compañía discográfica Chess Records para publicar su primer álbum. La mayoría de sus grabaciones más importantes las hizo con la discográfica Chess Records (cerca de 20 álbumes entre más de cincuenta), acompañado por Johnson en piano, por el productor de discos Willie Dixon en el bajo, y por Fred Below en la batería. El disco debut fue After School Session (1957) y su primer sencillo Maybellene, lanzado unos años antes, vendió más de un millón de copias, y preparó el terreno para lo que vendría después. Esto fue para Berry una puerta directa al reconocimiento, que además le permitió aparecer en el filme de Will Price Rock.

 

Durante estos años, Berry realizó varias giras alrededor de EEUU y apareció en distintos programas de televisión y, aprovechando su éxito económico, invirtió parte de su dinero en bienes raíces y clubes nocturnos, entre los que se destacó Club Bandstand, fundado en 1958. Pero con ello vino aparejado su segundo litigio con la Justicia: Berry empleó a una chica de 14 años, moza en su bar sin que supiese su verdadera edad; además el músico había sido arrestado por primera vez a sus 18 años y condenado a diez de prisión por el delito de robo a mano armada junto a dos amigos en Kansas City; allí cumplió un tercio de la condena en un reformatorio juvenil de Algoa y fue liberado.

 

El músico, que a sus 87 años fue distinguido con el premio Polar (considerado el Nobel de la Música) por convertir “la guitarra eléctrica en el principal instrumento del rock” e influir a generaciones de guitarristas y bandas desde que lanzó en 1955 su single debut, “Maybellene”. Berry había anunciado el 18 de octubre pasado, el lanzamiento de un nuevo álbum con material original, grabado y producido por él mismo en su ciudad natal, que estaría dedicado a su mujer, Thelmetta, y que marcaría su regreso a la industria discográfica tras casi cuatro décadas de ausencia (desde el lanzamiento de “Rock it”, en 1979).

Catalogado como uno de los mejores de todos los tiempos, tuvo sus momentos de mayor notoriedad en las décadas de los 50 y 60. En todos estos años, Chuck Berry fue el cerebro detrás de éxitos como “Johnny B. Goode”, “Roll Over Beethoven” y “Rock And Roll Music”.

Su música, y fundamentalmente su canción Maybellene, marcó a fuego a la juventud de los años 50. Es parte de los músicos visionarios que, a partir del rhythmand bluesR&B, incursionaron en un nuevo estilo musical que sobrevive hasta hoy.

Asalto a mano armada

Nació en la ciudad de San Luis, estado de Misuri, en 1926. No pasó pobreza, pero no tuvo una juventud fácil. Al tiempo que se estrenaba en escenarios de escuelas secundarias, tuvo que pasar tres años en un reformatorio para menores por el asalto a mano armada que cometió. Después de recuperar su libertad, trabajó como peluquero mientras organizaba su primera banda.

Fue influenciado por leyendas del blues como Muddy Waters y T-Bone Walker. Su carrera discográfica comenzó en 1955 con el legendario sello discográfico Chess, en Chicago.

Su primer tema lanzado, “Maybellene“, se convirtió en uno de los primeros éxitos del rock and roll. Quizás el primero.

En los próximos años, él marcó una sucesión de éxitos como “Roll Over Beethoven”, “Sweet Little Sixteen”, “Carol” y el clásico “Johnny B. Goode”.

Su música trascendió la barra de color de piel que fue un verdadero obstáculo para muchos artistas negros contemporáneos.

Más problemas

Parecía que el destino sonreía a Chuck Berry, pero el virtuoso guitarrista volvió a meterse en problemas. En 1962 fue acusado de transportar de un estado a otro a una menor con fines inmorales. La chica en cuestión era una prostituta de 14 años de Texas, pero Chuck Berry aseguró que la había llevado hasta Misuri para que trabaje en su discoteca. Cuando él la despidió, ella se quejó a la policía y empezó un juicio.

Después de varios embrollos legales fue condenado a dos años de prisión. Chuck Berry quedó profundamente amargado por aquel episodio, pero cuando menos lo esperaba la fortuna llamó a su puerta. El rhythm and blues tomó una fuerza inusitada en Reino Unido y la música de Chuck ya era parte del repertorio de bandas del calibre de The Beatles y los Rolling Stones.

 

Éxito total y… más problemas

Liberado y en pleno auge, las giras y temas exitosos se sucedían uno tras otro. Fue en esos años, cerrando los 60, cuando Berry hizo mundialmente famoso el “paso del pato”, un movimiento en escenario mientras tocaba la guitarra que fue emulado millones de veces.

En esos muy exitosos tiempos fue cuando John Lennon aventuró aquella frase que afirmaba que el segundo nombre del rock and roll podría ser Chuck Berry.

Entre las décadas del 70 y 80, Chuck Berry participaba en películas y documentales sobre rock and roll, al mismo tiempo que nuevos conflictos aparecían en su vida.

Afrontó una demanda por evasión de impuestos y otra de un grupo de mujeres después que se descubrió una cámara escondida en uno de los baños de un restaurante suyo en Misuri. También recibió una sentencia por posesión de marihuana.

 

“Colgar los zapatos”

En 1984, Chuck Berry recibió un Grammy en reconocimiento a su trayectoria y en 1986 fue de los primeros músicos incluidos en el Salón de la fama del rock and roll, inaugurado ese año en Ohio, Estados Unidos. “Si bien no se puede decir que alguna persona inventó el rock and roll, Chuck Berry es el que más se aproxima de entre cualquier individuo a ser el que puso todas las piezas esenciales juntas”, dijeron los creadores del Salón de la fama.

A pesar de su edad, él continuó realizando conciertos y giras. En 2008 realizó una gira por Europa y en 2013 dio un concierto en Montevideo, Uruguay, entre muchos otros recitales.

En 2016 anunció el lanzamiento de “Chuck”, el primer disco inédito que grabó después de 38 años de pausa musical. El material estaba dedicado a su esposa Themetta Berry, a la que le dejó un mensaje que dio la vuelta al mundo.

Mi amada, ¡estoy envejeciendo! Yo trabajé en este disco por mucho tiempo. Ahora puedo colgar mis zapatos“.

 

Repercusiones de la muerte de Chuck Berry


  • Bruce Springsteen: “Chuck Berry era el más grande ejecutante del rock, guitarrista, y el mayor compositor de rock que jamás vivió. Esta es la inmensa pérdida de un gigante de todos los tiempos”.
  • Ringo Starr (The Beatles): “RIP. Y paz y amor Chuck Berry, el Sr. rock’n roll”.
  • Lenny Kravitz: “Ave, ave Chuck Berry!!! Ninguno de nosotros sería nada sin ti. Sigue rockeando, hermano!”.
  • Rod Stewart: “Todo comenzó con Chuck Berry. Nos inspiró a todos. El primer álbum que compré fue ‘En vivo en el Tivoli’ de Chuck y ya nunca fui el mismo”.
  • Mick Jagger: “Estoy muy triste de enterarme de la muerte de Chuck Berry. Quiero agradecerle por su música, que nos inspiró mucho. Iluminó nuestros años de adolescencia, dio vida a nuestros sueños de convertirnos en músicos y subir a un escenario. Sus letras brillaron por encima de otras y arrojaron una extraña luz sobre el famoso sueño americano. Chuck, fuiste increíble y tu música quedará marcada por siempre en nosotros”.
  • Ronnie Wood: “Muy triste, la muerte de Chuck Berry implica el fin de una era. Fue uno de los mejores y mi inspiración, un verdadero personaje, de verdad”.
  • Keith Richards: “Una de mis grandes luces se ha apagado”.
  • Arnold Schwarzenegger: “Cuando tenía 10 años y soñaba cada noche con mudarme a Estados Unidos, Chuck Berry era la música de fondo. Sacudió al mundo. RIP”.
  • Stephen King: “Murió Chuck Berry. Me rompe el corazón, pero 90 años no está mal para el rock and roll”.

 

 

 

 

 

EtiquetasRock