Cineasta boliviana triunfa en el exterior con ocho producciones en sus manos

Opinión
0
223
Yashira Jordán, cineasta boliviana

Una boliviana logró hacerse un espacio en la competitiva industria del cine mundial y ya cuenta con ocho obras cinematográficas producidas y dos en camino. Se trata de Yashira Jordán, nacida en La Paz el 23 de septiembre de 1985.

Su interés por el cine nació desde temprana edad. En 2003 ingresó a “La Fábrica” con la primera generación en Cochabamba, sin embargo, luego de unos meses, Yashira empezó a buscar un lugar donde hacer cine sea más que un pasatiempo.

Viajó a Nueva York, Washington DC y México para hasta que finalmente se estableció en Argentina, decidida a dedicarse al cine el resto de su vida. En 2015 comenzó sus estudios de comunicación audiovisual en la Universidad Nacional de La Plata.

“El cine es para mí algo que he hecho siempre, no recuerdo exactamente el momento en que decidí hacer cine, al principio era más como un juego, me atraía un montón siempre me gusto”, explica la joven.

Actualmente Yashira Jordán es directora y productora de cine, cofundadora de Árbol Cine Orgánico, productora de cine independiente bajo los valores del cine orgánico, crowdfunding y transmedia.

Yashira Jordán es directora, guionista, productora y editora de cine.

Es también socia del estudio Celeste de animación 2D, 3D y “stop motion”. Su trabajo estuvo seleccionado en festivales como la Berlinale, Visions du Reel, Cinelatino Reconstres de Toulouse, Bafici, Guadalajara y Morelia.

Yashira indica que aunque en Latinoamérica no se apuesta mucho al cine, su persistencia ante la adversidad ha rendido frutos.

Cine orgánico

En 2014, Jordán y su equipo de 21 personas llamaron la atención de muchos medios y públicos diversos gracias a su trabajo en el documental-ficción de cine orgánico “Durazno”.

Este fue el primer documental boliviano-argentino que cambió la manera de hacer cine ya que las formas de producción fueron completamente alternativas, explica la cineasta.

“Cuando tenía que hacer la tesis surgió el proyecto de Durazno, sin embargo, después creció un montón y lo saque del marco académico. Fue una locura, pasamos como por 12 ciudades diferentes en 21 días”, cuenta.

La producción fue posible gracias al financiamiento público, utilizando estrategias de crowdfunding, denominada también financiación masiva. Captó a varios públicos que decidieron apoyar al equipo de Yashira y a su producción.

“Con Durazno hicimos como una ronda de festivales. Creo que fue ahí donde más aprendí sobre el mercado, la industria y todo lo que envuelve al cine, los códigos, como manejarse, es una cosa bien grande” , apunta.

La cineasta destaca también que para la película reciclaron basura y escombros para construir las secuencias de ficción y distintos escenarios.

Otros poyectos

Tras “Durazno”, Yashira hizo una pausa en el cine y empezó a dedicarse a la animación con su productora Celeste, fundada en 2011 en Bolivia.

En 2015 empezó con su proyecto “Dubicel”, un corto animado en “stop motion” que narra la historia de un niño cósmico que vive solo en una cúpula galáctica y quiere abrir las paredes que lo aprisionan para ver lo que está más allá y descubrir las estrellas.

Este corto se estrenó el 2017 y contó con la participación de Kevin Johansen como narrador. Para esta obra hubo también una campaña de reciclaje, toda la escenografía estuvo realizada con basura.

“Dubicel” fue exhibido en varios festivales y ganó un premio por mejor corto de animación en el “New York cinematography” y dos premios a la mejor banda sonora.

“Se volvió una coproducción entre argentina México y Bolivia. La música es de una orquesta de 50 músicos, es una locura, es uno de los sueños hechos realidad en mi vida”, dice la cineasta.

La boliviana hizo también una película infantil llamada “Belisario” junto con las productoras Celeste Estudio Creativo, Cut to the Chase y Planetario de La Plata. Jordán fue la productora ejecutiva.

Otro de sus logros es el “Taller latinoamericano de stop motion”, realizado en dos ediciones en Bolivia y dos en Argentina entre el 2016 y el 2017. La idea era brindar a los interesados la oportunidad de interactuar con personas activas en la industria.

“Eso fue para mí una experiencia supermágica, no quedarse solo en la producción sino también en los espacios de formación. Logré organizar y producir un espacio grande para participantes de toda Latinoamérica con expertos en animaciones supergrandes y profesionales como Laika (estudio de animación de Coraline, Kubo, Paranorman, etc)”, señala.

Eb 2019 participó como productora ejecutiva en “Anacronte”, un corto animado en 3D que participó en más de 60 festivales y ha ganado 130 premios en todo el mundo, incluidos Los Ángeles, Londres, Nueva York y Venecia, y ha sido seleccionado en más de 300 festivales.

Recientemente, este corto fue ganador del festival en el Filmhaus: Berlin Film + New Media Competition (2021). Y también fue adquirido por HBO Max y WarnerMedia OneFifty para sus plataformas de streaming en EEUU. Se estrenó en HBO Max el 15 de septiembre de este año.

Proyectos actuales

Entre los proyectos actuales de la cineasta está el corto “El gallo y la espada” que fue estrenado en el San Antonio Cinefestival en julio de este año, un festival de cine latino original presentado por el Guadalupe Cultural Arts Center.

Este corto fue realizado sin presupuesto en el contexto de la cuarentena rígida en un pueblo de Bolivia, involucra al Barrio Kami y a chicos del pueblo quechua. Es un proyecto de fantasía que trata de un niño que traiciona a su mejor amigo secuestrando a un gallo para descubrir una espada mágica.

Adicionalmente, hace pocos días, el 12 de septiembre de este año, Jordán estrenó su primer video clip “Channel Trocoix” y comenta que pronto estrenará otro con el artista Sean González.

Actualmente, la joven cineasta, que reside en La Plata Argentina, trabaja actualmente en gestión cultural y aporta en producción de arte de distintas maneras. Es gracias a estos trabajos que tiene tiempo para dedicarse a escribir el guion para su siguiente película denominada “Diamante”. No quiso dar muchos detalles sobre la obra.

Jordán también está trabajando como productora ejecutiva en “Condenaditos”, una película dirigida por su prima Matisse Gonzales, (animadora y la ilustradora boliviana detrás del corto “Era sólo una roca que se parecía a alguien”). Esta película será trabajada con animación 2D y “stop motion”.

Yashira reflexiona que actualmente los cineastas son personas arriesgadas, no siempre les pagan bien, no siempre consiguen financiamiento y, a veces, deben hacer sacrificios para poder llegar a la gente con un mensaje propio y original.

En Latinoamérica, donde no hay muchos incentivos al cine, la cineasta considera que ha tenido logros gracias a su persistencia ante la adversidad.

 

Para conocer más sobre Yashira Jordán se le puede escribir al e-mail yashira@duraznofilm.com o visitar sus cuentas de Facebook: www.facebook.com/duraznofilm e Instagram: @joroschita.

Contactos: E-mail: yashira@duraznofilm.com / Facebook: www.facebook.com/duraznofilm. /Intagram: @joroschita