Concurso Remando la crisis – Testimonios de Pandemia, premia un texto hecho en familia

Por Reyna Isabel Tapia Aranda
0
223
Dionisia Apaza

“Hemos hecho el texto en familia”, Dionisia Apaza ganadora del primer lugar en el concurso Remando la crisis – Testimonios de Pandemia

Cabalgando entre dos mundos

“Cabalgando entre dos mundos” es el título del reportaje ganador de la gestión 2021 que fue elaborado por Dionisia Apaza Mamani, y su familia, en la ciudad de La Paz.

El 19 de septiembre de la gestión en curso, la fundación Friedrich –Ebert-Stiftung, dio a conocer a los ganadores del concurso Remando la crisis – Testimonios de Pandemia en instalaciones del Campo Ferial Chuquiago Marka donde se instaló la 25ª Feria Internacional del Libro. En el acto de premiación se otorgó el primer lugar al reportaje elaborado por Dionisia Apaza de 38 años proveniente de la provincia Bautista Saavedra.

En el reportaje la madre narra los acontecimientos que enfrento su familia durante la crisis de la pandemia, donde señala que antes del encapsulamiento la señora Dionisia vendía frutas y refrescos en las calles de la ciudad de La Paz, para mantener a su familia.  Tras la crisis no pudo continuar su venta, ni sus hijos pudieron seguir estudiando, por lo que junto a su esposo deciden regresar a su pueblo. Dionisia señala que esto fue posible ya que su familia cumplía con los cargos comunales que se les encargaba dentro de su comunidad. Como la región y ellos mismos, pertenecen a la cultura Kallawaya relatan que afrontaron las enfermedades (no saben si fue Covid o no) a base de plantas medicinales. Esto debido a que donde vivían no llegaban las pruebas contra el Covid y menos los medicamentos (breve resumen).

Aquí puede leer el texto ganador completo:

http://library.fes.de/pdf-files/bueros/bolivien/18277.pdf

Redacción del texto

Dionisia Apaza señala que el texto fue redactado con la ayuda de toda su familia. Su familia está compuesta por su esposo de 45 años, su primer hijo de 13 años, su hijo del medio de 10 años y el más pequeño de 5 años. “Hemos hecho el texto en familia, primero hemos hecho un borrador entre todos y luego lo fuimos corrigiendo”.

Al ser premiados como el primer lugar dentro del concurso se les otorgó una cantidad de Bs. 10.000 y la publicación del texto en un libro que se encuentra disponible en digital e impreso. “Todavía no hemos pensado que hacer con el premio, lo hemos guardado. Cuando nos han dicho nos hemos puesto felices. Ese rato yo estaba tejiendo, como siempre tejo, y mis wawas en la tarde llegaron de la escuela, ahí estábamos todos juntos, y uno no más, en mensaje hemos visto que habíamos salido en primer lugar. Así nos enteramos y nos hemos sentido muy felicites con mi familia, justamente estábamos sin dinero y entonces ha sido como una ayuda”, señaló Apaza.

La Familia y sus raíces

Dionicia Apaza de 38 años, su esposo de 43 años y sus tres hijos son provenientes de la región Amarete ubicada en la provincia Bautista Saavedra del departamento de La Paz. Esta familia forma parte de la cultura Kallawaya la cual es conocida como “médicos tradicionales” que curaban a los trabajadores desde los períodos Tiahuanakotas (400 a 1145). El origen del nombre Kallawaya proviene de los fonemas aimaras “Qolla-waya” que significan “medicamento” y “llevar al hombro”, el cual hace referencia a los curanderos.

“Este pueblo hace plantas medicinales y nosotros con eso nos curamos de cualquier enfermedad”. “Aquí tenemos una posta pero no hay las vacunas, ni doctores, entonces nosotros hacemos las plantas medicinales… si tienes fiebre nosotros nos curamos con una planta que se llama “Jullis”; la hoja se pone en las axilas o espalda y entonces la fiebre desaparece. Para la tos utilizamos la “Wirarwira” junto con el “Airanco”; eso hace que se vaya la tos de poco a poco, no es rápido pero si poco a poco se desaparece… nos curamos con lo que tenemos y sabemos”, afirmó Dionisia.

“El pueblo kallawaya es conocido a nivel mundial, porque fue declarado como patrimonio de la humanidad el 2003 por la Unesco”. “Esta región de la provincia Bautista Saavedra tiene cinco pisos ecológicos, en los que hay una diversidad de plantas medicinales, y, además, según investigaciones se ha descubierto que hay una gran cantidad de minerales, porque cuando las plantas absorben la mayor cantidad de minerales, son más útiles para curarse”, señaló el esposo de Dionisia (45 años).

Hijos de Dionisia Apaza

“Rajando leña de eucalipto porque ya se acerca el tiempo de lluvias”. | Cortesía Dionisia Apaza

Los cargos comunales

Según la flamante ganadora, la región donde viven se rige por los cargos comunales de la cultura Kallawaya; El cargo mayor es el del “JILACATA”, seguido del “Capitán” y por último el “Agente Comunal. Luego de ellos, todos los comunarios tienen la responsabilidad de acudir a reuniones, preparar comidas y otras actividades durante todo el año, a lo que le denominan “cargos comunales”.

“Con respecto a los cargos comunarios, nosotros siempre hemos mantenido ese nexo entre el campo y la ciudad, porque muchas familias a veces abandonan la casa completa y cuando retornan después de largo tiempo sus casas ya no están o se arruinan. Como, por ejemplo, en esta pandemia mucha gente ha vuelto de Argentina, Brasil, y no sabían dónde llegar, mientras nosotros como hemos estado aquí y hemos conservado un poco de alimentos… hemos podido enfrentar la enfermedad en el campo, porque en la ciudad ya no había trabajo”, aseguró la pareja de Dionisia.

La realidad del sistema de salud en el campo

En una parte del reportaje, la familia menciona que como no llegaron las pruebas Covid a su región, tuvieron que hacerse leer en la coca para saber si tenían la enfermedad o no. Dionisia afirma que hasta el momento nadie de su familia se hizo la prueba contra el Covid-19, a pesar que hubo un tiempo en el que enfermaron pero que simplemente se curaron con las plantas medicinales. “Una vez que nos hicimos ver en la coca el curandero nos dijo -esta enfermedad tiene que irse, tiene que sanarse en hospital o sino en su casa, eso es para planta medicinal o bien para el doctor-, eso es lo que nos dijo”.

Por otra parte, el esposo de Dionisia menciona que el hacerse leer en la coca para saber si tienen covid es solo el reflejo de la realidad actual del sistema de salud en el campo. También afirma que solo lo hicieron porque un familiar les recomendó. “Es una realidad que deberían tomar en cuenta el gobierno y las instituciones”, concluyó.

 

Apreciado lector, te invitamos a suscribirte a la Revista dat0s digital  para continuar disfrutando del contenido exclusivo que tenemos para ofrecer.