Los museos más raros del mundo Museo HR Giger – Suiza

0
17

Este  «Museo de Alien» aloja la colección de H. R Giger, creador de una de las criaturas más famosas y espeluznantes del cine de ficción: Alien, que le valió al artista suizo, nada más y nada menos que un premio de la Academia.

El museo que lleva su nombre se halla en la pequeña ciudad de Gruyeres (Suiza), cuyo ambiente medieval, lejos de desentonar con el museo, crea una extraña, y a la vez perfecta, conjunción.

El museo contiene todos los trabajos del artista: dibujos, esculturas, muebles, y por supuesto, los diseños que le dieron fama mundial gracias a la atención que le despertó a Ridley Scott un libro de Giger, «Necronomicon», cuando buscaba al «monstruo perfecto» para su siguiente film. En el museo también pueden verse los trabajos que el suizo hizo para otras películas como Poltergeist II o Species. Gran parte de su obra tiene un interesante parecido a lo que ha hecho en Alien: dibujos o esculturas de personajes o animales irreales, en las que juega con el mundo onírico y surrealista (sin dejar de lado lo macabro). No por casualidad en la planta superior del museo tiene una colección personal con obras de Dalí, Günter Brus o Sibylle Ruppert.

El museo cuenta también con una galería dedicada a otros artistas, pero lo que el visitante no puede perderse es el impresionante bar: el techo abovedado está formado por una suerte de «columnas vertebrales» que se entrecruzan y que combinan con la misma estructura que presentan las sillas del bar, cuyo respaldo también toma la forma de la unión de vértebras, recordando, a su vez, al cuerpo de la maravillosa y temida criatura de Giger.