Fallece española precursora de F 1

0
45

La expiloto María de Villota (Madrid, 1980) ha sido encontrada muerta esta mañana en un hotel de Sevilla. La española, de 33 años, sufrió un gravísimo accidente en julio de 2012, cuando se estrenó como probadora del equipo Marussia, de la fórmula 1, en el que estuvo a punto de perder la vida y por el que finalmente perdió el ojo derecho. Según la autopsia, practicada en el Instituto Anatómica Forense de Sevilla, el fallecimiento se ha debido a causas “absolutamente naturales”.

Los servicios sanitarios recibieron una llamada de un miembro del personal del hotel a las 7.23 de la mañana de este viernes y, a pesar de sus intentos por reanimar a María de Villota, no pudieron hacer nada por su vida. Hasta el hotel se desplazó una comisión judicial, así como agentes policiales de homicidios y de la policía científica para investigar lo ocurrido, informa Javier Martín-Arroyo. Fue la propia familia de la española la que confirmó la noticia a través de un primer comunicado oficial: “Queridos amigos: María se nos ha ido. Tenía que ir al cielo como todos los ángeles. Doy gracias a Dios por el año y medio de más que la dejó entre nosotros. Fdo. Familia Villota”. Poco después de las 10 de la mañana, el coche fúnebre retiró el cuerpo de María y también la policía científica abandonó el hotel, informa Rafael Pineda. Los primeros indicios apuntaban ya una muerte por causas naturales, y la autopsia así lo certificó.

El próximo lunes 14 estaba previsto que presentase en la ciudad el libroLa vida es un regalo. También iba a pronunciar hoy una conferencia dentro del congreso (ha sido suspendido) “Lo que de verdad importa”, una iniciativa dirigida a jóvenes universitarios y preuniversitarios en la que los ponentes cuentan experiencias impactantes. Como la que ella vivió cuando sufrió ese terrible accidente. “Recuerdo la primera vez que me vi en el espejo. Mi madre me acercó en silla de ruedas y esa vez no tenía tapado el ojo. Me quedé aterrada, pero me impactó más verla a ella. Dije: ‘Quita bicho’ como una broma, pero pensé: ‘¿Quién me va a querer así?”, relató la piloto; “ahora, sin embargo, cuando me miro al espejo mi aspecto actual me dice más de lo que es María de Villota”, decía tras la operación.

Desde el circuito de Suzuka, Fernando Alonso reaccionaba así nada más conocer la noticia, instantes después de completar la segunda tanda de entrenamientos del Gran Premio de Japón: “Me acabo de quitar el casco y me lo ha dicho Luis [García Abad, su agente]. Solo me queda rezar por ella y por toda su familia”.

Una carrera marcada por la lucha

María de Villota nació el 13 de enero de 1980 en Madrid y era hija de Emilio de Villota, piloto español que participó en pruebas de Fórmula Uno en los años ochenta. Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, su afición al automovilismo nació de niña de la mano de su padre. En 1996 disputó su primera prueba de karting, en la que obtuvo su primera victoria y que supuso el comienzo de su carrera automovilística. A partir de entonces compitió en diversas categorías de monoplazas, como la Fórmula 3 española, las 24 Horas de Daytona, las Euroseries 3000 y la Superleague Fórmula.

En estos años consiguió logros destacados, como el de ser la única mujer subcampeona de España (Fórmula Toyota, 2001), o la primera mujer en lograr la pole en el campeonato de Ferrari, en el circuito de Mugello, en 2005. En agosto de 2011 María de Villota realizó sesiones de entrenamiento con la escudería Lotus Renault en el circuito francés de Paul Ricard, y sólo unos meses después, en marzo de 2012, fichó como probadora de la escudería de Fórmula Uno Marussia. “Voy a demostrar que han hecho bien escogiéndome a mí como piloto, y como mujer. Voy a seguir luchando porque mi ambición es correr”, aseguró Villota el día de su presentación con la escudería rusa. Su debut como probadora se produjo el 18 de marzo de 2012 en el Gran Premio de Australia, disputado en Melbourne.

El 3 de julio sufrió un accidente durante unos entrenamientos en el aeródromo de Duxford (Reino Unido), que le causó la pérdida de un ojo y graves secuelas. María de Villota era responsable de la Escuela de Pilotos Emilio de Villota, representante y embajadora del día de la Mujer de la Comunidad de Madrid y embajadora contra la Violencia de Género. También fue distinguida con el Premio Honorífico de la Universidad Europea de Madrid. Villota se había casado a finales de julio en Santander.