Maradona usó a una menor para inducirla al consumo de drogas

0
216
Mavys Álvarez

En una entrevista impactante difundida por América TeVé, Canal 41 de Miami, la “novia” cubana del Diez contó su traumática experiencia con las drogas cuando él futbolista era sometido a tratamientos de desintoxicación en La Habana, Cuba.

Diego Maradona sigue haciendo noticia a poco de cumplirse un año de su muerte (25-11-2020) dejando al paso una tormenta que no termina de despejarse. El neurocirujano Leopoldo Luque que operó al deportista sigue imputado en la justicia por homicidio culposo; la familia no encuentra paz tras su fallecimiento por causa de una herencia repartida en bienes por el mundo y las disputas se mantienen latentes en sus entornos.

La “novia” cubana de Maradona rompió el silencio

Como si esto fuera poco, ahora llegó el turno de Mavys Álvarez la “novia” cubana de Maradona que rompió el silencio después de 20 años sobre la conflictiva relación que mantuvo con él durante el período que vivió en la Isla supuestamente para sanar de su adicción a las drogas.

Hay muchas preguntas que comenzaron a rondar por esta relación sentimental que mantuvieron ambos. Una de ellas es cómo el Diez podía acceder tan fácilmente a la cocaína estando en La Habana. Quién se la facilitaba la droga y cómo. La “novia”, ha relatado que fue obligada a consumir la droga cuando tenía solo 16 años y el argentino rondaba los 40. La mujer habló sobre su incursión en las drogas y la difícil salida de las adicciones.

Entrevistada por Mario J. Pentón de América TeVé, por Canal 41 de Miami Mavys contó que “cuando intentaba salir de su adicción y no podía se refugiaba en el alcohol”. El relato es estremecedor sobre la forma como el futbolista argentino mantenía una relación tóxica con todo lo que pasaba cerca de él aún en períodos en los que se suponía se encontraba sometido a una serie de tratamientos para salir del consumo de drogas.

Mavys, hoy de 37 años, reveló que fue el astro del futbol quien la llevó a la droga, luego de pedírselo en varias ocasiones, y que después “no podía salir, ya era una adicta”. “Es difícil hablar de esto en cámara, de verdad. Diego me llevó a la droga, yo tenía 16 años aún, no había cumplido 17″, dijo conmocionada.

La cubana además reveló que “probó cocaína con tal de que me deje tranquila”. “En varias ocasiones estando juntos él insistía. En principio no, en principio me decía que, si consumía me mataba y todo eso, pero después de un tiempo como que se sintió solo, no le gustaba hacerlo solo, entonces insistió mucho todos los días”, explicó Mavys en la entrevista al canal de Miami

Maradona viajó a cuba para desintoxicarse de sus adicciones a las drogas y se encontraba en La Pradera, un centro de rehabilitación. Allí, Mavys pasó casi tres años con el futbolista, cuando fue interceptada por un hombre que le propuso conocer al futbolista, que se encontraba “muy deprimido”. Así pues, la joven conoció algunos lujos prohibidos para los cubanos en el régimen de Fidel Castro, como cenar en restaurantes con pagos en dólares y visitar discotecas, pero también las drogas y el alcohol.

En relación a quién le proveía la droga al exfutbolista, la cubana afirmó que era un muchacho llamado Roberto que estaba en La Habana, pero admitió que nunca supo “cómo la entregaba”. En consecuencia, la joven reconoció que en ese tiempo cayó en las adicciones, de las que le resultó difícil salir, y consideró que ese fue “el error más grande” de su vida. “Fue muy difícil poder controlar mi adicción, me dió muchas alucinaciones, llegó un punto en el que aluciné, también estuve unas horas en el hospital porque me deshidraté, y no podía ni levantarme de la cama para ir al baño”, lamentó, haciendo referencia al Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq), un hospital dedicado a la élite cubana.

La operación de aumento de busto

De acuerdo con Mavys, Maradona fue quien le propuso agrandar su busto, una cirugía que se concretó durante su visita a Buenos Aires, en el mes de noviembre del año 2001.

“Diego también me empezó a decir que si quería operarme los senos, que me vería mejor con los senos más grandes, quería que me operaran en Cuba, en la casa 2 de La Pradera donde estábamos y yo le dije que no porque tenía miedo de que saliera mal o hubiera una infección o algo y entonces él decidió hacérmelo en Argentina”, relató.

De ese modo, contó que “fue muy difícil la operación, porque la herida se me abrió debido a las locuras de Diego”. “Yo iba por 20 días y estuve dos meses y medio aproximadamente. Fue bonito conocer otro país, pero me tocó en una etapa bien difícil”, reconoció. Además, confesó que su madre no supo de esta situación, y que la autorización para la operación, dado que ella tenía 17 años, la dio Maradona.

 

 

Por redacción dat0s con información de Perfil