Talentos bolivianos se pierden cada año en el país

Por Cristina Iratxe Nina Diego
0
362
Adriana Riveros, jugadora boliviana de raquet

Medallas de oro, plata y una excelente representación en múltiples disciplinas deportivas, es lo que Bolivia pierde cada año a causa del poco interés y apoyo que las autoridades y federaciones no les brindan a muchos jóvenes talentos.

Según Gonzalo Alcoreza, presidente de la Federación Boliviana de Ráquetbol, el presupuesto que un deportista requiere, para ser parte de todo el Tour Mundial (entre 10 a 11 campeonatos al año) representa en efectivo entre 30 mil y 35 mil dólares, recursos que el Estado de Bolivia no puede brindar ni a un solo raquetbolista.

Adriana Riveros es una raquetbolista boliviana que decidió representar a la Federación de Colombia de Racquet desde el 2016. “Decidí jugar por el equipo colombiano por problemas en la federación de ráquetbol cuando estaba Roberto Aracena” comenta la deportista.

Riveros agradece la ayuda de Colombia, país que le permite en este momento jugar a nivel profesional y que la hizo llegar al número 10 del ranking mundial. “La constante competencia hace que el nivel de los jugadores suba” resalta la deportista.

Hasta este año, en total, son 11 raquetbolistas bolivianos que decidieron representar a otros países: las hermanas Camila y Romina Rivero, Gerson Miranda, Jhonatan Flores, Mario Mercado, Adriana Riveros y Brenda Laime juegan para Colombia, mientras que Valeria Centellas, María José Vargas, Natalia Méndez y Diego García visten los colores de Argentina.

Cristian Morales. Tiro

Cristian Morales representa a Perú en la disciplina de tiro.

Por otro lado, en la disciplina de tiro, Cristian Morales decidió representar al país vecino del Perú tras la falta de apoyo al negarle una beca de 300 dólares mensuales en 2017. En ese mismo año batió el record peruano de rifle con aire, marca que lo clasificó a los torneos mundiales. “Me siento bien, la decisión ha sido para mejorar”, sostiene el deportista.

En cuanto a la Selección Boliviana de Básquet, Joshua Reaves, el único boliviano que juega en la desafiante NBA de los Estados Unidos, reveló que los deportistas que representan al país sufren maltrato. “Nunca imaginé que iba a ser tan malo”, resaltó el basquetbolista su experiencia de jugar para la selección nacional y su casi inmediato retorno a EEUU, no sin antes haber denunciado una seguidilla de malos tratos que sufrieron los seleccionados desde la alimentación, pasando por el hospedaje y las humillaciones de los dirigentes federativos contra el grupo.

Reaves, llegó al país el 19 de mayo y junto al seleccionado nacional le dio un triunfo a Bolivia ante Ecuador (91-57) el sábado 12 de junio, en Tarija. en el campeonato preclasificatorio al Mundial FIBA 2023 Filipinas-Japón-Indonesia. Sin embargo, notó irregularidades en el trato a sus compañeros de equipo. “Yo escuché a los muchachos pedir más comida y eso me dolía”, contó su madre, Liset Reaves.

Apoyo de empresas privadas

Robin Ortiz es uno de los ciclistas más destacados de Bolivia en cuanto a las disciplinas de bici de montaña y ruta. Actualmente, ha representado a Bolivia en competencias internacionales, como los Juegos Panamericanos, en las disciplinas de pista y ruta, donde hizo una excelente participación.

Ortiz indicó que gracias al apoyo de la empresa AGSA se pudo preparar de una mejor manera para encarar distintas competencias. “Estoy muy contento con el apoyo y espero seguir teniéndolo mucho tiempo más. Gracias a esto me puedo dedicar al ciclismo de una manera más profesional”, señaló.

Por otro lado, Fabián Mendoza, exatleta boliviano y actualmente director de la revista Cábala está asumiendo el reto de crear el primer sistema de apoyo integral a deportistas. “El trabajo que nosotros realizamos y con el que obviamente tratamos de mejorar y de sumar con nuestro granito de arena es, justamente, crear estas políticas de apoyo y gestión al deportista y al deporte nacional a hacer un poco el trabajo que deberían hacer las llamadas asociaciones, dirigentes, etc.” Mendoza logra conectar a entidades estatales y privadas con los deportistas para que logren auspicios y respaldo.

Flujo económico del fútbol boliviano

Este año la Federación Boliviana de Futbol (FBF) firmó un contrato con la empresa Telecel de 48.650.000 dólares por los derechos de TV del balompié nacional para el ciclo 2021 -2024.
El congreso de la FBF determinó que la División Profesional percibirá 39.500.000 dólares, que se repartirán en 16 equipos este año. Esto genera un ingreso de 9.875.000 dólares por año.

En cuanto a la División Aficionados recibirán tres millones de dólares, dejándoles un beneficio a cada una de las nuevas asociaciones de 83 mil dólares por año. Por último, la FBF se quedará con 650 mil dólares.

Según la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales Agremiados de Bolivia (FABOL), la mayoría de los jugadores de primera división percibe un salario mensual de entre 2.000 y 4.000 dólares. Sin embargo, el suplemento deportivo Marcas, proporcionó una información distinta el pasado año, resaltando que la planilla mensual está entre los 250.000 dólares y 300.000 dólares y que unos 30 futbolistas perciben un sueldo. El 72% cobra entre 1.000 y 10.000 dólares, el 18% gana entre 10.000 y 20.000 dólares y el 10% restante tiene un salario superior a los 20.000 dólares.

Según la fuente consultada, exceptuando futbolistas juveniles, el salario mínimo en esa institución es de unos 3.500 dólares y el máximo alcanza los 30.000 dólares.

 

Apreciado lector, suscríbete a la Revista dat0s digital para obtener la edición completa aquí