Baterías de litio con aleación de estaño para fabricar vehículos eléctricos

0
83

El gerente general de la Planta de Fundición de Vinto, Octavio Hinojosa reveló que, a un costo de casi un cuarto de millón de dólares, la empresa estatal espera tener un estudio de factibilidad financiera y de mercado hasta septiembre de 2021, para poner a andar un ambicioso plan para fabricar baterías de litio con aleación de estaño.

 

El desafío es único pero estratégico. La Planta de Fundición de Vinto -ubicada en la ciudad de Oruro- está decida a dar el salto tecnológico del Siglo XXI que consiste en incursionar, agresivamente, en el mercado mundial de los vehículos eléctricos con la fabricación de baterías de litio con aleación de estaño, lo que permitirá diversificar la producción que tiene y plantar un “mojón renovado de proyección empresarial” para las próximas décadas. Con una meta clara, el gerente general, Octavio Hinojosa, anticipó a dat0s que se puso manos a la obra y tomó contacto con “varias firmas” para que realicen una propuesta de factibilidad financiera y de mercado para saber, cómo y bajo qué condiciones, será posible comercializar, entre tres a cinco productos claves para la industria automotriz mundial.

De hecho, la empresa tomó contacto con la firma Rustill para que pueda comenzar los trabajos de prospección de mercado y de prefactibilidad financiera. “El estudio demandará al menos 200 mil dólares americanos, para en un periodo de seis meses, entre agosto y septiembre, Vinto conozca donde podrá invertir, que productos tendrá oportunidad de procesar y en qué mercados estarán cautivos, como parte de una nueva generación industrial que espera impulsar la empresa a mediano plazo”, apuntó el gerente general de la Fundidora Octavio Hinojosa.

Esta nueva visión empresarial será además una actividad estratégica que tendrá como misión renovar la industria madre que maneja la compañía desde hace medio siglo: la fundición de estaño metálico de alta pureza con destino a mercados en los Estados Unidos, China, la Unión Europea, México y Chile. Hay que recordar que la Fundidora pasó a manos del Estado Plurinacional de Bolivia en 2007 como parte de su plan de nacionalización de la minería sostén de la economía boliviana también durante más de medio siglo, precisamente por la calidad de su producción estañifera.

Estaño metálico con pureza del 95% se va al mundo

El estaño de alta pureza (95%) que produce Vinto se va fuera de las fronteras. Por la composición metálica que tiene, empresas electrónicas como la transnacional Apple de los EEUU, utiliza como prioridad la producción nacional de estaño, comentó también Hinojosa. Apple es el mayor fabricante de dispositivos electrónicos en el mundo y maneja, tecnología de última generación. De concretarse el estudio encargado por la Fundición, el país podría estar aliado con las grandes corporaciones de la tecnología digital, espacio que abre nuevas vetas en las exportaciones de concentrados de estaño que produce Vinto.

La calidad del estaño metálico en lingotes que, día a día, produce Vinto, ya puso marca indeleble en la transnacional norteamericana porque además lleva la marca ENAF (Empresa Nacional de Fundiciones) que además es parte de la estrategia de competitividad de la Empresa Metalúrgica Vinto fuera de las fronteras, comentó con orgullo el directivo empresarial desde sus oficinas en la Planta de Vinto que se encuentra en la misma ciudad de Oruro.

El estaño metálico de alta ley de la empresa logró además un conjunto de certificaciones al producto en conformidad a los requisitos establecidos en la norma NB 1101003:2006 “Estaño Metálico en Lingotes Clasificación, Certificación al Sistema de Gestión de la Calidad en base a los requisitos de la Norma Internacional ISO 9001:2008, Sistema de Gestión de la Calidad – Requisitos”. Todos estos requisitos son estándares internacionales con los que opera la Fundidora cumpliendo los más altos estándares de calidad exigidos para la exportación a los mercados de los países industrializados. La empresa también consigna reconocimientos al laboratorio químico acreditado, alineados al estándar internacional ISO 17025:2009 “Requisitos Generales para la Competencia de los Laboratorios de Ensayo y Calibración”. Esta es una prueba de los adelantos tecnológicos que posee la Fundidora que hace por lo menos cinco años atrás modernizó sus instalaciones con equipos de primera generación.

Para Vinto, el sello IBNORCA al producto estaño metálico en lingotes marca ENAF, asegura que el producto es objeto de evaluaciones y controles establecidos en el sistema de certificación aplicado a la EMV y, mediante la certificación demuestra que cumple con los requisitos de la norma técnica NB 1101003:2006 lo que garantiza la calidad Grado A1, superior al 99.95% de pureza del producto de exportación. El gerente general de la Planta de Fundición ha manifestado que, a lo largo de su historia, Vinto atravesó tres etapas que, en el fondo, moldearon la capacidad empresarial que tiene y el éxito que representa, hasta ahora en el Estado. A continuación, Octavio Hinojosa explicó las fases en que consiste el desarrollo empresarial de la fundidora.

¿En qué consiste una primera fase de creación?

La Empresa Metalúrgica Vinto nació el 15 de julio del año 1966, en la presidencia del General Alfredo Ovando Candía, con el nombre de Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF) que comprendía la Fundición de estaño de Alta Ley con la que inicia sus operaciones en enero de 1971 con una capacidad de tratamiento anual de 7 500 Toneladas Métricas Finas/año que se incrementa hasta 20 000; y la Fundición de Antimonio, encendida en 1975, con una capacidad de 4 200 Toneladas/año. Luego vino una segunda etapa para la empresa llamada de privatización. En este sentido con la aprobación de la Ley de Capitalización en marzo de 1994 se dispone que la Planta, entre otras, constituya una sociedad de economía mixta con inversores privados. Sin embargo, el año 1999, en la presidencia del General Hugo Banzer Suárez, se excluye a la Fundición de Vinto de los alcances de la Ley de Capitalización dejando en manos del poder Ejecutivo su privatización que ocurrió el mismo año.

Finalmente, la Empresa Metalúrgica Vinto fue revertida al Estado, por el Gobierno del presidente Evo Morales, en el marco de su política de recuperación de los recursos naturales, para beneficio de todos los bolivianos. El Decreto Supremo 29026 emitido el 9 de febrero de 2007, dispuso la reversión de la Fundición tomando en cuenta las irregularidades ocurridas en su transferencia a manos privadas.

Bajo estos tres parámetros históricos, Vinto festejo el mes pasado los 50 años de vida empresarial, pero, además, 14 años de su nacionalización.

¿Hay buenas noticias sobre los precios ascendentes del estaño en las bolsas del mundo?

El estaño llegó a cotizarse en las últimas semanas hasta en 12 dólares la libra fina en el mercado internacional. En este sentido la producción mensual de la Fundición estará en un promedio de 1 100 Toneladas Métricas Finas/mes hasta finales de 2021. Nuestro objetivo es cumplir una meta de exportación de estaño metálico fundido superior a las 3 000 TMF por un valor igual o superior a 150 millones de dólares. La coyuntura es favorable para hacer factible las proyecciones financieras y Vinto está decidida a cumplir cada presupuesto fijado para este año.

¿Cómo atiende la empresa el circuito comercial?

Sobre la base de stock cero, Vinto no guarda estaño más de lo necesario, pero, además, comercializa cada tonelada métrica en un tiempo récord de 45 días. Compramos, producimos y vendemos, esa es la fórmula. Esta forma de manejar los concentra[1]dos de estaño para contar con efectivo, permitió también a la empresa aplicar a préstamos para concretar proyectos orientados a modernizar la Planta para diversificar la producción. Estamos solicitando un préstamo por 56 millones de dólares para cancelar deudas devengadas a las Empresas Mineras Colquiri y Huanuni, que provén de concentrados de estaño y zinc hasta en un 80% a Vinto, y esperamos concretarlo en los próximos días. La urgencia de contar con los fondos responde a la necesidad de cancelar 24 millones de dólares que debe por la compra de concentrados a Huanuni, y 39 millones de dólares a Colquiri, por el mismo concepto. Aún no está decidido quién será el ente financiador, pero los fondos irán a fortalecer a la empresa con lo que pagará todas las deudas que tiene hasta ahora.

¿Se puede decir que Vinto está a la vanguardia en Latinoamérica?

En el marco del Plan de Desarrollo Económico y Social del Estado Plurinacional, el año 2011, la empresa inició la ejecución del Proyecto Construcción Planta de Fundición Ausmelt- Vinto bajo la modalidad administración directa, con el propósito de actualizar la tecnología ampliando la capacidad de producción de estaño metálico y, procesar la totalidad de concentrados de estaño que se extraen en Bolivia, cumpliendo la Ley Minera que prohíbe la exportación concentrados de estaño, si en el territorio nacional se cuenta con fundiciones y refinadoras.

Una vez concluido el montaje, en febrero de 2015, Vinto arrancó la Fase de Puesta en Marcha que comprendía todo lo referido a protocolos dirigidos a validar su funcionamiento para ingresar propiamente a la etapa de pruebas en frio, de los sistemas periféricos y el equipo crítico del Horno Ausmelt. Actualmente, el Horno Ausmelt funciona al 95% de su eficiencia operativa y ha contribuido significativamente al incremento de la capacidad de producción de la Empresa y el procesamiento de concentrados que provienen de sus habituales proveedores. La incorporación de tecnología de última generación, permitió a la empresa garantizar procesos más limpios y amigables con el medio ambiente y optimizar los costos de operación para consolidarnos como Empresa competitiva en el mercado mundial del estaño.

¿Qué lugar ocupa Vinto en el mundo?

En la actualidad Vinto está entre las 12 Fundidoras más importantes del planeta después de plantas similares que existen en la China, Malasia, Indonesia y el Perú. Para este año pretendemos ubicarnos entre las primeras cinco a seis plantas más modernas y a la vanguardia en fundición de estaño metálico. Vinto es la cuarta empresa en el mundo y la primera en Latinoamérica, en utilizar la tecnología Ausmelt que se ha constituido en una alternativa eficiente, para el procesamiento de al menos 30 000 Toneladas Métricas Netas/año con opciones de incrementar este tonelaje hasta 38 000 con el uso de aire enriquecido con oxígeno.

¿El Gobierno ha planteado instalar una Planta de Zinc?

Efectivamente, una planta de fundición para concentrados de zinc en la ciudad de Oruro. El estudio de condiciones previas del proyecto de construcción y montaje de la planta de fundición y refinación de zinc, ha estimado una inversión total de 344,6 millones de dólares para tratar anualmente 150 000 toneladas métricas netas provenientes de los yacimientos de Bolívar, Colquiri, Porco, Poopó y cooperativas del sector. La Central Obrera Boliviana (COB), la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) y la Gerencia General de la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV), cerramos filas en torno al proyecto como el inicio de una nueva política minera para el Estado.

¿Existen planes para ampliar los servicios que ofrecen?

Los planes para contar con una planta de fundición de zinc, están en marcha. Hemos iniciado la ejecución de una estrategia corporativa destinada a ampliar los servicios que ofrece y diversificar la producción de minerales industrializados desde Bolivia. El plan tiene dos estrategias. La primera, tiene que ver con desplazar acciones concretas orientadas a estudiar la demanda que existe de estaño y zinc industrializados en el mercado internacional. En segundo lugar, reactivar junto al Ministerio de Minería, la materialización de un proyecto para el fundir zinc metálico de alta pureza.