Fundación Milenio recomienda al Gobierno reducir gasto fiscal

0
17

La Fundación Milenio, entidad privada dedicada al estudio de la economía nacional, recomendó al Gobierno que ante la reducción de los ingresos por exportaciones y asumiendo que la caída de precios no será transitoria, se disminuya el gasto fiscal, para alinearlo con los menores ingresos.

EXPORTACIONES

Según su Informe de coyuntura semanal, Milenio dice que la prueba más clara del descenso de los precios que afecta al país, se halla en la contracción de las exportaciones.

Entre enero y septiembre de 2015, estas cayeron en 32.5 por ciento, o sea que los ingresos por exportaciones bajaron de $us 10,046 millones, en 2014, a $us 6,776 millones, en 2015.

El sector más afectado fue el de hidrocarburos, que registró la contracción de 38.5 por ciento, seguido de los minerales con 27.7 por ciento y, finalmente, los productos no tradicionales con 23.5 por ciento.

IMPORTACIONES

También disminuyeron las importaciones, de acuerdo con los estudios de Milenio, aunque a un ritmo menor. El resultado fue un saldo comercial negativo, que reapareció luego de más de 10 años, indica la fuente. Mientras, en 2014, hubo superávit comercial de $us 2,281.2 millones; en 2015, el déficit a septiembre llegó a $us 251.3 millones.

IDH

A inicios de noviembre de 2015, se anunció que el ingreso por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) cayó en 27 por ciento, dado que entre enero y octubre de 2014 la recaudación de dicho impuesto fue Bs 13,103 millones, en el mismo período de 2015 solamente habría llegado a Bs 9.565 millones, la reducción fue de Bs 3.538 millones ($us 515.7 millones), señala la publicación.

PLAZOS

Queda claro que los efectos de la caída del precio del petróleo se advierten ya en el país, además con perspectiva negativa. Si la caída de precios es temporal, una fuerte participación del Estado con un elevado gasto y endeudamiento público puede morigerar el impacto, como está sucediendo, pero si la disminución es de mayor duración los altos niveles de gasto y de endeudamiento podrían agravar la situación.

IMPUESTOS

Con la intención de atenuar la menor generación de ingresos por concepto de hidrocarburos, se procura una mayor recaudación de impuestos internos. A octubre de 2015, el total recaudado en el mercado interno fue de Bs 28,898 millones, cifra mayor en 5.2 por ciento en relación al mismo periodo de 2014, cuando se recaudó Bs 27,460 millones.

INGRESOS FISCALES

Del conjunto de recaudaciones impositivas, destacan el Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE), Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuestos a las Transacciones (IT) y el Impuesto al Consumo Específico (ICE), que en conjunto representan alrededor del 90 por ciento del total. Tres de ellos, IVA, IT e ICE, aumentaron sus recaudaciones, pero no así el IUE, siempre de acuerdo con el Informe de Milenio.

Si bien la contracción del IUE fue baja, esto refleja, en parte, la desaceleración de la actividad económica. No debe perderse de vista -indica- que tomando en cuenta la dependencia de las exportaciones del gas natural, un menor nivel de ingresos no solo afecta al sector hidrocarburífero, sino al resto de la economía.

SECTOR PÚBLICO

Las cuentas fiscales, igualmente, se vieron afectadas por la caída de los precios, debido a la disminución de la renta petrolera. El total de ingresos del Sector Púbico No Financiero (SPNF), en los tres primeros trimestres de 2014, fue Bs 88,342 millones; mientras, en el mismo periodo de 2015, bajó a Bs 82,048 millones. Gran parte de esta caída se originó en la reducción de los ingresos por la venta de hidrocarburos, en aproximadamente 25 por ciento. Los gastos, asimismo, se contrajeron, pero sólo en 4.6 por ciento, indica el documento.

DATOS

– El Producto Interno Bruto (PIB), al primer semestre de 2015, creció a una tasa de 4.79 por ciento, menor al 5.24 por ciento de 2014.

– Como se observa, el PIB de la actividad hidrocarburífera sufrió un fuerte impacto debido a que de haber crecido 8.62 por ciento en 2014, decreció en 1.30 por ciento en 2015, en el mismo lapso.

– También disminuyeron las importaciones aunque a un ritmo menor. El resultado fue un saldo comercial negativo.

Fuente: Fundación Milenio

 

EtiquetasMercado