Gob garantiza que se acabará la subvención a los combustibles

0
53

De acuerdo a fuentes del Gobierno las refinerías Gualberto Villarroel ubicada en Cochabamba y Ellder-Bell en Santa Cruz son clave en los planes para la expansión de mercados y en la política hidrocarburífera para cumplir una de las mayores aspiraciones de la actual administración: el autoabastecimiento sostenido del mercado interno de diesel y gasolina. Faltando pocos días antes de las elecciones del domingo 12 de Octubre se suscitó un acalorado debate entre los candidatos a la presidencia. Los aspirantes a la presidencia por la oposición formularon duros conceptos por la falta de inversiones hidrocarburos y denunciaron que el país corre el peligro de quedarse sin gas hasta el 2018. Inclusive llegaron a plantear que el Gobierno tiene listo un “gasolinazo” para cubrior el gasto público. Una medida de este corte provocaría un efecto multiplicador en la economía encareciendo los artículos de primera necesidad.

Esas críticas, sin embargo, no fueron un dolor de cabeza para el Gobierno que en respuesta inauguró dos modernas plantas de tratamiento de concentrados. La Ministra de Comunicación Amanda Dávila señaló que la nueva Unidad de Reformación Catalítica ubicada en Valle Hermoso (Refinería Gualberto Villarroel) Cochabamba y la nueva Unidad de Isomerización ubicada en Palmasola (Ellder-Bell) departamento de Santa Cruz con una inversión de US $240 millones para las dos nuevas unidades, ha sido pensada para que el país se libre de seguir subvencionando combustibles.

De acuerdo a la autoridad de Gobierno en 2012 el país pagó cerca a US $116 millones para subvencionar gasolina, en 2013 la cuenta bajó a US $105 millones, pero volvió a subir este año. Se calcula que por el incremento del uso del energético el Estado erogará en 2014 US $194 millones. “Pero las plantas recientemente inauguradas permitirán que Bolivia quede libre de esta subvención hasta fines de 2015 y en 2016 no pagará un solo centavo porque producirá gasolina para abastecer el mercado interno”. En cuanto al diesel la encargada de la comunicación del Gobierno dijo que las cuentas en rojo han ido bajando en un porcentaje superior al 30%.

De acuerdo a información proporcionada por la estatal del petróleo YPFB “la subvención total por la importación de combustibles prevista para la gestión 2014 será de US $797 millones. Aunque aclara que gracias a las inversiones en el sector ese monto disminuirá a US $578 millones en la gestión 2015 y a US $489 millones en 2016.

Corazón Energético de América latina

Bolivia se prepara para convertirse en el Corazón Energético de AL. Se calcula que en 2020 Bolivia se convierta en una zona de alta generación de energía eléctrica, llegando ese año a exportar cerca de 1.000 megavatios (MW). El objetivo es que al 2020 Bolivia tenga una producción garantizada de hasta 3.300 megavatios (MW) convirtiéndose de esa manera en un centro energético de producción y en un importante polo de desarrollo de la región. Recientemente, el Gobierno ha asegurado que este año Bolivia podrá exportar entre 100 y 200 MW de energía eléctrica a la República Argentina. Autoridades del Gobierno indicaron que en la actualidad la capacidad de producción de energía llega a los 1.587 MW en cuanto la demanda máxima del mercado interno alcanza los 1.240MW. Las inversiones en el sector permitirán generar recursos por US $1.000 millones.