La agonía de AEROSUR

0
81

La agonía de AEROSUR

La historia es parecida a la que vivió el Lloyd Aéreo Boliviano hace por lo menos 5 años. Hoy  como sucedió ayer, Gobierno y ejecutivos de la compañía de aviación se acusan de ladrones. El Gobierno refuerza su posición para no ceder en el salvataje de Aerosur denunciando que el ex presidente de la compañía, Humberto Roca, le debe al Estado y le ha robado descaradamente al país. Entretanto, Roca dice que los ladrones son ellos, apuntando a las autoridades de la actual administración. El mismo Roca reconoce que Aerosur es hermana gemela del quebrado Banco Sur que cerró sus operaciones con créditos vinculados a los empresarios accionistas de la línea aérea y que en su momento le valió la cárcel. En medio de las acusaciones, Roca explica que es imposible deberle a las oficinas de Impuestos Internos por sumas superiores a los ingres0s de la compañía. El Gobierno señala que las deudas crecen cuando se dejan de pagar. Las cifras son astronómicas. Sumadas, las deudas de la compañía de aviación no alcanzarían a devolverle al Estado en los siguientes 10 años. Por eso una de las soluciones es declarar la quiebra fraudulenta de Aerosur, pero los trabajadores se niegan porque el proceso se dilataría años.

Se dice que el total de la deuda que Aerosur le debe al Estado es de Bs. 1.229.3 millones. Esa es más o menos la deuda que le debe solamente a Impuestos Nacionales por las gestiones de 2004 a 2007. No se consideran las deudas a terceros entre las que figuran los proveedores de la compañía, alquileres, sueldos y salarios a sus trabajadores y deudas a las oficinas de la ATT. Son sumas millonarias que el Estado no está dispuesto a perder. En esas condiciones será difícil adelantar cualquier negociación tendiente a reiniciar las operaciones de la compañía aérea. Un empresario estadounidense dedicado y radicado en el país en el rubro minero se presentó sin calcetines y corbata como el salvador de Aerosur. Él ha manifestado su intensión de inyectar US $15 millones de dólares. William Petty ha indicado que ese dinero es todo lo que puede dar para administrar la compañía pero que no se hará cargo de deudas pasadas. El Estado, a través de las autoridades de la ATT, ha dicho en reiteradas oportunidades que el interesado debe asumir el paquete de la deuda en su conjunto. De lo contrario no habrá negociación.

Humberto Roca le contó a DATOS que para la campaña presidencial se reunió con los candidatos del MAS y que Morales lo apuntaba como el mejor empresario y como ejemplo a seguir. Juntos bosquejaron un plan de apoyos. El Gobierno permitió que la nueva línea tenga una concesión directa del Estado con un ínfimo capital de operaciones. Fue la época de gloria de la compañía que operaba casi todas las rutas pérdidas por LAB y monopolizó el espacio aéreo sin mayores problemas. Lo raro es que Roca no tenía remordimiento de consciencia en señalar abiertamente que la empresa no poseía oficinas, se sabía que las naves volaban a través de un arrendamiento conocido como leasing. Aerosur creció dejando deudas que engrosaron sus obligaciones con el  fisco y sin poseer nada, solo la intangibilidad de la marca y sus rutas.

Osado y dispuesto a dar pelea en cualquier escenario Humberto Roca aseguraba que no abandonaría el país, pero se fue como muchos otros para evitar ser detenido. Entre los bienes que el empresario dejó en Bolivia con anotación preventiva figuran más de 2000 bienes inmuebles y una colección de autos valuada en al menos US $2 millones. Los premios que en los últimos años recibió Aerosur y las acciones de Responsabilidad Social Empresarial que planificó no sirven hoy de nada. El empresario William Petty llegó, pero nadie garantiza para quedarse al mando de una empresa que como otras debe ajustarse el cinturón de seguridad.