“La Calidad es vital e indispensable”

0
239

Él mantiene una sonrisa perceptible que deja entender que todo está bien. Camina a la tarima donde han montado el escenario de los premios Merco. Con la misma naturalidad que enciende su rostro sonriente recibe el galardón agradece con palabras sencillas y vuelve al círculo donde están sentados y aguardan sus compañeros de trabajo. Hablamos un poco en portugués y toma con sorpresa y admiración la alocución en su idioma materno. Luego las gestiones para la entrevista corren con la misma facilidad con la que este empresario asume sus retos. Estamos con Tiago Menezes, gerente general de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) que es parte del más grande holding de bebidas a nivel mundial.

Durante la pandemia trabajo por primera vez desde su casa ¿qué orientación le dio a su organización laboral, qué novedades se presentaron para usted, cuántas horas del día le prestaba atención a su ordenador? Trabajar desde casa siempre es un desafío. Más aún hacerlo al llegar al país. Llegué en marzo, al comienzo de la cuarentena rígida. Entonces, toda la primera etapa al frente de la compañía la hice desde mi casa, me tocó organizar una nueva dinámica de reuniones remotas, fue un periodo largo. Recién pude hacer mi primera reunión presencial con los directores de la compañía en el mes de junio, considerando todos los protocolos de bioseguridad.

En nuestro negocio el contacto personal y directo con clientes y consumidores es muy importante, nuestra categoría es un mundo donde el compartir socialmente es indispensable y las nuevas normas de la pandemia nos limitaron a interactuar en este mundo de forma virtual. En la medida que las restricciones se fueron flexibilizando pude ir alternando el home office con el trabajo presencial en la oficina, en la calle y esto sigue siendo un reto hoy día. También estuvimos ejecutando una campaña de iniciativas de solidaridad para los bolivianos, para luchar juntos contra esta pandemia y esto de igual manera exigió acelerar la salida a la calle y ajustar aún más nuestras dinámicas de trabajo.

Antes de la pandemia de la covid, las estructuras en las empresas parecerían funcionar en base a un escalafón de estructuras muy estables, ¿cambio este concepto después de la emergencia sanitaria? La estructura de CBN se mantiene como antes. Hemos tenido cambios que tienen que ver más con la logística, con la forma de hacer las cosas, pero no hemos tenido cambios estructurales, esa reingeniería no ha sido necesaria.

¿Cuánto ha cambiado esa estructura en la CBN considerando que se trata de una compañía que avanza a un paso adelantado en relación al resto? La innovación es parte de la esencia de la compañía, las innovaciones que implementamos nacen aquí y son producto de la adaptación que la empresa ha tenido frente a los nuevos escenarios. Estas innovaciones responden al escenario local, a las necesidades que surgen en el país. Por ejemplo, la pandemia y las medidas para contenerla nos han llevado a hacer las cosas de una manera distinta, de pensar en soluciones que beneficien a CBN, pero también a la cadena productiva y la sociedad en su conjunto.

¿Qué relación mantiene la CBN en el cuidado del planeta, considerando que uno de los pilares de la agenda 2030 de las NNUU con el desarrollo sostenible tiene un marco claro de incentivos tanto para el hábitat y la estabilidad laboral? CBN cuenta con objetivos de sostenibilidad fijados hacia el 2025, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En este sentido, construimos cadenas de suministro resistentes, comunidades productivas y un medio ambiente más saludable. Nos hemos centrado deliberadamente en contribuir al progreso hacia los objetivos en los que podemos utilizar nuestra escala y nuestras asociaciones para impulsar un cambio positivo significativo para el país y para el planeta.

Cabe destacar que la mayor parte de nuestro portafolio de productos se vende en presentaciones retornables que son amigables con el planeta y esto es algo que hemos seguido promoviendo incluso con nuestros más recientes proyectos como lo es el caso de PACEÑITA 235 donde estamos incentivando la retornabilidad.

¿Es importante para usted en su labor como gerente general de la CBN la ética empresarial, tomando en cuenta que toda fuente de riqueza es social y por lo tanto implica responsabilidad social en la que se benefician todos?

Absolutamente. El trabajo que desarrolla CBN y yo en mi vida personal están signados por los mismos valores. Esta coherencia entre aquello que hacemos, aquello que decimos y aquello que proyectamos nos ha valido el reconocimiento, desde hace varios años, de ocupar los primeros lugares en los recuentos de Responsabilidad Social. Desde CBN y nuestras marcas llevamos a cabo diferentes iniciativas en esta línea. Creemos firmemente en que nuestras marcas deben tener un propósito social y en este sentido trabajan por un mundo mejor, que es el sueño de la compañía.

El consumo de bebidas alcohólicas es un problema en Bolivia por los picos altos que mantiene sostenidamente, aunque se den en periodos cortos de tiempo, ¿qué acciones realizan en la CBN para que el consumo sea social y no llegue al abuso? El consumo de bebidas alcohólicas en Bolivia tiene algunas peculiaridades que no se presentan en otros países. En general, el consumo per cápita anual es más bajo que la media de la región, el problema es que éste consumo se concentra en periodos cortos como usted menciona. Por eso uno de los pilares de nuestro programa de Responsabilidad Social es el Consumo Inteligente, a través de él buscamos promover que nuestros clientes disfruten de nuestros productos de forma consciente y responsable.

En CBN venimos trabajando en varias medidas que buscan incidir en el cambio del patrón de consumo en Bolivia. Queremos desarrollar un consumo más saludable, que la gente pueda disfrutar de una cerveza en el hogar, como pasa en otros países. Queremos que todas las experiencias con nuestros productos sean positivas. Durante todo el año implementamos varios programas que buscan desarrollar el consumo inteligente, iniciativas en las que participan meseros y bartenders, estudiantes universitarios, vivanderas, folcloristas… que reciben capacitaciones para promover una nueva cultura de consumo. También nuestros trabajadores se involucran voluntariamente para visitar puntos de venta en todo el país, informando y promoviendo la venta y el consumo inteligente.

Desde el desarrollo de nuestro portafolio también hemos ido trabando en productos que promuevan un consumo responsable. La cerveza, debido a su bajo grado alcohólico, es una bebida alcohólica ideal para un consumo moderado y puede formar parte diferentes ocasiones de consumo saludables. En este sentido hemos desarrollado y promovemos versiones de Huari ideales para compartir con comidas y más recientemente lanzamos una versión de paceña, PACEÑITA 235, de menor cantidad de líquido que es ideal para compartir, con moderación. Festichela fue una iniciativa que nos enseñó que nuestros consumidores pueden entretenerse y tomar una cerveza en casa.

También estamos desarrollando iniciativas de educación sobre cultura cervecera junto con otras cervecerías a través de la alianza de Pasión Cervecera Boliviana. Con esto buscamos exaltar a la cerveza boliviana, educar sobre sus características y enseñar patrones de consumo saludables a nuestros consumidores.

“Creemos firmemente en que nuestras marcas deben tener un propósito social y en este sentido trabajan por un mundo mejor, que es el sueño de la compañía”.

Hay temas que merecen la atención inmediatista de los medios sobre asuntos primordiales, ¿el incendio en 2019 del bosque chiquitano que arrasó 5 millones de hectáreas, por ejemplo, merece cierto grado de atención por parte de ustedes? CBN ha desarrollado una campaña muy activa para apoyar a quienes trabajaron en la mitigación del fuego en los incendios forestales del 2019 y 2020. Ha donado decenas de miles de litros de bebidas gaseosas en 2019. En el año 2020, ante los nuevos incendios en los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca realizaron la donación de 300 mil latas de agua gasificada para apoyar a los voluntarios y a los efectivos de la Policía y el Ejército que conformaban las brigadas anti incendios. También puso a disposición sus camiones repartidores para que la ayuda pueda llegar hasta los sitios de los siniestros en los tres departamentos.

¿Cuáles son los beneficios de trabajar en CBN, ¿se valora el esfuerzo de las personas, su seguridad laboral de sus funcionarios y trabajadores de planta? CBN es una gran familia. Es una empresa que ha demostrado la importancia de preservar la seguridad laboral de toda su planta. Por ejemplo, pese a las dificultadas durante la pandemia, no se ha despedido a ningún trabajador. Al contrario, se han hecho enormes esfuerzos por protegerlos contra todo riesgo emergente de la pandemia. Hemos contratado un seguro de salud con cobertura de hasta 20 mil dólares para todos nuestros empleados y sus familias. También hemos adquirido equipos de bioseguridad, contratado profesionales médicos para que nos asesoren en el cuidado de nuestros trabajadores. Tenemos dispuesto un sistema de atención rápida y traslados, inclusive aéreos para cualquier miembro de la familia de la CBN que requiera atención de emergencia… entre muchas otras medidas.

¿Cómo llegó a Bolivia para ocupar la gerencia de la CBN? Mi carrera profesional la he hecho en AmBev. He ocupado varios puestos directivos hasta que el año pasado me plantearon el desafío de ser gerente general de la CBN en Bolivia. Para mi fue un enorme reto, no solamente profesional, sino también personal, porque me interesa mucho aprender de otras culturas. Sin duda el mayor desafío es cuidar de este patrimonio boliviano que representa la compañía.

Considerando el ampuloso portafolio que ustedes atienden en el mundo con diversas marcas de bebidas, casi todas de primer nivel, ¿qué lugar ocupa la calidad de los productos bolivianos en ese portafolio? Ustedes saben que tenemos varios productos distintos en nuestra empresa y en los últimos años Bolivia siempre ha estado en el podio con alguno de estos. Paceña y sus variedades, en los últimos 40 años ha ganado 105 veces vez el reconocimiento Monde Selection en sus distintas categorías. También participó en el World Beer Cup, y en su única participación se llevó la copa entre 642 cerveceras de 44 países. En 34 ocasiones distintas Paceña y sus variedades han recibido galardones del Instituto Internacional del Sabor (iTQi) de Bruselas, compitiendo entre más de 200 marcas de 30 países de todo el mundo.

Para nosotros la calidad es vital e indispensable. En este sentido garantizamos que todos nuestros productos son realizados con estándares muy altos. Mucha gente no lo sabe, pero nuestras plantas cerveceras son reconocidas a nivel internacional por la gestión que desarrollan y por la calidad de nuestros productos.  Esto es algo por lo cual los bolivianos deben sentirse muy orgullosos porque tienen probablemente una de las mejores cervezas del mundo.

¿Qué representa para usted estar al frente de una de las empresas con mayor tradición, tamaño y que es vital para sostener el producto interno nacional? Es una gran responsabilidad, que implica un gran compromiso, no solamente con la empresa, sino con el país. Somos la empresa privada que más aporta al fisco boliviano, una de las que emplea, directa e indirectamente, a miles de personas. Sentir que tantas cosas dependen de nuestras decisiones nos impulsa a trabajar con gran empeño todos los días.

Savater dice en su libro Ética para la Empresa que un empresario debe ser audaz y asumir compromisos, ¿cree que esa es una praxis habitual en Bolivia? Como en cualquier otro país, hay empresarios audaces y hay empresarios más conservadores, de manera que no se puede hablar de una práxis habitual que marque el comportamiento de todo un país.

“Para nosotros la calidad es vital e indispensable. En este sentido garantizamos que todos nuestros productos son realizados con estándares muy altos. Mucha gente no lo sabe, pero nuestras plantas cerveceras son reconocidas a nivel internacional por la gestión que desarrollan y por la calidad de nuestros productos.  Esto es algo por lo cual los bolivianos deben sentirse muy orgullosos porque tienen probablemente una de las mejores cervezas del mundo”.

Estamos viviendo un mundo diferente por un virus que cambio nuestros hábitos de vida y relacionamiento humano y social. ¿En las buenas prácticas de la CBN qué mensaje destacaría de todos los que se han escuchado respecto a este momento impensado e inédito que vivimos?

Básicamente el mensaje que transmitimos, no solo en un sentido retórico, sino con la práctica cotidiana, es que si hay algo que disminuye el efecto de la enfermedad en nuestra sociedad es el trabajo solidario y mancomunado. No hay otro camino de salida a la actual crisis sanitaria y económica.  También quisiera resaltar que continuamente nos enfrentamos a retos que requieren nuestra capacidad de cambio y adaptación. Gradualmente nos transformamos para evolucionar y superar las adversidades. Somos una empresa resiliente y que se ajusta a los cambios.

¿Qué oportunidades destacaría que tienen los profesionales jóvenes en construir un mundo amigable e inclusivo, cree que es esto posible para alcanzar metas de desarrollo a mediano plazo o es una meta complicada de lograr? Yo soy un convencido que las actuales generaciones están en el camino de construir un mundo más amigable y más inclusivo. De manera que en esto soy un optimista impenitente. Los jóvenes y su trabajo, su creatividad, pero sobre todo sus valores humanos me demuestran todos los días que estamos en el camino de lograr esa meta en un mediano plazo.

¿Este es un mundo más amigable para los nacidos con la tecnología digital en sus manos o por el contrario cree que provoca individualismo y especialización? Las condiciones para la generación de los nativos digitales son completamente distintas de quienes les precedemos en este mundo. Pero hay que entender que la tecnología en si misma es solamente una herramienta. Depende del uso que le demos para que se convierta en un instrumento de integración, de inclusión, de ruptura de barreras; o que por el contrario se convierta en el camino hacia el individualismo.

¿Cuáles son sus siguientes desafíos? Tenemos muchos desafíos, pero te voy a mencionar uno en particular: el desarrollo de una cultura cervecera saludable para Bolivia, en esto trabajamos muy de cerca con nuestros aliados de Pasión Cervecera Boliviana. La cerveza boliviana es única, tiene una relación muy fuerte con la historia y cultura boliviana. Es motivo de orgullo para los bolivianos y por ello debemos destacar su calidad, los ingredientes naturales con los cuales se fabrica y la virtud que tiene de acompañar diferentes ocasiones de consumo. Estamos siendo testigos de una revolución en la forma de ver y valorar a la cerveza boliviana, hoy hay más de 80 cerveceras artesanales en el país, hay movimientos de mujeres que destacan sus beneficios e incluso hacen su propia cerveza, etc. Creemos en el apoyo de todo esto y es lo que estamos haciendo.

Mis desafíos a corto plazo son mantener el sitial de CBN como líder en la industria, mantener su patrimonio social como la empresa con mayor reputación corporativa y mantener los índices de crecimiento, pese a los desafíos que nos plantea la pandemia y sus efectos.

¿Tomase un tiempo cerrando los ojos para pensar en la construcción de un mundo mejor, se ve práctico o idealista en esa construcción? Una mezcla de ambas cosas. El pragmatismo, sin idealismo es simple eficiencia. El idealismo, sin pragmatismo, es simplemente utopismo. Hay que saber mantenerse en medio de ambos extremos para poder aportar en la construcción de un mundo mejor.

¿Qué valor nominal tiene la cerveza boliviana como marca reconocida a nivel internacional? Las cervezas que fabrica la CBN, históricamente han sido reconocidas por su calidad a nivel mundial. Sus alcances comerciales, aunque crecen todos los años, todavía son pequeños. Es decir, que no todos tienen la oportunidad, todavía, de reconocer su calidad y su sabor.

¿Cómo ha cambiado la CBN en este tiempo? La compañía ha tenido un crecimiento que ha acompañado e impulsado el desarrollo del país en cada etapa de su historia. Las transformaciones que ha tenido la empresa a lo largo de su vida institucional siempre han apuntado hacia el crecimiento, la expansión y con ellas, el desarrollo para varias regiones del país.

Hoy en día la Cervecería Boliviana Nacional cuenta con ocho Plantas cerveceras, de gaseosas y una planta de producción de latas de aluminio en las ciudades de La Paz, El Alto, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y Tarija. Es la Empresa número uno en el mercado en todo el país.

¿Qué piensa del futuro de la industria una vez se supere la pandemia? Hay que entender que el mundo ha cambiado para siempre. La pandemia va a terminar más temprano que tarde, pero muchas de las adaptaciones que los modelos de negocios han implementado en estos tiempos, simplemente van a quedarse. La industria en general, se va a recuperar y fortalecer, pero para esto nos espera un largo camino que tiene que ver con muchas campañas que el país debe asumir, entre ellas, por ejemplo, la lucha contra el contrabando.

¿Cómo se construye una marca reconocida y su poderío a nivel global? Las marcas se construyen teniendo un propósito claro consistente en el tiempo. Un propósito conectado con atender las necesidades particulares de la sociedad donde desarrolla sus actividades, pero también con el planeta. Esto tiene que ver son ser coherentes entre lo que se dice, lo que se hace y aquello que se proyecta, con ética y valores. Es la base de todo. Seguramente hay muchísimos otros factores que intervienen, pero sin esa base, es imposible construir una empresa cuya marca sea reconocida a nivel global.

Diseñe en pocas palabras una empresa moderna. Es aquella que no teme innovar, desafiarse constantemente, cuidar de los suyos, su personal, su cadena de distribución, pero también de la sociedad en la que está inmersa y atender la responsabilidad que tenemos todos con nuestro planeta.

¿Si tendría que calificar la calidad de la cerveza paceña entre todas las marcas que maneja el portafolio de CBN qué puesto le otorgaría? Tenemos una de las mejores cervezas del grupo acá en Bolivia. No lo digo solo yo, esto lo respalda una historia de 134 años, casi el mismo número de reconocimientos internacionales y la pasión de todos los trabajadores de esta empresa que dan lo mejor de si para fabricar esta cerveza y las otras marcas de nuestro portafolio. Tenemos cervezas de muy buena calidad y PACEÑA es el reflejo de ello.