Ministro Arce revela que en G77 se gastó Bs115 millones

0
44

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, reveló hoy que el gobierno gastó Bs115 millones (unos 16.5 millones de dólares) en la realización de la cumbre del G77, realizado el pasado 14 de junio en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Arce dijo que hay mucha especulación al respecto y dio a conocer la cifra en respuesta a los jubilados, quienes denuncian que hay dinero para el gasto millonario en cumbres pero no para considerarlo en su bono del jubilado de Bs3.000.

“Se ha especulado demasiado sobre el tema del gasto que se tiene en el G77. En el G77 hemos gastado 115 millones de bolivianos nada más, y ha sido un gasto por una sola vez. De estos 115 millones de bolivianos, 58 millones han sido de inversión, en el aeropuerto que se ha tenido, en fin, en varias obras que el gobierno nacional ha tenido que llevar adelante para tener una buena presentación del país ante visitantes extranjeros”, señaló.

El gobierno aprobó en junio un presupuesto en obras por $us21.2 millones, para el G77, en la construcción de una avenida alterna para unir el aeropuerto de Viru Viru con la avenida Mutualista, la construcción de una plataforma para el estacionamiento de aviones en el mismo aeropuerto, la rehabilitación de la plataforma de Aviación General y la iluminación del aeropuerto El Trompillo.

A esta erogación se agregó el Decreto Supremo 1910 que autoriza al ministerio de Economía transferir recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) por un monto de hasta Bs49 millones para financiar los gastos de la Cumbre.

El experto en Relaciones Internacionales, Hugo Siles, manifestó que el monto revelado por Arce justifica el gasto realizado en obras en la ciudad de Santa Cruz.

“Ese es el monto más o menos que está referido a la infraestructura que tiene que ver con parte de la adecuación de aeropuerto y otros gastos más, que al final es una infraestructura que se queda”, indicó.

Para el analista político, Gustavo Pedraza, la inversión realizada esta dentro de lo previsto, pero insistió en que los gastos debieron ser más modestos.

“Yo creo que muy pocas veces el gobierno boliviano ha pagado pasaje y estadía, y en esta oportunidad lo ha hecho, cuando lo correcto y lo justo es que cada Estado pague su gasto, su viático, su traslado, etc., yo creo que el impacto político externo o interno hubiera sido el mismo habiendo sido más modesta la ejecución presupuestaria”, apuntó.