8 consejos para crear una empresa sostenible

0
143
Empresa sostenible

Sea cual sea el tipo de negocio que vas a emprender (hostelería, textil, de cosmética, industrial u otros rubros), es necesario que empieces a plantear formas de trabajo que contribuyan al ahorro de energía, a adoptar valores sostenibles y establecer hábitos y comportamientos que favorezcan al medio ambiente.

Lo primero y más importante es aprender a ser sostenible en tus acciones diarias. Es importante que establezcas unos valores para tu empresa y seas fiel a ellos. Y si no puedes seguir los principios de sostenibilidad a rajatabla, no pasa nada, tus clientes te agradecerán que seas honesto con ellos y les cuentes tus logros en cuanto a sostenibilidad se refiere. La transparencia es uno de los aspectos más valorados por el consumidor.

Desde IceCream Marketing Shop -plataforma digital que ofrece servicios de marketing digital a pequeñas empresas dejando huella en cada proyecto: páginas web, packaging, tienda online, branding, fotografía, diseño gráfico, social media, SEO, etc.- elaboran una lista de consejos para emprendedores sobre cómo crear una empresa más sostenible y ecológica:

  1. Reduce el gasto energético Incentiva hábitos responsables y de obligado cumplimiento que ayuden a reducir el consumo de energía. Por ejemplo, apagar las luces, ordenadores y routers durante la noche o cuando vayan a estar mucho tiempo sin utilizarse.
  2. Adecúa tu espacio de trabajo Para crear una empresa sostenible, empieza por aprovechar la luz solar y aislar las paredes y ventanas de tu lugar de trabajo para ahorrar en calefacción. En los espacios o salas a los que no llegue la suficiente luz natural, apuesta por la iluminación LED. Invierte en energías alternativas que favorezcan el ahorro energético, como sistemas de calefacción o aire acondicionado inteligentes.
  3. Aplica la regla de las cuatro erres: reduce, repara, reúsa y recicla Utiliza materiales reciclables, reutiliza siempre que puedas y repara aquellos elementos que sigan siendo útiles en vez de comprar otros nuevos. Elimina el uso de plásticos en la medida de lo posible.
  4. Cuánto más local, más sostenible Hacer uso del comercio de proximidad te permite conocer de primera mano la fabricación de los productos que usas, saber quién los hace y de dónde proviene cada material. Además, ahorras en viajes innecesarios y reduces las emisiones de CO2 derivadas del transporte. Establece una relación de cercanía con tu proveedor y procura que este además de cercano tenga un compromiso con la sostenibilidad.
  5. Ahorra en papel La deforestación es uno de los grandes problemas medioambientales que sufrimos hoy en día. Para conseguir una empresa más verde y sostenible, es fundamental que controles el gasto en papel que haces. Imprime con cabeza y apuesta por alternativas digitales, como el correo electrónico o apps como Slack o Trello para compartir documentos e información con tu equipo.
  6. Evita desplazamientos innecesarios y fomenta el transporte responsable Facilita el teletrabajo siempre que sea posible y fomenta el transporte sostenible como el uso de bicicleta, transporte público o de vehículos compartidos entre empleados.
  7. Vende online Hay una gran cantidad de negocios que todavía no disponen de un servicio de Implementar una tienda online supone que tus productos o servicios lleguen a todo tipo de consumidores, tanto lejanos como cercanos, cuidando el medioambiente, abaratando costes y evitando desplazamientos.
  8. Apuesta por la formación medioambiental y sé solidario Inculca a tus empleados esa conciencia ecológica tan necesaria. Además, siempre que puedas pon acciones en marcha dentro de tu empresa o colabora con otras compañías con fines sociales.

 

Apreciado lector, suscríbete a la Revista dat0s digital para obtener la edición completa aquí