América Latina entre reactivación económica y cambio climático

El País
0
174
CAF

La recuperación económica de la pandemia de la covid-19 y la amenaza del cambio climático han sido los temas principales que han dominado la primera jornada de la conferencia anual de la CAF, el banco de desarrollo de América Latina. Las actividades de este martes, el primero de dos días de charlas, han estado marcadas por la intervención de los presidentes de Colombia, Panamá y Argentina además de una serie de expertos económicos de la región, quienes han debatido las diferentes salidas a la severa crisis generada por la emergencia sanitaria que ha castigado a las naciones y puesto a prueba la creatividad de sus líderes.

Los mandatarios latinoamericanos, quienes participaron a distancia en la edición 25 de la conferencia que tuvo sede en Washington, coincidieron en la necesidad de que la banca de desarrollo mantenga su participación en la lucha contra la pobreza y como pilar de financiamiento de tecnologías limpias en un mundo amenazado por el cambio climático, otro de los ejes de preocupación compartida de la charla. “El financiamiento verde inteligente es lo que se necesita”, aseguró el presidente de Colombia, Iván Duque, quien repitió algunos de los compromisos en la materia para los próximos años: reducir las emisiones contaminantes un 51% para 2030 y neutralidad de carbono para el año 2050 con medidas como cero deforestación y un 30% del país decretado territorio protegido.

Duque dijo que son necesarias medidas como los canjes de deuda para los países más pobres y que estos puedan disminuir sus cargas fiscales gracias a iniciativas climáticas. Además, afirmó a la audiencia que es importante que países de medianos ingresos como el suyo “tengan acceso a fondos que aceleren el desarrollo de tecnologías limpias” sin que estas inversiones representen para los líderes tener que elegir entre presupuestos de salud o educación o la lucha contra el cambio climático.

Laurentino Cortizo, el presidente de Panamá, aprovechó su conversación con el embajador Thomas Shannon, para recordar a los espectadores que la pequeña región centroamericana es uno de los tres países en el mundo negativos en carbono (que absorben más gases de efecto invernadero que los que emiten). Los otros dos son Bután y Suriname. “Hemos estado haciendo nuestro trabajo con hechos”, aseguró el mandatario, quien presumió el estricto marco regulatorio que impone el Canal de Panamá, por el que pasa el 6% del comercio mundial. “Es fundamental el concepto de economía verde”, añadió.

El mandatario argentino, Albero Fernández, añadió una tercera vertiente a las crisis que azotan a la región además de la sanitaria y la climática: la deuda externa. “No habrá justicia ambiental sin justicia financiera global y sin justicia social global”, aseguró el presidente en un llamado a la solidaridad de la región en un momento donde dijo “o renacemos mejores o renacemos peores”. “El 60% de las exportaciones regionales están destinadas al pago del servicio de la deuda externa”, agregó el presidente, quien indicó que América Latina y el Caribe “necesitan una CAF fuerte, resiliente y amiga de la innovación”. Además, se mostró en favor de profundizar en la cumbre del G20 la necesidad de un impuesto mínimo global que contribuya a la desconcentración de riqueza y mayor justicia ambiental.

Las intervenciones de los tres mandatarios han reflejado también las diferentes formas en que la región combate las crisis actuales. Mientras Duque aplaudió la iniciativa Build Back Better World de Joe Biden, el presidente estadounidense, para construir infraestructura en países de bajos y medianos ingresos, su homólogo argentino habló de la responsabilidad de los bancos de desarrollo de comprometer el 50% de su cartera a acciones ambientales.

El panameño Cortizo fue uno de los pocos que habló de las crisis más urgentes de la región, la migración. El mandatario dijo que 100.000 migrantes han cruzado la nación rumbo a Estados Unidos en lo que va de año y se esperan otros 50.000 en los próximos meses de 2021. “Si ese tema no se atiende ahora nos va a seguir afectando durante un año, especialmente en Estados Unidos. Debemos de sentarnos a hablar de los procesos de visa, los procesos de identificación de las personas y buscar la manera de resolver un problema regional”, dijo el presidente al embajador Shannon.

Los tres presidentes coincidieron en que la vacunación de su población ayudará a sus naciones a tener una recuperación económica más rápida tras la pandemia. Panamá se acerca al 76% de inmunizados, el 90% con la vacuna de Pfizer y el 10% restante con el antígeno de AstraZeneca. Duque afirmó que para finales de año el 70% de los colombianos estará vacunado. Al día de hoy queda el 48% de la nación por ser inyectado. Argentina tiene números similares. Solo el 53,7% de la población tiene completo e