La gente accederá a créditos sin cuota inicial

0
17

El ministro Luis Arce anticipó que 17.000 personas se favorecerán a partir de 2015. Los recursos (6%) provienen de las utilidades netas de los accionistas de la banca.

A partir  de febrero de 2015, las personas podrán acceder a un crédito  sin el aporte o  cuota inicial, ya sea para vivienda de interés social o para el sector productivo. Con la  norma se  prevé beneficiar a unas 17.000 personas, anticipó ayer el ministro de Economía, Luis Arce. 

Con el fin de facilitar el acceso al crédito, el gabinete de ministros aprobó el miércoles 8 los decretos supremos 2136 y 2137, mediante los cuales dispone que la banca aporte el 6% de las utilidades netas de este año para la constitución de fondos de garantía de créditos de vivienda de interés social y para el sector productivo.

“Desde febrero se podrá acceder a este fondo, porque las utilidades netas de 2013 (que obtuvo el sistema financiero) ya fueron redistribuidas”, afirmó Arce en una entrevista con la Red Uno.
Según las estimaciones oficiales, en el caso del aporte de la banca múltiple, que constituirá el fondo para vivienda social, el Ejecutivo prevé que en esta gestión se captará alrededor de 17 millones de dólares, que beneficiarán al menos a 17.000 nuevos prestatarios. 
De acuerdo con el Gobierno, esas 17.000 personas no pudieron acceder a préstamos para la vivienda de interés social porque no disponen de  una  cuota inicial, que asciende  al 20%.
El ministro explicó que   cuando una persona recurría  a una entidad financiera para obtener un préstamo se les  exigía la cuota inicial del 20% del valor del inmueble, pero en muchos casos no contaba con este dinero;   el fondo garantiza a ese persona con el 20% ante el banco, de tal modo que puede acceder al préstamo.  
“Lo que hace este fondo es garantizar este 20% ante el  banco, no es que lo  paga. Entonces,  le damos la oportunidad para acceder al crédito, pero el que se presta tiene que pagar el 100% de la deuda”, dijo.
Según  la normativa, las personas que piden esos avales  no tienen que cumplir con ningún requisito adicional a los solicitados por la entidad financiera para el crédito de vivienda social; el principal es no  ser propietario de una vivienda, casa o terreno.

Además, la garantía  no representará ningún costo adicional para el prestatario.
Según el viceministro de Pensiones y  Servicios Financieros, Mario Guillén,   los bancos tienen que cerrar sus estados financieros hasta el 31 de diciembre, luego presentarlos a la junta de accionistas y auditarlos, para   destinar el 6% a los fondos de garantía.  
“Estamos hablando de que en febrero próximo  ellos (la banca) podrán hacer el aporte para que empiece a funcionar el fondo”, explicó. 

La medida también beneficiará  a productores que por  falta de garantías no pueden beneficiarse con un empréstito bancario. 
Por ejemplo, si un productor quiere comprar  maquinaria y le falta la garantía, el fondo le da hasta un 50%; los recursos para que acceda al préstamo que precisa saldrán del fondo con el 6% aportado por  la banca pyme. 
Las ganancias

Guillén  estimó que este año las entidades financieras obtendrán una utilidad de 230 millones de dólares, de la  cual el 10% (21 millones) será destinado a la reserva legal y quedará un 90% (209 millones), que será distribuido entre sus accionistas; pero  ahora deben destinar un 6% de esas ganancias (12 millones) para los dos fondos de garantía de créditos para vivienda social y para la producción.

57% de créditos  para vivienda social es de $us 72.000

Al 31 de agosto de este año, el 57% de los créditos aprobados  para vivienda de interés social corresponde a la compra de inmuebles de menos de 72.000 dólares, según el Viceministerio de Pensiones y Servicios Financieros.
“El 57% de las operaciones nuevas corresponde a la  compra de inmuebles de menos de 72.000 dólares”, informó ayer el viceministro del sector, Mario Guillén, en una entrevista con radio Patria Nueva.
Según los datos oficiales, desde la vigencia del decreto supremo 1842, de tasas de interés para crédito de vivienda social, hasta agosto pasado el sistema financiero desembolsó préstamos por 140 millones de dólares en   3.685   nuevas operaciones para acceder a una casa propia.
En  el caso de la renegociación -se aplican  tasas reguladas a un crédito existente-, el informe  señala que aproximadamente 2.150 son operaciones antiguas. El monto renegociado en las financieras sumó 80 millones de dólares.
De los 2.150 contratos revisados, cerca al 60% corresponde a personas que tenían inmuebles por un valor menor a 72.000 dólares.
“Eso quiere decir que el beneficio está llegando a los que menos ingresos tienen”, agregó.
En diciembre de 2013, el Gobierno  aprobó  el Decreto Supremo 1842, que reglamenta las tasas de interés para el crédito de vivienda social, en el marco de aplicación de la nueva Ley de Servicios Financieros 393. 
La norma establece que para un préstamo de hasta  60.000 dólares la tasa máxima es de 5,5%; para un crédito de   90.000 dólares es de  6% y para otro de   120 mil dólares la tasa aplicable es  de 6,5%.