Banco Mundial calcula para Bolivia una contracción de 3,4% por el coronavirus

0
14
Foto: El Diario

El informe “La economía en los tiempos del Covid-19” del Banco Mundial, publicado hoy, prevé una caída del Producto Interno Bruto de Bolivia (PIB) del 3,4 por ciento en la gestión 2020 a consecuencia de la pandemia del coronavirus y la caída del precio del barril de petróleo.

“Se espera que el PIB se contraiga en 2020 debido a los impactos de Covid-19 y el bajo precio del petróleo, aumento de la pobreza y la desigualdad”, dice el informe traducido del inglés a español.

El Banco Mundial afirma que amortiguar los efectos de la crisis a través de medidas de alivio a corto plazo es primordial, pero observa el espacio para el estímulo es limitado.

“Después de la emergencia de salud, Bolivia necesita mejorar la calidad de gasto para una consolidación fiscal de calidad e implementar reformas para reactivar la inversión privada, crear calidad, empleos formales y proteger de manera sostenible a los segmentos vulnerables de la población”, dice el informe.

El informe prevé, además, que América Latina y el Caribe vivirán este 2020 una contracción del PIB de 4,6 por ciento, una crisis que sumirá en recesión a todos los países, salvo a Guyana que crecerá y República Dominicana que se mantendrá estable.

El socavón por los efectos de la Covid-19 estará seguido de una recuperación con un crecimiento de 2,6% en 2021, pero significará antes un duro golpe para las principales economías de la región con una contracción de 5% en Brasil, 5,2% en Argentina, 6% en México y una caída del PIB de 2% en Colombia, 3% en Chile, 3,4% en Bolivia y 4,7% en Perú.

Sólo República Dominicana escapará a esta tendencia y no entrará en recesión, aunque se prevé que cierre 2020 con un crecimiento plano del 0 por ciento.

“Los Gobiernos de América Latina y el Caribe enfrentan el enorme desafío de proteger vidas y al mismo tiempo limitar los impactos económicos”, dijo Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe.

Rama señaló que esto va a requerir “políticas dirigidas y coherentes en una escala raras veces vista anteriormente”.