Desigualdad en la vacunación entre países puede costar más de US$ 2 trillones

Por Redacción Dat0s y Agencias
0
261
Vacuna anticovid

Un estudio muestra que las economías más pobres soportarán alrededor de dos tercios de estas pérdidas.

Nuevamente los países más pobres serán los más afectados por las desigualdades a las que se suma ahora la vacunación contra la Covid-19. Esa desigualdad podrá costar alrededor de 2 trillones de dólares a las economías menos desarrolladas debido a que gran parte del desarrollo de los inmunizantes han sido distribuidos entre los países desarrollados dejando perdidas millonarias en los países pobres que incluso después de adquirir las vacunas no han conseguido proteger a su población de la enfermedad. El lento proceso de vacunación y la disponibilidad desigual de las vacunas Covid-19 en diferentes países pueden provocar pérdidas masivas para la economía mundial.

Los países ricos han administrado 100 veces más vacunas contra el coronavirus que las economías más pobres. Por meses, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado incansablemente a los países desarrollados e industrializados su obligación moral de suministrar vacunas contra el coronavirus a los países más pobres del mundo.

Conseguir una vacuna con efectividad probada no será suficiente para detener la pandemia, pues hará falta garantizar su distribución. Debido a que la capacidad de fabricación global es limitada, esto deja menos dosis para todos los demás, al menos a corto plazo. Los países de ingresos medianos y bajos no pudieron realizar compras de gran volumen o comprar vacunas cuando el riesgo de falla aún era muy alto, por lo que no obtuvieron acceso prioritario. Estos países están claramente en peligro ahora.

La principal preocupación es que los países de ingresos bajos y medianos simplemente no tendrán suficientes vacunas y que las personas que viven en países ricos estarán protegidas mientras el virus se propague en los países más pobres. Si se desarrolla de esta manera, todos sufriremos más, tanto en términos de impacto sanitario como económico.

En ese sentido, hace semanas, la OMS advirtió que el mundo se enfrentaba a un “fracaso moral catastrófico” debido a las políticas desiguales de vacunación contra el covid-19.

¿Cuáles son los principales riesgos a nivel global de la forma en que se venden y distribuyen actualmente las vacunas? La distribución desigual de las vacunas es peligrosa para todos. Ciertamente es un fracaso moral, pero también nos enfrentamos a resultados económicos y de salud catastróficos. Provocará muchas más muertes en todo el mundo, especialmente en los países más vulnerables.

Pero también significa que el virus continuará propagándose y mutando, aumentando el riesgo de que nuestra lista de vacunas no cubra eficazmente nuevas cepas. De los 640 millones de dosis que debían entregarse a principios de agosto, solo han llegado 163 millones. Es nada menos que una declaración de “bancarrota moral”.

Según las estimaciones de la OMS, se necesitarán unos 11.000 millones de dosis para acabar con la pandemia en todo el mundo. Los países industrializados del G7 tan solo han prometido 1.000 millones, con Estados Unidos y Alemania a la cabeza. Los países ricos aprovecharon su poder adquisitivo e inversiones en el desarrollo de vacunas para obtener un lugar en primera fila y luego compraron la mayoría de las vacunas antes que otros países.

Los países de ingresos altos tienen el 16% de la población mundial, pero actualmente cuentan con el 60% de las dosis de vacunas que se han vendido.