Empresarios de Brasil y Argentina quieren urea

0
10
Foto: El Diario

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, informó este martes que el país exportará urea (fertilizante) a Brasil y Argentina desde mayo, cuando la planta que se construye en Bulo – Bulo- Provincia Carrasco del departamento de Cochabamba, se haya concluido. El anunció surgió, luego de que YPFB cerrara negociaciones con empresas privadas de ambos países.

TRATO CERRADO

“Prácticamente la negociación está cerrada, nosotros estamos cerrando los mercados de Brasil y Argentina, y a partir de la puesta en marcha de producción, que es en mayo, vamos también a empezar a exportar este fertilizante”, informó a los medios de comunicación.

NEGOCIACIONES

Achá explicó que las negociaciones fueron acordadas vía empresas privadas de ambos países por una cantidad que prácticamente garantizará el 80% de la producción de la planta. En su declaración el titular de YPFB, no identificó las empresas, ni precios acordados.

PLANTEAMIENTO

Sin embargo, el ex Gerente Nacional de Industrialización (GNI) de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Saúl Escalera, manifestó que por lo menos 50 por ciento de la producción de urea y amoniaco de la planta de Bulo Bulo, debe ser destinado para la industrialización, asimismo para el uso en la industria minera y agroindustria del país. Con ese propósito, propuso la construcción de un gran complejo petroquímico, donde se generaría 15 mil puestos de trabajo.

PRODUCCIÓN

“Que toda la producción de la planta tenga el destino de exportación y también acompañado de todos los programas de uso que estamos desarrollando en el mercado interno”, apuntó el titular de YPFB.

La planta de urea y amoniaco tiene una capacidad de producción de 700.000 toneladas, pero inicialmente generará 450.000 toneladas de fertilizante.

DERIVADOS

“La urea no se debe exportar, hemos diseñado plantas para obtener elementos derivados de la urea, pegamento para madera aglomerada, además el amoniaco puede ser industrializado y para el uso como fertilizante”, precisó Escalera en una entrevista telefónica.

“Según los planes de YPFB, la urea y amoniaco que serán producidos en Carrasco servirán para satisfacer la demanda de la agroindustria nacional y los excedentes serán exportados al Brasil. Considera que los derivados de urea (adhesivos y lixiviantes de oro) y del amoniaco (NPK, DAP y aminas y óxidos de amina) son también importantes por su versatilidad química, relativa facilidad de transformación e importancia industrial”, puntualizó Escalera.