La crisis que puede afectar a todo el mundo

Por El País Economía y Redacción dat0s
0
247
Evergrande, China
Foto: Bobby Yip | Reuters

El valor de los bonos de la monumental compañía Evergrande se derrumban el 20% y crece el temor a una suspensión de pago que afectará a países que mantienen una fuerte relación comercial con el gigante asiático. Moody´s hunde el rating del gigante chino.

Un analista financiero con el que conversó Dat0s gira en torno a la salud económica de China Popular en sus análisis. No es que sea el centro, pero discurre que la inoperancia de los economistas en advertir un fenómeno que está en puertas de producirse, pero como en economía se habla de medianos y largos plazos, él calcula que en los próximos 10 el mundo enfrentará una crisis peor a la desatada por la pandemia del coronavirus o al crack financiero de 2008. Todo gracias a la China que en la actualidad absorbe la mayor cantidad de mano de obra en manufactura del mundo.

Evergrande

Hoy el foco central se llama Evergrande, la compañía tiene un volumen de deuda que ronda los 300.000 millones de dólares. La compañía anunció en septiembre un plan de desinversiones con el que aspira a hacer frente a sus dificultades de liquidez, pero la magnitud de su deuda ha avivado el temor a una sacudida en el conjunto del sistema financiero chino, ante la posibilidad de su quiebra. La firma estadounidense Goldman Sachs ha anunciado también su recomendación de venta de los títulos de la compañía.

En los últimos años, los promotores inmobiliarios chinos como Evergrande y Dalian Wanda han hecho incursiones en “negocios alternativos que generan ingresos fuera del mercado inmobiliario”. Por ejemplo, Evergrande se ha expandido a paneles solares, cría de cerdos, agroindustria y fórmula para bebés.

En 2017, el precio de las acciones, las ganancias y los ingresos de la gigante compañía china aumentaron a casi tres o cuatro veces su valor, lo que llevó al fundador Xu Jiayin a convertirse en uno de los hombres más ricos de China, así como a una de las personas más ricas de Asia.

En 2020, Evergrande generó unos ingresos de alrededor de 507.000 millones de yuanes.

La firma ha desarrollado proyectos en más de 170 ciudades de China. Es uno de los 10 desarrolladores inmobiliarios más grandes de China continental y uno de los cinco desarrolladores inmobiliarios más grandes de la provincia de Guangdong; los otros cuatro son Country Garden, Guangzhou R&F Properties, Hopson Development y Agile Property.

Evergrande Group posee actualmente 45,8 millones de metros cuadrados de terrenos de desarrollo y proyectos inmobiliarios en 22 ciudades de la República Popular de China, justo después de Country Garden que ocupa el primer lugar de los desarrolladores inmobiliarios del país. Las ciudades en las que Evergrande tiene presencia son: Guangzhou, Tianjin, Shenyang, Wuhan, Kunming, Chengdu, Chongqing, Nanjing, Zhengzhou, Luoyang, Changsha, Nanning, Xian, Taiyuan y Guiyang.

Un idilio que puede acabar el desplome

Pero lo que parecía un idilio con los mercados ha comenzado a derrumbarse como los naipes de un castillo de cartón. En analista financiero con el que habla dat0s sostiene que “la pandemia puso en relevo la concentración manufacturera y logística del mundo en China”. Y afirma que esa concentración de capitales, focalizan la próxima crisis financiera global en China y no en los Estados Unidos, como afirman los economistas internacionales. la próxima crisis no será de EEUU, sino que vendrá de China. “Cuando China se ponga mal económicamente, toda esa dependencia manufacturera que tiene el mundo en China podría traer miles y millones de empleos destruidos en diversas partes del mundo”, advierte.

Pero a qué se refiere concretamente, de acuerdo a la agencia de calificación financiera Moody´s las alarmas sobre el gigante chino Evergrande, han vuelto a sonar con fuerza. La agencia ha rebajado el rating de la firma a Ca desde Caa1, aún más en territorio de bono basura, lo que acentúa la inquietud sobre los problemas de liquidez de la promotora, que ya reconoció sus dificultades para hacer frente a sus pagos.

Moody’s argumenta su decisión en “las débiles perspectivas de recuperación de la deuda para los acreedores de Evergrande si hay una suspensión de pagos”. Su decisión ha provocado una caída en Bolsa de las acciones de la inmobiliaria del 8,5%, hasta el nivel más bajo desde 2015 y ha minado aún más el valor de sus bonos. Hoy se han depreciado el 20%, un derrumbe que se suma al 35%.

Citigroup y Credit Suisse han decidido dejar de aceptar como colateral los bonos de otro grupo inmobiliario chino, Fantasía Holdings, lo que refleja la creciente inquietud la salud financiera de este tipo de compañías del gigante asiático. Ambos bancos han decidido dar un valor de cero a los bonos de Fantasía. El analista con el que habla dat0s que prefiere mantener su nombre bajo reserva dice con cruel ironía que “lo lindo es que el mundo no tiene ni la más puta idea que el futuro de cada ciudadano depende de China”. Y completa: “como no existe economía en el mundo inmune a errores y crisis, China será una más en la larga lista de la historia humana en caer en crisis. Cuando esa crisis suceda, los países más afectados serán los subdesarrollados y emergentes porque gran parte de sus negocios viene de la importación del país asiático. Y esa gente perderá su trabajo y la banca como el sistema financiero colapsará”.

Por eso el analista recomienda seguir con atención las noticias en relación a las características financieras incorporadas en el capitalismo “popular” chino. “En los próximos 10 años, hasta más o menos cerca del 2030, vamos a presenciar muchos cambios muy acentuados en la economía en el mundo entero”. Además, apunta que a esta crisis en el mercado asiático se está alineando otra crisis por el cambio climático”, de consecuencias inciertas y poco controlable.

Considera que la pandemia quedará a su lado como algo pequeño al lado de lo que vendrá. Pero su interpretación no para ahí.

Afirma que los países latinoamericanos que han incorporado un sistema de Gobierno socialista y que han adquirido un fuerte endeudamiento con la banca de la potencia asiática van a sufrir los efectos más severos de esta crisis. “Los ciudadanos en Latinoamérica, nos hemos conformado con la inercia, civil y política”, destaca a tiempo de finalizar su análisis.

 

Apreciado lector, suscríbete a la Revista dat0s digital para obtener la edición completa aquí