Emiten decreto para agilizar importación de mercadería

0
2
Foto: Daniel James Los Tiempos

El Gobierno aprobó el Decreto Supremo 2295 que regula el proceso de nacionalización en frontera de mercaderías de fácil reconocimiento y homogéneas, que obligará concluir un trámite en un máximo de 24 horas, informó ayer la viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos.

“Uno de los objetivos de todo este proceso y de esta política es acelerar el despacho de mercancía, es decir, que la importación de mercaderías se realice en fronteras y que no tarde más allá de 24 horas”, explicó en una conferencia de prensa.

Dijo que ese decreto forma parte de la política gubernamental que busca implementar mecanismos para que todo el proceso de nacionalización se optimice, agilice y concrete, “en el menor tiempo posible y ocasionando menores perjuicios a todos los importadores”.

En esa línea, explicó que el Ministerio de Economía aprobará una resolución ministerial para determinar el tipo de mercancías que ingresen al procedimiento de forma obligatoria.

“Estas mercancías, desde que entren a territorio boliviano hasta que salgan, van a tener un proceso que en cada una de las fases están establecidas por horas y cuyo procedimiento no tardará más de 24 horas”, remarcó.

Además, dijo que esa “facilitación” tiene como contrapartida un mecanismo de control posterior, que aplicará la Aduana Nacional a través de fiscalizaciones, y con la ayuda del Servicio de Impuestos Nacionales.

Precisó que para nacionalizar en frontera las mercaderías de gran volumen, fácil reconocimiento y homogéneas, se deberá presentar cuatro documentos: factura comercial, declaración jurada de valor, documento de transporte y parte de recepción.

“Básicamente este es un decreto que tiende a la facilitación del comercio exterior, pero sobre todo a la lucha contra el contrabando, porque estamos consientes que en la medida en que facilitemos, desburocraticemos estos procedimientos vamos a incentivar a todas las personas a que realicen esos procedimientos de forma legal”, subrayó.

Controles

La medida contribuirá al empresariado privado que necesita introducir al país materia prima para industrializarla.

Sin embargo podría también ser perjudicial para varios sectores, tomando en cuenta la introducción de productos extranjeros que se importan para el consumo directo, a precios más accesibles de los que alcanza la producción nacional a causa del precio del dólar.

Bolivia tiene 6 mil líneas arancelarias

El viceministro de Comercio Exterior e Integración del Estado, Clarems Endara, anunció ayer que Bolivia prevé exportar varios productos a países de Centroamérica y el Caribe, en el marco de los acuerdos de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

“Estamos en conversaciones con países de Centroamérica y el Caribe, creemos que es un mercado en el cual Bolivia todavía no ha tenido experiencias, se ha estado trabajando arduamente para poder suscribir unos alcances de acuerdo parcial, en el marco de la Aladi, para poder tener una entrada con preferencias arancelarias en esos mercados”, explicó.

Por otra parte, informó que Bolivia inició conversaciones con el Gobierno de Corea para abrir un mercado a los productos bolivianos.

“Básicamente después el trabajo ya sería aprovechar los acuerdos que tenemos con varios países que ya están suscritos, son medidas vigentes y básicamente necesitan aprovechamiento del mercado para poder tener un incremento en las exportaciones”, sustentó.

Endara especificó que para aprovechar las 6.000 líneas arancelarias que tiene abiertas Bolivia, se prevé la exportación de varios productos, que van desde la agricultura a la minería, y mencionó que tenemos que enfocarnos en qué productos pueden generar mayor valor agregado en esos mercados.

 

EtiquetasImportación