Dura réplica de Cuba al espionaje de USAID

0
13

Los medios oficiales de Cuba criticaron el programa de Estados Unidos, que envió a un grupo de jóvenes latinoamericanos a la isla, en el marco de supuestas misiones de ayuda sanitaria y de-sarrollo, pero que en realidad buscaba reclutar voluntades, con la intención de desestabilizar el gobierno de Raúl Castro. El diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba, señaló ayer que el proyecto fue “otro engendro” de la Usaid (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) para “tratar de manipular a la juventud cubana” y promover la “subversión”. Por su parte, Juventud Rebelde, el diario de la Juventud Comunista, tildó de escandalosa lo que consideró una “nueva maniobra de la Usaid contra Cuba”, al tiempo que advirtió que el programa vuelve a poner al descubierto “el carácter francamente subversivo” de esa agencia estadounidense.

Medios de Estados Unidos revelaron el fin de semana que la administración Obama había usado programas de ayuda sanitaria y desarrollo en Cuba que contaron con la participación de jóvenes latinoamericanos que, además de proveer información sobre estos asuntos, ofrecían a los ciudadanos cubanos herramientas para “un cambio político”. Según los reportes, Estados Unidos utilizó para esas prácticas por lo menos a una docena de jóvenes provenientes de Perú, Costa Rica y Venezuela, quienes participaron en el proyecto a través de seminarios para prevenir el VIH, organizados incluso después de la detención en Cuba, en 2009, del estadounidense Alan Gross. El subcontratista, contratado precisamente por la Usaid, fue condenado a 15 años de cárcel en la isla luego de ser acusado de espionaje por intentar montar una red de Internet que escapara del control del gobierno cubano.