El uso de la fuerza y los efectos de las drogas

0
106
Foto: Reuters

 

El uso de la fuerza por parte de la policía, el posible efecto de las drogas en la víctima y las quejas de los testigos de la escena del crimen han sido los temas que han marcado los primeros ocho días del juicio por la muerte de George Floyd, el afroamericano fallecido bajo la rodilla de un policía -ahora juzgado por asesinato- y que se ha convertido en símbolo de la lucha racial en EEUU, destaca El País de España.

En el arranque del proceso, los emotivos testimonios de quienes presenciaron la detención que acabó en muerte el 25 de mayo de 2020 captaron toda la atención. En los últimos días, las autoridades policiales han explicado que la técnica de clavar la rodilla en el cuello de Floyd -cuando estaba esposado- que aplicó Derek Chauvin, el hoy exagente acusado de asesinar al afroamericano, violaba las normas en esas circunstancias.

La causa de muerte de Floyd

El arma principal de la Fiscalía de Minneapolis para convencer al jurado de que Chauvin provocó la muerte de Floyd es el brutal vídeo donde se ve al afroamericano inmovilizado por tres agentes mientras grita que no puede respirar hasta desvanecerse. El uso desproporcionado de la fuerza es la baza de los fiscales, que han intentado demostrar que Chauvin violó el protocolo policial al ejercerla. La defensa del exagente, por su parte, ha querido argumentar que la causa de muerte fue una arritmia cardiaca, producto de la mala salud del detenido, así como los restos de fentanilo y metanfetamina encontrados en su sangre. También ha dicho que el uso de la fuerza ejercido por el acusado fue “razonable”.

El jefe de la Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, acusó a Chauvin, quien fue su subordinado, de haber violado el protocolo policial, que obliga a no usar la fuerza cuando el detenido presenta condiciones médicas adversas o está bajo la influencia de las drogas. Floyd alegó claustrofobia y estaba bajo los efectos de las drogas. “Una vez que el señor Floyd dejó de resistirse, y ciertamente una vez que se estaba descompensando y tratando de verbalizarlo, eso [la táctica de clavar la rodilla en el cuello] debería haberse detenido”.