“Histórica” agenda latinoamericana

0
54

Latinoamérica ha establecido este viernes, con la adopción del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, una “histórica” agenda progresista en la que se apuesta por una revisión de la política regional contra el aborto, un impulso a la educación sexual y una defensa de los derechos de la mujer.

La I Conferencia sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, organizada por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA, en sus siglas en inglés) ha culminado sus trabajos con la adopción de esta declaración, “contundente” y “de avanzada”, según han señalado altos funcionarios de dichas organizaciones.

Posible modificación de las leyes contra el aborto

Entre los aspectos más llamativos acordados por los delegados de 33 países de la región y 24 organismos regionales e internacionales, tras un debate en el que también participaron 260 organizaciones no gubernamentales, se ha establecido un pedido específico a los Gobiernos para que “consideren la posibilidad de modificar las leyes” que prohíben el aborto para “salvaguardar la vida y salud de las mujeres”.

Además, se ha solicitado la revisión de las legislaciones y normas que “restringen el acceso a los servicios de salud reproductiva” y se ha acordado asegurar “la existencia de servicios de aborto seguros y de calidad” en los países donde la práctica es legal.

“Los derechos sexuales y reproductivos son parte integral de los derechos humanos y su ejercicio es esencial para el goce de otros derechos fundamentales y para alcanzar las metas internacionales de desarrollo y eliminación de la pobreza”, destaca el acuerdo.

Según ha explicado la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, el encuentro, con el que se estableció el programa regional para el debate en 2015 en la ONU de los Objetivos del Milenio, ha cumplido con “los temas prioritarios” que se habían marcado y ha alcanzado un “consenso en importantes decisiones”.

Derechos de la mujer, educación sexual, derechos reproductivos

Bárcena también ha destacado el gran desarrollo que alcanzaron los asuntos relativos a los derechos de la mujer, lo que ha considerado “un enorme avance”.

“Es importante porque pone de manifiesto la necesidad de que el sistema de salud, con políticas públicas, ofrezca a las personas servicios de calidad en temas sexuales y reproductivos. Creemos que es un avance que todos tengan este tipo de servicios”, ha añadido.

Según ha dicho, el Consenso lo que hace es “instar a los países a que den opciones a la mujer” en todos los aspectos.

Además, se ha referido con “gusto” al hecho de que el documento también recoja aportes para impulsar la “igualdad basada en los derechos de las personas” y recoja temas y reclamos específicos para niños, adolescentes y jóvenes, los ancianos, los pueblos indígenas y afrodescendientes, el combate al racismo y la situación de los migrantes.

“Me parece importante que la región tenga una voz clara y que se pronuncia sobre temas importantes (…) Aquí hay mucha claridad hacia donde tiene que ir la agenda, y será una gran contribución a las discusiones globales que se van a dar en el futuro”, ha añadido.

Por su parte, el coordinador ejecutivo del Programa de Acción del Cairo de 1994, que estableció los objetivos en temas de población de Naciones Unidas y cuya revisión y actualización era uno de los objetivos del encuentro, Kwabena Osei-Danquah, se ha mostrado muy satisfecho por este documento, “una agenda progresista que busca mejorar las vidas de la gente”.

Nueva agenda de temas en Latinoamérica

En una entrevista con Efe, el diplomático ghanés ha considerado el Consenso como “la más histórica de las declaraciones que hayan salido de la ONU desde los años 90 en temas de población”.

“En esencia, Latinoamérica está metiendo un nuevo tipo de temas, que estarán en elcentro de la atención en los debates que habrá en a ONU sobre población. Es el grupo de compromisos de mayor alcance jamás realizado. Y en esencia, la región lo que hizo fue extender los derechos humanos y la agenda de género. Veo que en el futuro la gente recurrirá a este acuerdo como ejemplo para que las naciones discutan eldesarrollo y el bienestar humano”, ha indicado.

Aborto prohibido en todos los casos en seis países latinoamericanos

La I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribearrancó el pasado lunes en Montevideo, Uruguay, con la presencia de cerca de ochocientos delegados gubernamentales y de decenas de organizaciones sociales, así como personal de Naciones Unidas y otros organismos internacionales.

En la actualidad en América Latina el aborto está prohibido en todos los casos en El Salvador, Nicaragua, Honduras, República Dominicana, Chile y Guyana, mientras que es legal y gratuito en Cuba, Uruguay, Guyana y Puerto Rico, mientras que enotros países hay distintas causales para permitirlo como el riesgo de vida para la madre, la malformación fetal o el hecho de que el embarazo sea fruto de una violación.

 

Fuente: www.rtve.es