Las relaciones de Chile con China trascienden consideraciones puntuales

0
55

“Corrosivas” y que “erosionan el buen Gobierno”. Así el secretario de Estados Unidos, Mike Pompeo, calificó los efectos de las inversiones de China en países de América Latina. Todo, mientras se encontraba de visita en Chile y ad portas del viaje de Sebastián Piñera al gigante asiático. Sus dichos remecieron al mundo político y empresarial, los que aseveraron que lo mejor que podía hacer Chile era mantener su “neutralidad” entre ambas potencias.

En medio del debate, el diario El Mercurio informó que el presidente de la Cámara Chileno-China de Comercio, Industria y Turismo (Chicit), Juan Esteban Musalem, recalcó que desde la organización consideraron “muy poco afortunadas” las palabras de Pompeo. “Evidentemente China y EE.UU. forman parte integral de nuestro actual desarrollo y lo más aconsejable es realizar todos los esfuerzos para que así continúe siendo”, dijo Musalem y acotó que no hay nada que ponga en riesgo en la relación entre Chile y China con esta “polémica”. “Consideramos que las relaciones entre Chile y China tienen un sustento histórico que está más allá de la contingencia y que su importancia económica trasciende cualquier polémica puntual”.

Desde el año 2009 que China se ha transformado en el primer socio comercial de Chile. El país asiático es uno de los principales receptores de envíos chilenos y uno de los principales abastecedores de productos manufacturados, especialmente de vehículos motorizados y productos electrónicos. “Es evidente que, en términos económicos, nuestro país no representa un porcentaje sustancial del comercio total de China, pero sobresalimos por otros aspectos que son muy valorados por los empresarios y autoridades del país asiático”, sostuvo. “Como lo demuestran numerosos registros históricos, Chile ha tenido siempre una posición favorable hacia China, en donde la circunstancia de ser el primer país sudamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China en 1970 o el primer país individual en negociar y suscribir un TLC bilateral en 2006, son solo algunos de los muchos hitos por los cuales se ha llegado a establecer incluso, desde el 2016, una Asociación Estratégica Integral entre ambos países”.

En ese sentido, Musalem destacó algunas de las principales firmas del gigante asiático que operan en el país, como Huawei, Mobike, BYD y China Railway International Group. “El principal objetivo de nuestra institución es contribuir al crecimiento del intercambio comercial, creando canales expeditos de comunicación para el comercio y las inversiones entre Chile y China”, destacó el presidente de la organización. Asimismo señaló que entre los asociados a la Cámara destacan empresas nacionales, chinas y multinacionales de diversos rubros industriales y de servicios, como por ejemplo: minería, telecomunicaciones, transporte y logística, celulosa y madera, fertilizantes, retail, bancos y bancos de inversiones, estudios de abogados, laboratorios, automotoras, seguros, agencias de viajes, materiales de construcción, maquinaria.