Lo que el rumor esconde. “Osama – Obama”

0
24

El momento más importante de la primera presidencia de Obama fue cuando murió Bin Laden. A pesar de la película “La noche más oscura” (Zero Dark Thirty), existe otra versión sobre Abbottabad. ¿Que pasó, realmente, en la noche del 1 de mayo de 2011?

Especial para DATOS de Look Out

 

En agosto de 2010 Leon Panetta, el entonces jefe de CIA, informó al Presidente Obama que los sensores de la Agencia individualizaron, con un buen grado de certeza a un mensajero de Bin Laden, un hombre de 30 años con nombre de Abu Ahmed Al Kuwaiti. Este sería el principio del fin para Osama Bin Laden, que morirá el 1 de mayo de 2011 en la operación “Nepture Spear”, y el momento más importante del la primera Presidencia de Obama.

El operativo tuvo dificultades desde un comienzo. El primer helicóptero Black Hawk que llegó, de repente, perdió altura por motivos aerodinámicos, el piloto tuvo que improvisar un aterrizaje de emergencia en un gallinero del compound. Por las dificultades del aterrizaje, el piloto del segundo Black Hawk aterrizó en un césped afuera del compound Kukal road. Lentamente, los doce Seal del primer helicóptero se reorganizaron y en algunos minutos (en los cuales es posible que los habitantes del compound se hubieran dado cuenta de lo que estaba pasando) salieron del helicóptero que, con una inclinación de 45 grados aterrizó con cuidado, llegaron hacia la casa estallando bombas y cargas explosivas. En la casa del cuidador, quien vivía con su mujer e hijos, el mensajero Al Kuwaiti agarró un arma y apenas miró hacia afuera, una ráfaga de disparos lo tomó de sorpresa. Lo mismo le pasó al hermano Abrar, a su mujer y al hijo de Bin Laden, Khalid.

Mientras afuera del perímetro el equipo del segundo helicóptero, ayudado por el interprete y el perro, mantuvieron tranquilos a los habiantes quienes, por los ruidos de las explosiones, empezaron curiosear a diestra y siniestra. Al llegar al tercer piso del edificio los doce Seal, lo vieron. Allí estaba Osama Bin Laden: sin demora (el jefe de la misión confirmó que “nadie quería prisioneros”) lo golpearon en el estomago y  la cabeza. La operación terminó en 25 minutos.

Después de haber recopilado los documentos, Cds, Dvds y computadoras con información potencialmente útiles en la lucha contra Al Qaeda, los Seal destruyeron el helicóptero que se había precipitado en el gallinero y, pusieron el cadáver del “enemigo número uno” en una bolsa negra. Inmediatamente después egresaron a la base en Jalalabad.

“Geronimo E.K.I.A.” (Géronimo – nombre en clave de Osama – “enemigo muerto en acción”), con este mensaje festejaba la Casa Blanca el éxito de la operación “Nepture Spear”.

 

¿Pero las cosas fueron así realmente?

La versión del cuento, con demasiados detalles, que conocemos confunde un poco. En primer lugar, la duración: media hora para una operación anti terrorismo “golpear y correr” es demasiado tiempo, demasiadas cosas pueden pasar en cada minuto. Desde que el primer helicóptero se estrelló en el gallinero de la casa de Bin Laden y hasta que los Spears llegaron, nadie en la casa se alarmó ni ententó defenderse: ¿puede ser? ¿Los hermanos Al Kuwaiti y el hijo de Bin Laden se quedaron en sus habitaciones, mientras los soldados salían lentamente del helicóptero e intentaban llegar al compound, estallando bombas? ¿Los militares de la Academia (un kilómetro más lejos) no se enteraron de nada? ¿Un hombre que vale 25 millones de dólares era defendido solo por dos mensajeros y el hijo?

Estas y muchas más son las preguntas que hacen dudar de la versión “oficial” que el Pentágono y la Casa Blanca quieren que sepamos como si fuera cierta. Estas preguntas pesan más si se ven a la luz de la información de una fuente pakistana y de fuentes anónimas del Pentágono. La fuente pakistana dice que esa noche habían “muchas bolsas negras del ejército americano”. Las fuentes del Pentágono no admiten las pérdidas de Abbottabad y ponen atención sobre otro “incidente” que involucró los Navy Seal del Team Six, unas semanas después.

En la noche del 6 de agosto, unas sesenta millas lejos de Kabul, en el distrito Wardak Sayad Abad, un helicóptero Chinook (de la misma capacidad de los dos que atacaron en Abbottabad utilizados como cobertura y reserva de combustible) atacó una casa llena de talibanes armados. Un taliban con lanzador de granadas RPG destruyó el helicóptero. De la operación participaron treinta militares estadounidenses, siete soldados de Afganistán y un interprete. Uno de los americanos murió con el perro del equipo; el resto de la patrulla estaba conformada por siete pilotos y miembros de la tripulación, 22 Navy Seal, 16 de los cuales del Team Six, el mismo que participó del ataque hacia Bin Laden. También este capítulo de la historia declarada de EEUU contra Al kaeda, por lo menos en la versión oficial confunde: primero porque entre todos, el uso de un helicóptero muy lento para misiones de este tipo. En la operación de Abbottabad, los Seal usaron un Black Hawk, más rápido y silencioso que el Chinook. Además el Chinook del 6 de agosto estaba “lleno” de comandos, violando las reglas de seguridad, respecto al uso de las fuerzas especiales, que preveen dividir los recursos humanos y profesionales para evitar sacrificar vidas humanas.

Las fuentes del Pentágono, conectando los dos capítulos, dejan abierta la posibilidad de que en la operación contra Bin Laden los comandos perdieron muchos recursos (lo que explicaría el número de bolsas negras, como dijo la fuente pakistana) y que, para evitar desmentidos, se decidió oficializar las muertes de Abbottabad en la posterior misión anti talibán, que terminó el 6 de agosto, con el mayor número de muertes que los Navy Seals tuvieron alguna vez.

Se puede afirmar que esta versión sea un poco maquiavélica: pero hay que recordar lo que Churchill dijo “la verdad es la primera víctima en una guerra”.

 

La operación “Nepture Spear”

  • Existen fotos de Al Kuwaiti manejando un Suv blanco mientras entraba y salía desde un edificio de tres pisos en la Kabul road, en el distrito de Bilal Town en Abbottabad, una ciudad pakistana donde se reune la burguesía de Islamabad.
  • La observación constante del compound de Kabul road mostraba que Al Kuwaiti y el hermano Abrar frecuentaban la casa muy a menudo, mientras otro hombre que vivía en el tercer piso, paseaba por allí de vez en cuando. Los analistas de la CIA, después de largas observaciones y comparaciones atropométricas, entendieron que el tercer hombre era Osama Bin Laden.
  • A finales de 2010, Barack Obama, después de que Leon Panetta lo convenció de la identidad del tercer hombre, ordenó una reflexión estratégica sobre las opciones de una posible intervención militar.
  • El 29 de marzo se entregó la misión al Team Six de los Navy Seals: 22 especialistas de la fuerza naval, empleados en misiones especiales desde hace más de 9 años. El Team Six -en dos helicópteros Black Hawk- habrían cumplido la operación.
  • Pasado todo el mes de abril entre reuniones en la Casa Blanca y entrenemientos en Nevada, el 30 de ese mes Obama dio “luz verde” a los helicópteros del Team Six que en unos 90 minutos llegaron a destino empezando la operación “Nepture Spear”.