Los grandes vehículos de comunicación en Brasil conforman una asociación colaborativa para transparentar información sobre la Covid – 19

0
9

Un consorcio de grandes medios de comunicación en Brasil crearon una Asociación Colaborativa para informar con transparencia datos sobre el número de muertos e infectados por la Covid-19 al no haber precisión de los registros en la comunicación oficial. O Globo, Estado de Sao Paolo, Folha de Sao Paolo, Extra y UOL conforman el grupo que divulgará todos los días dat0s sobre los nuevos casos basando información con las 27 secretarias estatales que abarca el país.

La controversia saltó a la vista el pasado fin de semana. El Ministerio de Salud divulgó el registro en su acostumbrado boletín todos los días a las 8 de la noche sin consignar el total de occisos de las últimas 24 horas, provocando una reacción en cadena que suma otro caso de controversia a la ya difícil relación del Gobierno con los medios de comunicación.

El presidente, Jair Bolsonaro, es apuntado por minimizar las consecuencias de la pandemia. Ha removido hasta la fecha a dos ministros de la cartera de Salud por las diferencias de percepción de cómo enfrentar la pandemia y el alarmante crecimiento que ubica a Brasil, según los vehículos de prensa, en el segundo lugar entre los países que más sufren de la Covid – 19, solo por detrás de los Estados Unidos. Hasta ayer la pandemia del coronavirus dejó en Brasil más de 700.000 contaminados y 37.134 muertos. En el mundo son 7.031.249 infectados y 410.112 muertos.

Un comunicado de la Asociación Colaborativa de esos importantes medios brasileños señala que “al mandar esconder al público datos completos sobre muertes y casos del coronavirus, Jair Bolsonaro dio fin a lo poco que restaba de seriedad en la forma como la burla de su Gobierno trata la pandemia hoy fuera de control”.

Actualmente el Ministerio de Salud es dirigido por un militar que, de acuerdo a los medios brasileños, poco o nada sabe sobre salud pública.

Brasil no es el único

La falta de transparencia en la información que ocurre en Brasil, sin embargo, no es exclusiva del país. El candidato a la presidencia por el frente Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa ha manifestado en su habitual contacto que se difunde a través de las redes sociales, que la desaparición del Ministerio de Comunicación no tiene ningún sentido de ahorro -como se ha dicho- mientras siga difundiendo propaganda política disfrazada de mecanismos de comunicación, lejos de orientar la realidad de lo que ocurre en Bolivia.

El candidato, citando números, dijo que el Gobierno transitorio le sigue el ejemplo a la anterior administración del MAS que usó 528 millones de bolivianos en 2019 en los mismos fines de propaganda política. Mesa le dijo a la presidenta Añez que “es una forma de decir una cosa y hacer otra; el nivel de propaganda aumenta cada día”.