Nixon: Hay que patear a Chile en el trasero

0
6

Más de 350 documentos sobre Chile, escritos por el gobierno de EEUU entre 1969 y 1973, confirman la preocupación de la administración de Nixon por un eventual triunfo de Allende en las elecciones de 1970.

“Una ‘democracia ruidosa’, el declive del gobierno de Eduardo Frei, enero-diciembre 1969”. Ese es el título del primer documento, fechado en Washington el 28 de enero de 1969, que contiene el compendio de 366 informes desclasificados sobre el rol del gobierno de Richard Nixon en Chile y que fue dado a conocer ayer por la Oficina del Historiador del Departamento de Estado.

El documento hace un descarnado análisis sobre la situación de Chile y el gobierno de Eduardo Frei. “La administración Frei está sumida en una estagnación económica y una creciente inflación”, agrega el documento y advierte sobre el riesgo del triunfo del candidato de izquierda en las elecciones de 1970.

El volumen elaborado por James Siekmeier y James McEvleen, dos ex funcionarios del Departamento de Estado, demoró diez años en realizarse y ordena cronológicamente los documentos e informes. Es la primera parte de un trabajo que concluirá con un segundo volumen de 1973 a 1976.

Allende en la mira

“El mayor aporte es que ordena el material disponible y permite ir viendo el desarrollo de los acontecimientos en Washington”, señala Peter Kornbulh, uno de los mayores expertos sobre documentos desclasificados de EEUU sobre Chile. Pero según él, también demuestra que el debate en la CIA para impedir la eventual llegada de Allende al poder en 1970 comenzó mucho antes de septiembre de ese año.

El tercer documento fechado el 25 de marzo de 1969, por ejemplo, da cuenta de una hasta ahora desconocida conversación entre el entonces embajador de EEUU en Chile, Edward Korry y el presidente Eduardo Frei, en la que el primero le advierte sobre los temores que existen en Washington de que Chile se aleje de su alianza con EEUU. Un riesgo que el entonces presidente chileno descarta.

El creciente temor de Washington ante el eventual triunfo de Salvador Allende en las elecciones del 4 de septiembre de 1970 queda de manifiesto en otro documento fechado el 19 de agosto de 1970 que da cuenta de una reunión de alto nivel del comité de coordinación entre agencias conocido como el Grupo de Revisión Especial dirigido por el entonces asesor de seguridad de EEUU Henry Kissinger, “quien pidió (al entonces director de la CIA Richard Helms) un plan lo más preciso posible que incluya las órdenes que se darán el 5 de septiembre a quiénes y de qué manera”.

El documento agrega que se “debe presentar al presidente un plan de acción para prevenir una victoria de Allende (en el Congreso) y precisa que el Presidente (Nixon) puede decidir moverse incluso si nosotros no se lo recomendamos”.

El volumen incluye los informes sobre los días posteriores al triunfo de Allende, cuando Nixon le pide a Kissinger que se debe “hacer gritar su economía” para impedir la confirmación del candidato de la Unidad Popular en el Congreso.

Nixon Dixit

Pero también da cuenta de un diálogo desconocido del presidente de EEUU con su asesor de seguridad nacional un año después del triunfo de Allende. Se trata de la transcripción de una conversación telefónica entre Nixon y Kissinger luego de que The New York Times publicara una información sobre el proceso de nacionalización del cobre en Chile “Viste esto”, dice el mandatario estadounidense.

“Sí, lo vi”, responde Kissinger, ante lo cual Nixon endurece el tono: “Y tienes preparado algo que decir (…) encárgaselo a (Alexander) Haig el más duro hijo de puta que tienes, que trabaje en algo. Es hora de patear a Chile en el trasero”, agrega Nixon, quien más adelante repite la misma frase.

Revelaciones de los documentos

Conversaciones con Fidel. Un cable de la CIA, del 25 de noviembre de 1970 (dos meses después de la asunción de Salvador Allende), cita a un diplomático chileno cercano a Allende señalando que el mandatario había tenido una conversación telefónica de dos horas con el líder cubano Fidel Castro. Castro le dijo a Allende que no cometiera los mismos errores que él, que se arrepentía de haberse enfrentado tan rápido con EEUU, y que si tuviera que hacer las cosas de nuevo, las realizaría de forma diferente. Allende le dijo que no tenía intención de antagonizar con EEUU hasta un punto de no retorno.

La percepción de Pinochet. En un documento del 13 de agosto de 1973 -menos de un mes antes del Golpe- David Phillips, un jefe de la división del Hemisferio Occidental de la CIA, señala que el embajador de EEUU cree que su país no debería instigar a las FFAA chilenas a tomar una acción contra Allende. Además, dice que el agregado de defensa de EEUU estima que entre el 80% y 90% de los oficiales del Ejército chileno se oponen al Mandatario, pero que es difícil que esa rama de las FFAA haga algo contra el gobierno, ya que sus líderes como los generales Carlos Prats, Augusto Pinochet, Sepúlveda, Urbina, Pickering y Brady apoyan con firmeza al régimen constitucional.

EtiquetasChile