Pedro Castillo: “Es la primera vez que el país será gobernado por un campesino”

BBC Mundo
0
394
Pedro Castillo presidente Perú

Vistiendo un traje azul oscuro bordado y su ya tradicional sombrero, Pedro Castillo llegó este miércoles al Congreso de Perú para asumir la presidencia del país.

“Juro por dios, por mi familia, por mis hermanos y hermanas, campesinos, ronderos, pescadores, docentes, profesionales, niños, jóvenes y mujeres, que ejerceré el cargo de presidente en el periodo constitucional 2021-2026. Juro por los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva constitución”, dijo Castillo al asumir el cargo, con la mano derecha sobre la Biblia.

Luego, la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, le entregó la banda presidencial.

Minutos después, Castillo dio su primer mensaje presidencial con su sombrero puesto.

“Este Gobierno ha llegado para gobernar con el pueblo y para construir desde abajo. Es la primera vez que nuestro país será gobernado por un campesino. (…) Yo también soy hijo de este país fundado sobre el sudor de mis antepasados”, subrayó Castillo en presencia de sus ancianos padres que lo observaban desde las gradas del Congreso.

Fue un discurso largo y sobrio, plagado de reivindicaciones históricas, promesas de mejoras sociales y propuestas de reforma económica, pero sin exabruptos, amenazas ni rupturas radicales.

Aquí te contamos algunos de los mensajes clave del discurso con el que arranca la era Castillo en Perú, que además empezó el mismo día que Perú celebra el bicentenario de su independencia.

1. Plan de cambiar la Constitución

La carta magna vigente en Perú fue promulgada en 1993, durante el gobierno de Alberto Fujimori, meses después de que este mandatario disolviera el Congreso en el episodio conocido como el “autogolpe”.

Una de las principales propuestas de Pedro Castillo durante su campaña presidencial fue cambiar esa Constitución y la ha vuelto a reiterar este miércoles.

“Una de nuestras principales banderas políticas, convertida ahora en bandera de la mayoría del pueblo, es la convocatoria de una Asamblea Constituyente”, dijo Castillo durante su primer mensaje a la nación.

Pero la actual Constitución peruana no prevé un mecanismo para convocar dicha asamblea, por lo que primero habría que reformarla y aprobar esa reforma mediante un referendo.

“Insistiremos en esta propuesta pero siempre dentro del marco de la ley (…) Anuncio que presentaremos ante el Congreso, respetando escrupulosamente el proceso, un proyecto de ley para reformarla”, anunció Castillo.

Si prosperara la idea de reformar la Constitución para convocar a una Asamblea Constituyente, Castillo anunció que este órgano deberá ser “plurinacional, popular y con paridad de género”.

2. Respeto de los ahorros y la propiedad privada

Durante la campaña presidencial, uno de los temores de los críticos de Castillo -que postuló por Perú Libre, un partido que se define como marxista leninista- era que no respetaría los ahorros ni la propiedad privada de los peruanos.

En su mensaje de este miércoles, Castillo se refirió al “cuento de que queremos expropiar los ahorros” y dijo que es “totalmente falso”.

“No haremos nada de eso. Queremos que la economía mantenga orden y predictibilidad, que son la base de las inversión. La propiedad de las personas obtenida con esfuerzo está garantizada por la legalidad (…)”, dijo el nuevo presidente.

También descartó estatizar empresas y otras políticas: “No pretendemos ni remotamente estatizar la economía ni hacer una política de control de cambios”, dijo.

Sin embargo, manifestó sus intenciones de realizar cambios al modelo económico.

“La pandemia visibilizó que las críticas al modelo eran legítimas y válidas. Hoy la población pide cambios y no está dispuesta a renunciar. ¿Es cierto que esos cambios implican poner en riesgo los logros de las últimas décadas? No. Sí es posible realizar estos cambios con responsabilidad y respetando la propiedad privada, pero poniendo por delante los intereses de la nación”, señaló.

“Queremos que se acaben los abusos de los monopolios, de los consorcios que cobran sumas elevadas por servicios básicos como el gas y las medicinas”, dijo también.

3. Cambio de la sede de gobierno

Castillo anunció que no cumplirá sus funciones de presidente desde el Palacio de Gobierno, la sede donde tradicionalmente ha funcionado el Poder Ejecutivo durante la vida republicana de Perú, y que también alojó a los virreyes durante la colonia.

“No gobernaré desde la casa de Pizarro”, dijo el nuevo mandatario, en referencia al nombre con el que se suele designar al Palacio de Gobierno en Perú, en honor a Francisco Pizarro, el conquistador español.

“Debemos romper con los símbolos coloniales. Cederemos este palacio al Ministerio de las Culturas para que sea usado como un museo”, agregó frente al rey Felipe VI de España, que estaba entre los invitados a la toma de mando.

“Los tres siglos en los que este territorio perteneció a la corona española le permitieron explotar los minerales que sostuvieron el desarrollo de Europa, en gran parte con la mano de obra de los abuelos de muchos de nosotros”, dijo también.

Hasta la tarde de este miércoles, Castillo no había anunciado desde dónde gobernaría.

4. Expansión de las rondas campesinas

Uno de los aspectos más conocidos de Castillo es su pasado como rondero, o miembro de las rondas campesinas, unas organizaciones comunales de defensa que funcionan en las regiones de Perú desde los años 70 y que se dedican a garantizar la seguridad, administrar justicia y resolver todo tipo de problemas en sus jurisdicciones.

El gobernante habló este miércoles de estos grupos, en relación precisamente con la seguridad ciudadana, que es uno de los problemas que más preocupa a los peruanos.

“Debemos expandir el sistema de las rondas en Perú, que no es otra cosa que la población organizada. Nos comprometemos a formarlas donde no existen y a incluirlas al sistema de seguridad ciudadana”, dijo Castillo.

“Asignaremos un presupuesto para dotarlas de logística necesaria. Asimismo, promoveremos su participación en la fiscalización a las autoridades en la ejecución de la inversión pública en sus comunidades”, añadió.

5. Expulsión de delincuentes

Continuando con sus propuestas sobre seguridad ciudadana, Castillo dijo también que “los delincuentes extranjeros tendrán 72 horas para salir del país“, aunque no se refirió a ninguna nacionalidad específica.

Durante su campaña presidencial, ya había propuesto esta medida.

En una entrevista con la cadena peruana Exitosa, en marzo, dijo: “No podemos seguir avanzando mientras no pechamos también al grave problema que existe hoy de la delincuencia”.

“Nosotros, el 28 de julio, asumiremos en el acto un decreto supremo dándole una tregua de 72 horas a ciudadanos que han venido de otros países que han venido a delinquir y faltarle el respeto a la familia”, anunció también en ese momento.

EtiquetasPerú