Asentamientos frenan expansión de comunidades, según indígenas

0
43
Foto: El Deber

“Existen comunidades conformadas por 50 familias cuyos terrenos no llegan ni a 1.000 hectáreas. De aquí a unos cinco años los hijos de esas personas van a crecer, serán jóvenes y tendrán que salir a buscar tierra a otro lugar, ya que aquí no tendrán si es que se sigue distribuyendo la tierra a otras personas y no a los originarios como lo están haciendo”, expresó Víctor Tico, cacique general del municipio de San Miguel de Velasco.

El tema de la dotación de tierra preocupa a los originarios de San Miguel y más aún, luego de que la semana pasada en este municipio, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y el INRA realizaron la entrega de resoluciones de autorización de asentamientos humanos a comunidades indígenas, campesinas e interculturales.

Ante esa situación, a decir de Tico, algunos hijos de comunarios han tenido que juntarse y conformar nuevas comunidades para poder tener más ‘espacio’.

Una prueba de ello es la comunidad San Pedrito de Los Olivos, constituida por hijos de comunarios de la comunidad San Pedro del Cerrito, según Tico.

“Así tendrán que actuar con el tiempo todas las comunidades para poder crecer. No mezquinamos la tierra, todos tenemos derecho a ella, pero primero que la doten a los oriundos y después a la gente que llega”, manifestó la autoridad indígena.

El ‘reclamo’ de más tierras que hacen los indígenas es compartido por la Alcaldía de San Miguel. El alcalde del lugar, Óscar Dorado insta al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) a que realice una inspección a las comunidades del municipio para que comprueben cómo, en muchas de ellas, sus predios ya son insuficientes debido a que sus habitantes han aumentado.

Piden ‘cabeza’ del viceministro

La cacique indígena chiquitana, Beatriz Tapanache pidió ayer la renuncia del viceministro de Desarrollo Rural, Pedro Damián Dorado y exige al ente agrario anular la dotación de tierras en San Miguel de Velasco.

“Estamos en emergencia, el sábado vamos a tomar determinaciones drásticas. Las bases decidirán qué acciones llevaremos adelante. Nunca vamos a renunciar a nuestros derechos. Como mujer indígena chiquitana voy a velar por el patrimonio que nos dejaron nuestros ancestros para las nuevas generaciones”, dijo Tapanache.

Por su parte, el viceministro Dorado criticó las declaraciones de la cacique Tapanaché y lamentó que el conflicto haya sido politizado.

“Esa dama es una impostora, no es dirigente chiquitana. Habla a nombre de los chiquitanos sin ser siquiera dirigente y todo lo que dice no tiene ningún asidero”, manifestó la autoridad.

Dorado además descartó el acarreo de gente con fines políticos, como lo habían denunciado un grupo de dirigentes.