Bolivia consigue el perdón humanitario para mujer presa en Argentina

0
31
Creditos Foto: APG

Presa por narcotráfico en Salta, el Gobierno de Evo Morales asegura que lo hizo para salvar del cáncer a su hijo.

Dos dramas relacionados pero a la vista muy diferentes son noticias en el país. El primero tiene que ver con los enfermos de cáncer que tras un largo periodo de protestas por la falta de insumos y medicinas en hospitales públicos, consiguieron finalmente ser escuchados por las autoridades de Gobierno que han anunciado beneficios para los pacientes que padecen de esta enfermedad. Desde la construcción de centros públicos especializados y la mejora en infraestructura, ha movido a las autoridades rápidamente tras el fallecimiento de un menor conocido cariñosamente como “Chumita”, que a la vez era hijo de Claudia detenida en la Argentina con 40 paquetes de cocaína.

El Gobierno boliviano logró que la justicia argentina resuelva el caso con un “perdón humanitario” en favor de Claudia, mamá de “Chumita” que cumplía condena por narcotráfico. El ministro de Justicia Héctor Arce dijo que la mujer boliviana se involucró en el tráfico de drogas con la intención de reunir dinero y salvar la vida de su hijo. La declaración llegó días después del fallecimiento del niño de 13 años que provocó consternación en el país.

“Nada justifica los delitos como el narcotráfico, pero hay la posibilidad de lograr la libertad de ella por razones humanitarias, que deben ser consideradas por las autoridades argentinas”, afirmó el ministro.

La mujer, encarcelada en Salta, obtuvo el “perdón humanitario” de la justicia Argentina, cerrando el duro momento que vivió la familia. Claudia contó que fue detenida el 27 de octubre del año pasado en posesión de 40 paquetes de cocaína que trasladaba a Argentina. “Claudia había sido atrapada en Argentina cuando intentaba ingresar con droga a ese país. Por ese trabajo recibiría un pago de 500 dólares que serviría para cubrir la quimioterapia de su hijo”, informó el diario cruceño El Deber. El niño, era apasionado del fútbol y se le detectó cáncer después de sufrir un golpe durante un partido.

 

Boliviano se salva de la horca

 

Un boliviano detenido en Malasia por tráfico de cocaína podría salvar su vida tras el anuncio de que el Gobierno de aquel país decidió abolir la pena capital que tiene más de 1.200 presos en el corredor de la muerte, entre ellos, el boliviano Víctor Eduardo Parada. “El Gobierno malasio está de acuerdo en abolir la pena de muerte”, declaró el ministro de Comunicaciones del país, Gobind Singh Deo que agregó que el rechazo a esta pena es cada vez más grande.

La pena de muerte, por ahorcamiento, está vigente en la ley de Malasia para una serie de crímenes que van desde el asesinato hasta el secuestro, pasando por la posesión de armas de fuego y el tráfico de drogas.

Es por este último delito que Parada fue apresado y luego juzgado. La última información del caso, fue que estaba incomunicado en una cárcel de Kuala Lumpur y que tendrá que esperar dos años para saber si su condena será revocada.  “Como abolimos este castigo, las ejecuciones no deberían llevarse a cabo”, dijo la autoridad al periódico Star. La enmienda para suprimir la pena capital está en estudio en el parlamento.