Bolivia plantea a la ONU lucha antidrogas sin injerencias

0
20
Foto: El Deber

 

EL ACUERDO SE FORMALIZARÁ MEDIANTE UN DECRETO SUPREMO

 

El ministro Moldiz dijo en Viena que la lucha contra el narcotráfico en Bolivia tuvo mejores resultados desde la expulsión de la DEA, en 2008. Informó de que en los últimos años se redujeron los cocales

Bolivia postuló ayer ante las Naciones Unidas su propia forma de luchar contra las drogas y el narcotráfico como modelo a seguir para toda la región latinoamericana, dejando fuera lo que calificó como “interferencia” de Estados Unidos.

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dijo en la apertura de la 58ª sesión de la Comisión de Narcóticos de la ONU, en Viena (Austria), que los éxitos del Ejecutivo han dejado atrás “la sospecha de que Bolivia iba a ser permisivo con el narcotráfico”.

Señaló que en Bolivia se ‘nacionalizó’ la lucha contra las drogas en el año 2008 tras expulsar a la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). Hace dos semanas, en una entrevista televisiva emitida por Cadena A, el mismo Moldiz propuso intercambiar información con la agencia estadounidense antinarcóticos.

Según el Gobierno boliviano, desde la nacionalización de la lucha antidrogas, el país lleva a cabo una “lucha frontal” contra el narcotráfico, al tiempo que “ha dado estricto cumplimiento a los convenios internacionales”.

Para el diputado opositor Luis Felipe Dorado, Bolivia hoy por hoy no es un ejemplo de lucha contra el narcotráfico porque “durante el Gobierno de Evo hay más bolivianos detenidos por droga en el exterior, más avionetas incautadas y hay más altas autoridades, como el general Nina, manchando a las instituciones y al país”.

Resultados y alusiones
Asimismo, según el Gobierno, solo en los últimos tres años se ha logrado reducir la superficie de cultivo de la hoja de coca un 26%, hasta un total de 23.000 hectáreas.

Con la nueva forma de combatir las drogas, Bolivia ha logrado incautarse de unas 200 toneladas de cocaína entre 2006 y 2013, frente a las 67 toneladas del periodo 1988-2005.

“Creemos que hay que pasar de este exitoso modelo boliviano contra las drogas a proponer a la región la necesidad de debatir una estrategia regional de la lucha contra el narcotráfico”, señaló Moldiz en su discurso ante más de 100 delegados de todo el mundo.

“Y esta estrategia debe tener algunos principios: primero América Latina como territorio de paz, la no injerencia, la cooperación y el respeto a la soberanía”, propuso el ministro.

A su vez, destacó que Bolivia está “preocupada” por la insistencia de Estados Unidos, en lo que calificó como “estrategia fracasada” contra las drogas.

“Le toca sobre todo al país que ha liderado el fracaso contra las drogas tomar una decisión y dejar atrás sus viejos razonamientos porque el final seguirá siendo lo mismo”, agregó Moldiz, en una aparente alusión al Gobierno de Estados Unidos.

“Queremos un mundo sin drogas, un mundo con la cooperación, la solidaridad, un mundo multipolar, policéntrico, en que nos pongamos de acuerdo en las amenazas comunes sin necesidad de presiones de ninguna naturaleza”, concluyó.

La Comisión de Narcóticos es el órgano de Naciones Unidas encargado de deliberar sobre las políticas internacionales de drogas y su actual reunión se prolongará hasta el próximo 17 de marzo