Caso Belaunde: dinero para coimas llegó del exterior

0
40
Foto: El Deber

Parte del millón de dólares que presuntamente utilizó Martín Belaunde para sobornar a policías, jueces y otras autoridades bolivianas para que lo favorezcan, se  transfirió desde Estados Unidos y Colombia hasta  Perú, a la cuenta de una periodista del país vecino. De ahí siguió otros conductos para llegar a Bolivia y convertirse en coimas, informó  la Fiscalía.

“Se mencionó que hay algunos montos que se obtenían a través de depósitos desde Colombia y Estados Unidos a Perú, a una periodista que tengo entendido se encuentra aprehendida por autoridades peruanas, luego de conocer la evasión de Belaunde. De acuerdo con las declaraciones informativas, la suma total de estos montos es de aproximadamente un millón de dólares”, reveló ayer el fiscal departamental de La Paz, Paul Franco.
Tras la fuga del empresario peruano que buscaba refugio en Bolivia, se aprehendió al menos a 10 personas.

Fue a partir de la declaración de uno de estos aprehendidos, Yuliano Arista, conocido como el Curaca Blanco, que se supo que desde Perú se recogían fuertes sumas de dinero (desde 20.000 hasta 80.000 dólares) para distribuirlos entre jueces, policías, funcionarios de la Dirección de Migración y de la Comisión Nacional del Refugiado (Conare).

Arista, quien ofreció su casa en Bajo Llojeta para que Belaunde cumpliera su detención domiciliaria, declaró -según la imputación en su contra- que viajó a Perú para recoger dinero y entregarlo -por intermedio del abogado de Belaunde, Jorge Valda- a jueces en la sede de Gobierno. 
Las primeras investigaciones de la Fiscalía dan cuenta  que se entregó vehículos como pagos: un Mercedes Benz a un juez de La Paz, un Nissan Patrol para obtener un préstamo de 58.000 dólares y pagar a otros funcionarios.

Por ello Arista y el abogado Valda fueron imputados por cohecho activo y favorecimiento a la evasión.
Franco anunció que se agotarán todas las instancias (como recurrir a la Unidad de Investigación Financiera) para determinar las cuentas bancarias por las que pasó el dinero que -en un recorrido internacional- se presume llegó como sobornos a funcionarios públicos. “Recurriremos a todas las instancias. Hablamos de algunos montos que fueron transferidos a través de bancos internacionales”.

El abogado de Valda, Alberto Morales, manifestó que la Fiscalía se basa en una  sola declaración (la de Arista) para hablar de coimas que alcanzan el millón. “Nosotros no creemos en esta hipótesis. A estas alturas ya deberían tener más indicios, registros de transferencias para presentar en audiencia”.

Datos y trámites

Belaunde  Martín Belaunde  fue acusado en mayo de 2014 por  favorecer a empresas privadas con contratos millonarios por parte del Estado peruano. En diciembre del año pasado llegó a Bolivia para obtener refugio. Tras su fuga de una vivienda en la que guardaba detención domiciliaria (el 24 de mayo) fue capturado en Beni y extraditado a Perú.

Comisión  La comisión de fiscales que investiga la fuga y cohecho de Belaunde inició ayer los trámites para viajar a Perú y tomar  declaración al empresario peruano.
Citaciones   Al menos otras 10 personas de diferentes instituciones serán citadas por el Ministerio Público para declarar por la evasión y los presuntos actos de corrupción.

Dos personas fueron sentenciadas por la fuga del empresario

Hasta el momento dos personas fueron sentenciadas en juicio abreviado a tres años de cárcel por el caso de la fuga de Martín Belaunde. El primero fue Rodrigo Quispe Quispe, quien recibió en su casa, en Magdalena (Beni), al empresario. El segundo fue Freddy Vidovic, abogado de Yuliano Arista, el Curaca blanco.

“Son dos sentencias, ambas de tres años. Una para Quispe por favorecimiento a la evasión, uso de instrumento falsificado y falsedad material. La segunda para el abogado Vidovic, por favorecimiento a la evasión y cohecho en grado de complicidad”, informó ayer el fiscal departamental de La Paz, Paul Franco.

Ambos reconocieron su participación en los hechos y delitos y se conoció que, después de ser sentenciados, iniciarán los trámites para la suspensión condicional de la pena.  Asimismo, Franco anunció que la mayoría de los imputados en este caso, que son unas 10 personas, manifestaron su intención de reconocer su culpa e ir a procedimiento abreviado.

Ayer, el abogado Álvaro Durán  oficializó la solicitud de un procedimiento abreviado para Moisés Ocampo, Daniela Duarte (habitantes del domicilio del cual se fugó Belaunde), Polo de Lima y Gabriel Gonzales (sobrino y conocido del Curaca Blanco, respectivamente), todos imputados por favorecimiento a la evasión de forma indirecta del empresario peruano.

Alberto Morales, abogado de Jorge Valda (imputado por favorecimiento a la evasión y cohecho activo) manifestó que estas solicitudes no tienen el propósito de revelar la verdad, pues sólo se trata de la mejor salida para quienes saben que gastarán años y un montón de dinero sometiéndose a un juicio hasta demostrar su inocencia.  Ayer se suspendió por cuarta vez la audiencia cautelar en la que se definirá la suerte de otros tres imputados, entre ellos el abogado Valda.