Comcipo pide liberación de detenidos como condición para el diálogo

0
35
Foto: El Diario

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Jhonny Llally, dijo que la nueva condición para que se instaure el diálogo entre la organización a la que representa y el Gobierno, es la liberación de los más de 40 marchistas que fueron detenidos durante la violenta jornada de ayer.

“Tenemos conocimiento que el Vicepresidente (Álvaro García Linera) ha convocado al diálogo. Lo más importante es que se tenga que garantizar de forma escrita que quieren dialogar, si mandan una nota vamos a pedir la liberación de nuestros compañeros como condición para reunirnos”, sostuvo el dirigente.

Asimismo indicó que la dirigencia cívica aún solicita la  presencia del presidente Evo Morales en la firma de los acuerdos determinados, la transmisión de la reunión con la autoridades por los medios de comunicación, el ingreso irrestricto de número de miembros de Comcipo al encuentro y la mediación de instituciones como la Iglesia Católica.

Por otro lado, Llally denunció ilegalidad en el arresto de sus compañeros, ya que estos fueron detenidos cuando ni siquiera estaban participando en las movilizaciones.

“Fueron detenidos cuando estaban almorzando, cuando se trasladaban en vehículos del servicio público, en alojamientos. La Policía fue a los alojamientos y los sacaron de allí, entonces el Ministro de Gobierno (Carlos Romero) no puede prestarse a eso”, afirmó.

Ayer, después de que el primer encuentro entre ministros de Estado y dirigentes cívicos se frustrara, los marchistas, entre ellos mineros cooperativistas dinamitaron la puerta del Viceministerio de Régimen Interior e ingresaron al patio de la instancia para apedrear las ventanas de las oficinas.

Luego, la situación se tornó más violenta cuando efectivos policiales lanzaron gases lacrimógenos a los marchistas y los persiguieron hasta detener a muchos de ellos.

Un par de horas después de los hechos registrados, el vicepresidente Álvaro García Linera, convocó nuevamente al diálogo, pero pidió la presencia de dirigentes responsables que no provoquen a la violencia y estén a dispuestos a llegar a un acuerdo.

Según el reporte de la Red Uno, el número de detenidos ascendió a 51 y la menor de edad que se encontraba entre ellos, ya fue liberada. Se espera que la audiencia de medidas cautelares se realice hoy.

En tanto, en Potosí, la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedcomin) decidió en un ampliado enviar otra cantidad masiva de mineros a la ciudad de La Paz para reforzar las movilizaciones de Comcipo. Sus dirigentes repudiaron la presunta represión policial que sufrieron los marchistas, exigieron la presencia del Primer Mandatario en el diálogo que se pueda iniciar y la mediación de la Iglesia Católica.

Identificaron a cuatro infiltrados

Llally denunció que el movimiento cívico logró identificar a cuatro infiltrados en total, que habrían incitado a los manifestantes a actuar con violencia en la movilización de ayer y en días pasados cuando se registraron hechos similares.

“Primero hemos encontrado a un oficial de la Policía, pero que ya hemos liberado ayer con la mediación del señor (Waldo) Albarracín porque no queremos más problemas.  Así también, quien ha hecho el muñeco con la figura del señor Presidente (Evo Morales) fue una mujer policía”, acusó.

Esta mujer habría pasado la noche con los marchistas en más de una oportunidad. Fue identificada como infiltrada cuando una miembro de Comcipo la escuchó hablar por teléfono con un jefe policial.

“También, ayer, hemos identificado a un cadete de la Policía y un teniente que estaban entre nosotros. Ya los soltamos, pero queremos decirle al Ministro de Gobierno (Carlos Romero) que no mande más a los de inteligencia porque nosotros no estamos haciendo nada malo. Son ellos, los de inteligencia, los que están causando los daños en los inmuebles del Estado boliviano, esa gente agita y provoca al movimiento cívico ” aseguró.