Conisur se atribuye “control” de ingreso al Polígono 7

0
36

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Jacinto Noza, afirmó que la dirigencia controla el paso de cualquier persona al Polígono 7 y que actuaron de la misma forma con los miembros del Tribunal Internacional de los Derechos de la Madre Tierra que el domingo llegó hasta el lugar y fue retenido por más de cinco horas.

En una conferencia de prensa hoy, en la plaza Colón, Noza reconoció que los comunarios del Polígono 7 rechazaron el ingreso de la Comisión por temor a no recibir obras del Gobierno.

Indicó que el Gobierno respondió a todos sus pedidos y que por esa razón cuentan con antenas, colegios y antenas para cobertura de radio.

“No queremos que otras personas ajenas nos perjudiquen es una lucha grande que hemos tenidos desde la consulta hemos caminado para que nos den los proyectos, no es que el Gobierno ha venido a darnos”, manifestó. Añadió que aún luchan por acceder a viviendas sociales.

Ayer, el Ejecutivo gubernamental desconoció a la comisión de Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que nació como respuesta a la Primera Conferencia de los Pueblos sobre Cambio Climático, realizada en Tiquipaya en 2010, y en un encuentro con los miembros ratificaron la intención de construir la carretera por el Tipnis.

Enrique Viale, uno de los miembros de la comisión del Tribunal, que participó de la reunión, informó que la viceministra de Medio Ambiente, Cinthia Silva, ratificó la intención de construir la carretera por el Tipnis.

Sin embargo, añadió que aún no se cuenta con el diseño del proyecto ni la evaluación de impacto ambiental. “Nosotros preguntamos para qué se construyeron los tres puentes y ahí no pudimos encontrar una respuesta que explique por qué hay puentes tan grandes y qué van a comunicar”, dijo Viale.

 

EtiquetasCocaMASTIPNIS