Consumidores de drogas ilícitas tienen entre 25 y 35 años

0
47
Foto: Los tiempos

Un estudio de consumo de drogas lícitas e ilícitas en Bolivia realizado en 2014 revela que los mayores consumidores se encuentran, primordialmente, entre los 25 y 35 años de edad, seguidos por el grupo de 18 a 24 años.

Los datos fueron presentados ayer por el ministro de Gobierno Hugo Moldiz como parte de los resultados de la investigación que se realizó en nueve ciudades capitales más El Alto.

El estudio realizado durante siete meses, desde octubre de 2013 hasta junio de 2014, por la Universidad Católica Boliviana, determina además que “el consumo de substancias consideradas lícitas (alcohol, tabaco) es significativamente mayor a aquellas ilícitas (cocaína marihuana) y en el caso de los estimulantes tienen porcentajes marginales”.

La investigación financiada por la Unión Europea (UE) tuvo un costo de 80 mil dólares. El objetivo de la misma se centra en que cada departamento sepa a dónde debe apuntar sus políticas de atención y prevención.

La muestra se realizó en las nueve ciudades capitales más El Alto a través de la estimación de la prevalencia o incidencia de estas sustancias, según características sociodemográficas. Además, contempló aspectos como la de inicio del consumo, el patrón, el consumo problemático, la percepción de riesgo, la demanda potencial de tratamiento y la oferta y accesibilidad a las drogas.

Resultados

El estudio arroja un dato relevante que puede ajustar los esfuerzos del Gobierno en materia de prevención, es el referido a la edad de los consumidores, tomando en cuenta que las políticas estuvieron orientadas a los adolescentes. Los resultados muestran claramente que los grupos de mayor concentración de consumidores de sustancias lícitas e ilícitas se encuentran entre los 25 y 35 años; seguidos de aquellos que tienen entre 18 y 24 años.

El II Estudio Nacional de Prevalencia y Características del Consumo de Drogas en Hogares Bolivianos, el primero fue presentado el 2007, indica que en relación a las drogas ilícitas, las sustancias con mayores prevalencias anuales son la marihuana  con 1,27%, seguida de la cocaína 0,32% y los inhalables 0,30%”.

Otro dato significativo hace referencia a que el consumo de drogas lícitas es mayor en ciudades como Trinidad, La Paz, Sucre y Santa Cruz. Y el consumo de las sustancias ilícitas tiene fuerte presencia en Trinidad, La Paz y Santa Cruz.

El promedio nacional de consumo de alcohol es de 41,54%, algunas ciudades tienen índices superiores: Trinidad alcanza el 62,44%; El Alto, 51,64%; Cobija, 49,71% y Santa Cruz, 41, 11%.

Conflictos con la ley

En la investigación se ha establecido también que la mayor parte de problemas registrados se debe al consumo de alcohol, reflejado en el 3,85% del total de los encuestados. El 89,19% manifestó haber tenido algún conflicto con la ley durante el último año.

Similar cuadro se da al analizar los problemas ocasionados por el consumo de las drogas, donde el más frecuente (8,61% de la muestra) es haber faltado al trabajo o centro de estudios por consumir de alcohol. El 1,35% de los encuestados dijo haber sido despedido de su fuente laboral por esta causa .

“Por otra parte, la prevalencia anual de los inhalables, cocaína, pasta base y éxtasis, en todas las ciudades es menor al 1%, estas sustancias son mayormente consumidas por varones que por mujeres”, dice el informe.

Otro dato que llama la atención es el consumo de analgésicos por representar un índice “bastante alto”, especialmente en las ciudades de La Paz, El Alto y Oruro, “en un universo predominantemente femenino”.

Se necesitan estudios complementarios

El coordinador del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid), Savino Mendoza, informó ayer que además del segundo Estudio Nacional de Prevalencia y Características del Consumo de Drogas en Hogares de Bolivia se requieren otras investigaciones complementarias como por ejemplo con la población estudiantil, fronteriza y laboral.

Aseguró que los datos presentados por el Ministerio de Gobierno “ayudan a evidenciar un panorama de la población que consume (sustancias lícitas como ilícitas) que implica un trabajo directo, así como con la población vulnerable”.

Por su parte, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Gonzalo Lazcano, indicó que estos datos servirán para  generar políticas de prevención y atención directa  a la población de acuerdo a los parámetros que marca el estudio.

“Somos generadores de políticas y coordinadores de esas políticas para su ejecución con los municipios, las gobernaciones y las entidades operativas, como la Policía, pues es nuestro trabajo cooperar con aquello”, indicó.

Dijo que al Gobierno sólo le queda “combatir” el consumo del alcohol, de la droga y algunos otros estupefacientes, porque se trata de un lucro para los narcotraficantes y para los contrabandistas.