Defensor: Sacha no puede ser excluido de responsabilidad

0
12

Señaló que dejar a Llorenti fuera del caso “podría generar uno de los episodios más contradictorios en el proceso de construcción del Estado plurinacional”.

“Llorenti no puede ser excluido de responsabilidad”, dijo ayer el defensor del Pueblo, Rolando Villena, al referirse a la decisión de la Fiscalía de excluir definitivamente  al exministro de Gobierno Sacha Llorenti de la investigación sobre la violenta represión policial a la VIII marcha indígena en defensa del TIPNIS, el 25 de septiembre de 2011. 
“El exministro de Gobierno no puede ser excluido de responsabilidad, especialmente si la serie de acciones violentas por parte de efectivos policiales contra los indígenas se mantuvo durante más de 12 horas sin que las autoridades, ni Llorenti, hayan tomado ninguna acción para detenerla”, señaló Villena, según comunicado de la Defensoría.
El Ministerio Público apartó definitivamente al exministro de Gobierno Sacha Llorenti del caso Chaparina porque no halló “indicios directos” de responsabilidad, debido a que “la cadena de mando se rompió”.

Villena anunció que realizarán un “análisis exhaustivo de la decisión del Ministerio Público y de todo el proceso que derivó en esta decisión, y emitiremos una posición definitiva señalando, si fuera preciso, las acciones que se podrían tomar, en el marco de la ley y de nuestras competencias”.
Afirmó que “existe preocupación por esta decisión”, porque “se apartan del principio de justicia y podría generar uno de los episodios más contradictorios en el proceso de construcción del Estado plurinacional, al que debemos cimentar sobre la base de la igualdad y el respeto a los derechos humanos”, agregó.
No es la primera vez que el defensor del Pueblo se refiere al caso Chaparina. 
En  noviembre de 2011, esta institución emitió un informe en el que señala que hubo una serie de “tratos crueles, inhumanos y degradantes” e incluso, según los testimonios recogidos de los marchistas, “actos de tortura” en los hechos del 25 de septiembre de 2011 en Chaparina.

El martes pasado, el exministro Llorenti  dijo que desconoce la decisión de la Fiscalía.

Declaraciones que apuntan a Sacha
Boris Villegas (exfuncionario del Ministerio de Gobierno), desde el penal de Palmasola, dijo en 2013 que ministros ordenaron y controlaron la represión a los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) en Chaparina, el 25 de septiembre de 2011. Nombró al exministro Sacha Llorenti.
El defensor del Pueblo emitió un informe en el que apunta a 18 personas -entre autoridades, jefes policiales y funcionarios del Ministerio de Gobierno- como los responsables del hecho. Según el informe, el exministro Llorenti planificó la intervención junto a jefes policiales el 24 de septiembre de 2011. 
Días después de la represión a los indígenas en Chaparina, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que conocía a quien había dado la orden para intervenir la marcha indígena contra la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, pero afirmó que “no lo iba a decir”.