Dengue y Covid-19: advierten de infecciones en simultáneo

0
87

En medio de la escalada de contagios de coronavirus reaparece el dengue como otra amenaza a la salud de los cruceños, con un caso de muerte por infección de Covid-19 y dengue en simultáneo, lo que enciende las alarmas de las autoridades sanitarias sobre el riesgo de una sindemia y lo grave que puede resultar contraer ambos virus a la vez.

La víctima es un adulto joven, cuyo caso fue reportado en el Norte Integrado y que tuvo complicaciones hemorrágicas por el dengue y complicaciones pulmonares debido al Covid-19, que lo llevaron a la muerte en poco tiempo. Se trata del segundo caso de coinfección de dengue y Covid-19 confirmado en lo que va de la pandemia de coronavirus, en Santa Cruz.

El caso ha despertado la preocupación de las autoridades sanitarias ante la posibilidad de que pueda haber sindemia, que es el término técnico que hace referencia a una situación epidemiológica, en la que una región se enfrenta simultáneamente a más de una epidemia, explica el gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado.

Además, existe el riesgo de que estas enfermedades se propaguen hasta saturar los servicios de salud, y a las autoridades sanitarias les preocupa que se presenten afectados con ambas infecciones que desarrollen cuadros graves.

“Es muy peligroso porque ambos virus producen enfermedades graves y, por ende, pueden llevar a la muerte. Si un virus solo, ya sea el dengue y el Covid-19, puede llevar a la muerte, imagínese si se contrae los dos, deprimen más el sistema inmunológico y como en este caso que ya hemos registrado, hubo complicaciones hemorrágicas por el dengue y complicaciones pulmonares por el Covid-19″, dice el epidemiólogo del Sedes.

Además de este caso, cuando la pandemia recién comenzaba a expandirse en el departamento cruceño, una persona de 31 años fue diagnosticada con ambos virus. Necesitó internación, pero tras un mes superó ambos males.

La responsable del Programa Dengue del Sedes, Mariana Palacios, indicó que lo más seguro es que hayan más casos y que estos no estén siendo captados debido al temor que aún tiene la población de asistir a los centros de salud.

Precisamente, a propósito de la sindemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que es importante que en los lugares donde, además del Covid-19, circula dengue, los profesionales de salud sean conscientes de que el paciente puede tener dos infecciones.

El organismo internacional recomienda llevar a cabo pruebas no solo para conocer la situación del coronavirus, sino también para poder detectar y diferenciar las enfermedades.

La OMS también llama a garantizar el manejo clínico adecuado de casos sospechosos de dengue. “Se debe fortalecer la capacidad en el nivel primario de salud. Los trabajadores de la salud deben centrarse en el diagnóstico clínico temprano y el reconocimiento de signos de alarma de severidad en dengue (como dolor abdominal o sensibilidad, vómitos persistentes, acumulación clínica de líquido, sangrado de la mucosa, letargo, inquietud, agrandamiento del hígado> 2 cm y aumento del hematocrito)”.

El personal también debe estar capacitado para reconocer las similitudes y diferencias en los signos y síntomas de ambos cuadros para que los afectados reciban la asistencia necesaria y no se compliquen.

Las dos enfermedades pueden compartir síntomas como el cuadro febril, el dolor de cabeza, los dolores musculares, el decaimiento o malestar general (astemia), las náuseas y los vómitos. Ambas pueden traer, además, implicaciones gastrointestinales; sin embargo, hay diferencias marcadas, como el hecho de que en el dengue la fiebre es más alta y hay disminución de plaquetas, mientras que el coronavirus se presenta con tos y dolor opresivo en el pecho (ver infografía).

OTROS CASOS

 

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, en lo que va de este año 30 pacientes han enfermado de Covid-19 inmediatamente después de haber superado el dengue y viceversa, en el país.

La responsable nacional del Programa Dengue, Carla Romero, explicó que entre los afectados se tuvo personas de todas las edades y en su mayoría superaron ambas enfermedades sin complicaciones. “Cuando hacemos un análisis a estos pacientes, vemos que registran anticuerpos positivos para dengue y están cursando con patología de Covid-19 “, dice la autoridad.

DENGUE EN EL PAÍS

 

En cuanto al dengue, este año hasta la semana epidemiológica 16 (hasta el 24 de abril) se confirmaron 1.373 casos en el país. La cifra es baja considerando que en el mismo periodo de 2020 se registraron 110.000 casos.

Los casos de la presente gestión se distribuyen en siete departamentos, siendo La Paz, Beni y Pando los más afectados.

En La Paz se registraron 653 afectados, principalmente en los municipios de Caranavi (203), Palos Blanco (85), Chulumani (73) Mapiri (75) y La Asunta (45). Chulumani por primera vez presentó casos de dengue, dice los datos oficiales.

Beni registró 412 afectados, principalmente en Riberalta (119), Trinidad (91), Santa Ana (85) y Guayaramerín (71).

Pando suma 213 casos, de los cuales 206 corresponde a Cobija.

En el caso Santa Cruz, suma solo 20 casos, de los cuales 15 se registraron en la capital cruceña, tres en Montero, uno en El Torno y uno en San Rafael.

COMBATIR AL VECTOR

Las autoridades piden eliminar los criaderos de mosquito para evitar que el dengue se convierta en otro problema grave de salud, puesto que se mantiene bajo control.

“La época más propicia para el aumento de casos es la época de lluvia, donde aparecen más mosquitos y los criaderos proliferan porque hay aguas estancadas. Mientras que en la época de bajas temperaturas se convierte en un aliado natural para frenar al dengue, porque el mosquito transmisor se queda inactivo”, explicó Romero.

El gerente de epidemiología del Sedes enfatizó en que es necesario la realización de acciones de “promoción, prevención, a través de destrucción de criaderos”.

Romero explicó que una persona puede enfermar hasta cuatro veces de dengue porque hay cuatro cepas distintas. “El riesgo es que cada vez que la persona aumenta la probabilidad de que sufra un cuadro grave”, insistió.