El Combo 12, coima que una red recibía por el ingreso a Anapol

0
54

Una red de corrupción que involucra a altos jefes policiales cobraba entre 10.000 y 14.000 dólares para permitir el ingreso de postulantes a la Academia Nacional de Policías (Anapol). Este dinero iba destinado al llamado Combo 12, que incluía la aprobación de 12 pruebas y exámenes sin esfuerzo alguno.

Fuentes policiales que siguen de cerca la investigación de la manipulación de notas para la admisión en la Anapol de este año informaron a Página Siete que la red de corrupción estaba conformada por al menos siete jefes de la institución del orden, entre coroneles y generales.

Los mismos tienen relación con el Comando General y con la academia policial, según las fuentes entrevistadas.

La Fiscalía abrió una investigación por la manipulación de calificaciones de al menos 351 postulantes para ingresar a la Anapol en esta gestión. Ayer, se conformó una comisión de fiscales que también investigará a “oficiales del Comando”, nombrados por una médica implicada en el caso.

De acuerdo con la información de las fuentes policiales, la red funcionaba en tres niveles: el primero integrado por tres o cuatro oficiales, cada uno con   un rol específico  en las unidades de evaluación de salud, educación física y de conocimientos.

“Ellos eran los que se encargaban de suplantar las notas, con ayuda de las empresas que contrataron”, informó una de las fuentes entrevistadas.

Otros oficiales de esta red de corrupción, del segundo nivel, estaban a cargo del cobro del dinero y del acercamiento con los postulantes o con los padres, mediante terceras personas. “Ellos no aparecen, ni sus nombres, porque usaban a otras personas para realizar los altos cobros. No estamos hablando de poco dinero, es mucho dinero”, dijo la fuente consultada.

Finalmente, en el tercer nivel estaban los oficiales con más años de carrera, quienes recibían el dinero y definían también qué aspirantes merecían el ingreso a la Anapol y quiénes no. “Ellos aseguraban que los nombres de los postulantes estarían en la lista de aceptados”.

El Combo 12

En total suman 12 las pruebas de toda índole que los postulantes deben aprobar para ser parte de la Anapol. La red de corrupción garantizaba que el joven alcance las máximas calificaciones  con el pago de entre 10.000 y 14.000 dólares.

“En caso de que un aspirante sabía que, por ejemplo, en educación física le iba a ir bien, entonces ya no pagaba por esa prueba pero  sí por el resto. El costo bajaba”, explicó la fuente policial entrevistada.

Y ese procedimiento se hacía con las otras pruebas también. Si un aspirante no quería pagar por tres porque sabía que le iba a ir bien, entonces aseguraba las notas de las otras en las que tenía dudas y menos capacidades para aprobar.

Sin embargo, no sólo en las pruebas para el ingreso había corrupción. Según las fuentes policiales, en caso de que un joven realice las pruebas respectivas debido a que no tenía dinero para asegurar su admisión, apelaba a la Comisión de Máxima Instancia.

“Si no contaban con recursos optaban por cada prueba apelando a la máxima instancia que era el Comité. Si se aplazaban en una de las pruebas, impugnaban y con dinero solucionaban el aplazo y luego sus nombres aparecían en la nómina de los aprobados”, dijo la fuente policial.

De acuerdo con  lo que afirmaron las fuentes policiales a Página Siete, el Combo 12 tiene “que ser investigado por el Ministerio Público, tienen que caer las cabezas de esta red de corrupción que mancha la institución. Sería muy injusto que sólo caigan los eslabones chicos, hay otros que están en niveles superiores que tienen mucho que ver con esta red”.

En 2012

  • Cadetes El ingreso irregular de 54 cadetes a la Academia Nacional de Policías llegó a salpicar al entonces comandante policial, Jorge Santiesteban, quien supuestamente avaló esta ilegalidad. La Fiscalía lo aprehendió en una primera instancia;  lo citó más de siete veces a declarar, pero no fue implicado en el proceso hasta la fecha.

FELCC pide informe para determinar responsabilidad de CMI

Página Siete / La Paz

Los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) pidieron un informe a la Comisión de Máxima Instancia (CMI) con el fin de determinar la responsabilidad de sus integrantes durante el proceso de admisión a las instituciones  de formación policial, que fue anulado por completo debido a  la manipulación de notas.

“Estamos a la espera de  un informe de la CMI para que  nos permita revisar quiénes conformaron los subcomités de calificación. Es decir, para cada área especializada, conocimiento, psicología y educación física, había personal delegado por diferentes entidades”, informó ayer el director departamental de la  FELCC, Johnny Aguilera.

Señaló que el informe también  fue solicitado luego de que el  teniente Freddy Tiñini, uno de los dos detenidos en este caso, citó el nombre de una persona que le envió los resultados de las pruebas psicológicas.

El jefe policial dijo que se debe corroborar que esta persona es parte de la CMI.

Aguilera señaló que este informe servirá también para identificar, en una línea de tiempo, qué actividades realizaron estas personas, antes, durante y después de las evaluaciones hechas a los postulantes a la Anapol y cómo se procedió a la calificación.

Dijo además que por el momento la investigación permitió identificar irregularidades “llamativas” en el proceso de contratación de las dos  empresas encargadas de la evaluación psicológica.

La primera irregularidad es que las empresas tenían direcciones distintas de las que figuran en el contrato de adjudicación. La segunda   es que la tabulación de los resultados debía  realizarse de forma digital pero, según los indicios que tienen, las empresas sistematizaron las notas de forma manual.

Según la FELCC, la contratación de estas dos empresas se dio bajo presión.

 

EtiquetasCorrupción