Incendios afectan ocho municipios y tres áreas protegidas de Santa Cruz 

El Deber
0
218
Incendios forestales Santa Cruz 2021

Los vientos juegan en contra en la lucha contra los incendios forestales, por lo que la afectación aumenta tanto en vegetación como en animales silvestres que tratan de escapar de las llamas. A los seis municipios que registraban incendios activos el miércoles, se sumaron Charagua, Postrervalle y Pailón, donde el fuego ha alcanzado a tres pulmones ecológicos, por lo que son ocho los municipios que están siendo azotados por las llamas.

El fuego llegó al área protegida Ñembi Guasu, en Charagua, mientras que en Postrervalle se registró un incendio en el Área de Manejo Integrado ANMI Río Grande-Valles cruceños y en Pailón, en el área protegida departamental Laguna Concepción, según la Gobernación.

Yovenka Rosado, jefa de la Unidad de Bomberos Forestales de la Gobernación, informó que hasta ayer había15 puntos de incendios en ocho municipios.

Entre los más afectados está San Ignacio, con un incendio en la comunidad San Bartolo; en Concepción, uno en Villa Hermosa; en Roboré hay tres; en San Matías y San José de Chiquitos hay cuatro puntos en cada uno; en Pailón, hay uno en el área protegida Laguna Concepción; uno en el área protegida Valles cruceños en Portrervalle; y uno dentro del área protegida Ñembi Guasu en Charagua.

En lo que va del año se han atendido 115 emergencias por incendios forestales y se registran 280.000 hectáreas afectadas en todo el departamento cruceño.

La Gobernación continúa desplazando brigadas y ayer lo hizo hacia Concepción, San José de Chiquitos, Pailón, Roboré y Charagua.

La funcionaria de la Gobernación indicó que las labores de mitigación se centran especialmente en áreas próximas a comunidades y en pulmones ecológicos, a fin de evitar el menor daño posible a la flora y fauna de incalculable valor. Sin embargo, esto no siempre es posible porque las condiciones climatológicas muchas veces juegan en contra.

Precisamente ayer partieron brigadas a Charagua que operarán en Ñembi Guasu, el área de conservación ‘más joven’ del departamento cruceño, cuyo nombre en guaraní significa “el gran escondite”.

Fue creada en 2019 a través de la Ley de Consolidación y Establecimiento de Límites del Área de Conservación e Importancia Ecológica Ñembi Guasu en el Territorio Autónomo Indígena de Charagua. Es considerada parte del ecosistema del bosque seco más grande del mundo.

No ha logrado recuperarse de los incendios de 2019 y ahora nuevamente su riqueza ambiental está siendo amenazada por las llamas.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COEM) de la Autonomía Indígena de Charagua, Ademar Flores, indicó que se están cumpliendo con los procedimientos para declarar desastre por incendios en Charagua, según el reporte de radio Charagua-Santa Cruz.

Agregó que la Asamblea Legislativa de ese territorio aguarda el informe, técnico, legal y administrativo del Ejecutivo para proceder con la promulgación de la ley autonómica de declaratoria de desastre.

Flores señaló que la Gobernación ha ofrecido su ayuda para frenar el avance del fuego en el Área de Conservación e Importancia Ecológica Ñembi Guasu, pero también esperan apoyo del Gobierno nacional y, para ello están cumpliendo con los procedimientos que indica la normativa vigente.

Roboré

El director del Área Protegida Departamental del Valle de Tucabaca, Richard Rivas, informó que el municipio ya lleva 19 días luchando contra los incendios forestales.

Cuando ya se trabaja en la liquidación del fuego en la zona de Naranjos, una nueva emergencia de magnitud en la zona de Chochís movilizó a las brigadas que ya han empezado a sentir el agotamiento por las operaciones que demandan bastante esfuerzo, porque implica el desplazamiento a pie a zonas de difícil acceso.

En la zona operan varios grupos de bomberos, entre ellos los de Quebracho, que ayer estuvieron monitoreando los puntos de fuego que aún quedan en la serranía, en zonas de difícil acceso. Se espera terminar hoy el trabajo de liquidación, según David Castedo, del grupo Quebracho.

Rivas complementó que el fuego se originó hace tres días y en este tiempo ya avanzó 25 kilómetros hacia el sur, penetrando a Charagua. “Los fuertes vientos y las características de la vegetación (con pastizales y monte tupido bajo), hace que la propagación del fuego sea mucho más rápida”, manifestó Rivas. Según los reportes hasta el miércoles el fuego ya había consumido 6.000 hectáreas en esa zona.

Rivas indicó que el apoyo que han recibido de parte del Servicio de Caminos y del Gobierno Municipal de Roboré con la dotación de maquinarias ha sido de gran ayuda para abrir brechas cortafuego, que permitieron el control del incendio en Naranjos; además destacó el trabajo de los brigadistas, bomberos y guadarparques.

El incendio en esa zona afectó unas 5.000 hectáreas del Área Protegida del Valle de Tucabaca.