Santa Cruz: el 73% está en riesgo extremo de sufrir incendios

El Deber
0
307
Incendios Forestales Santa Cruz 2020

El reporte del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) no es alentador.

Yovenka Rosado, jefa de la Unidad de Bomberos Forestales de la Gobernación, informó que hasta ayer ya se contaban seis municipios con emergencias por incendios. A San Ignacio de Velasco, San Matías, Roboré y Ascensión de Guarayos se sumaron Pailón y San José de Chiquitos.

En el municipio de San Ignacio se atendió una emergencia por la comunidad San Bartolo; en Concepción, por la comunidad Villa Hermosa; en Roboré se reportaron tres emergencias, una por el gasoducto que colinda con Ñembi Guasú, otro por las comunidades Naranjo y Candelaria y por la Serranía del Valle de Tucabaca, que ya fue controlado y, por último, también se registró un incendio por la zona de Chochís.

En San Matías, hasta ayer se estaba trabajando en cuatro puntos de incendios, todos cercanos a estancias. En San José también se alertó sobre cuatro emergencias, una por Taperitas, la segunda por la comunidad Soto, la tercera por la comunidad Victoria, y la cuarta por Lajas. “La que nos preocupa es la emergencia de Lajas, que está cerca de una TCO, Santa Teresita”, informó Rosado.

En Pailón, la emergencia se detectó dentro del área protegida departamental Laguna Concepción.

Sobre los trabajos realizados, Rosado explicó que en San Matías y en Roboré se está haciendo un trabajo coordinado con guardaparques, militares de las Fuerzas Armadas, bomberos de la Policía y un grupo voluntario de La Paz. “En estas dos emergencias también se cuenta con cisternas y camionetas de la Autoridad de Bosque y Tierra (ABT)”, dijo.

En cuanto a Concepción, se está trabajando con técnicos del municipio, de la Subgobernación y bomberos voluntarios. A San José se estaba desplazando una unidad de bomberos voluntarios, y se aprobó el envío de una brigada de instructores de bomberos forestales, lo mismo para Concepción y a Pailón.

Desde el martes 17 apoyaron las labores en Roboré los bomberos voluntarios Quebracho, que están trabajando en el incendio de Chochís.

Riesgo extremo

Para ayer, y tomando en cuenta las condiciones climáticas, el déficit de precipitación y la sequía por la que atraviesa el departamento, el Satif concluyó que Santa Cruz se encuentra en riesgo extremo de ocurrencia de incendios forestales en un 73%.

El lunes, el Satif había reportado 19 focos de quema; sin embargo, ayer ya sumaban 72 focos en el departamento. “En lo que va del mes ya se alcanzaron 3.099 focos de quema, y en el transcurso del año se reportaron 17.823 focos de quema. Los municipios que concentran la mayor cantidad de focos de quema son San Matías, San Ignacio de Velasco, Concepción y El Carmen Rivero Torrez”, indicó la jefa de los bomberos de la Gobernación.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, dijo que, si bien el permiso de quemas finalizó el 31 de julio, hay muchas propiedades que están con el terreno preparado para quemas en Guarayos.

“Hemos advertido esta situación al alcalde municipal, la Policía está tomando nota de todas esas propiedades porque tienen que hacer rastrillaje y llegar donde el propietario para advertirle que ya tenemos conocimiento de esto y que eviten prender fuego. Si se prende fuego, Ascensión de Guarayos realmente será un polvorín. No olvidemos que Guarayos tiene características especiales”, dijo.

Calvimontes reconoció que hay debilidades en la norma, con respecto a las sanciones penales, pero aseguró que la ABT y el Ministerio Público siguen 37 procesos administrativos y cuatro procesos penales a los autores.

“Hay mucha debilidad en la norma, no solo en la Ley Forestal, sino también en el Código Penal para poder sancionar de forma ejemplar al culpable”, reconoció, aunque no mencionó el reclamo permanente de los ambientalistas, sobre las leyes del combo incendiario. Ya antes, Calvimontes dijo que los incendios son provocados por los hacendados.

Herido

Un adulto mayor, Rafael Mendoza, se enfrentó al fuego para salvar sus pertenencias y a sus animales. Sufrió quemaduras de segundo grado y perdió sus bienes, recién fue atendido después de 12 horas, gracias al auxilio de los bomberos voluntarios Quebracho.

Los voluntarios registraron, además, animales muertos, entre ellos un oso bandera, que no resistió los daños del fuego en su cabeza.